Economía Por Sofía Barruti
Jueves 22 de Septiembre de 2016 11:29:00

A horas de la cumbre de la CGT, Macri busca desactivar la amenaza de paro con dos gestos a los gremios

22-09-2016 Pese a las impugnaciones, el Gobierno reconoció al triunvirato como las nuevas autoridades de la central reunificada y el ministro Prat Gay los convocó a una reunión el próximo jueves. Desde el movimiento obrero hablan de dejar en "stand-by" las medidas de fuerza

Reciba noticias en su e-mail

A pocas horas de la cumbre de la CGT reunificada donde los sindicatos definirán si rompen o no su relación con Mauricio Macri, el Gobierno tuvo dos gestos hacia la central obrera y calmó -un poco- los ánimos de los trabajadores que ya hablan de dejar en "stand-by" el paro nacional con el que venían amenazando para octubre.

El primer gesto lo obtuvo del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien les otorgó una certificación provisoria de autoridades al flamante triunvirato de la CGT reunificada integrado por el moyanista, Juan Carlos Schmid, el barrionuevista Carlos Acuña y Héctor Daer, que representa al sector antiguamente liderado por Antonio Caló.

Se trata de uno de los puntos que los gremios reclamaban.

El segundo guiño lo hizo el titular del Palacio de Hacienda, Alfonso Prat Gay. Los convocó a una reunión el jueves de la semana que viene.

Así lo confirmó el vocero de la CGT, Jorge Sola, en una conferencia de prensa después de la reunión que se llevó a cabo en la sede de Azopardo al 802 este miércoles.

Los dirigentes gremiales esperan ahora un paso más y que el propio Presidente participe del encuentro el 29 de septiembre. Quieren dejar de hablar con intermediarios y escuchar de la boca de Macri cuáles son las respuestas a sus demandas.

Los principales reclamos de los gremialistas son: un bono a fin de año que compense lo que se "comió" la inflación de los sueldos acordados en las negociaciones de principio de año, la reapertura de las paritarias, excluir a los trabajadores del Impuesto a las Ganancias del medio aguinaldo de diciembre, el correspondiente aumento de emergencia a los jubilados.

El líder camionero, Hugo Moyano, es el más enojado con Cambiemos. El apoyó a Macri durante la campaña presidencial en 2015 y ahora se siente defraudado.  "Mintió descaradamente", dijo sobre los cambios en Ganancias.

Y criticó el rechazo del Gobierno a la reapertura de paritarias. "Que no se meta" en las negociaciones entre sindicatos y empresas, dijo.

Sin embargo, pese a la furia del camionero, fuentes sindicales reconocieron ante iProfesional, que "el viernes no va a haber fecha de paro, casi con seguridad".

"El Gobierno necesita equilibrio. Como trabajadores nos tenemos que organizar para que haya diálogo", razonó Carlos Acuña, el dirigente que integra el triunvirato cegetista y representa al sector de Luis Barrionuevo.

"Estamos mal, pero no hay que apagar el fuego con nafta", insistió.

Acuña reivindicó entonces el actuar de la Confederación y resaltó su "prudencia".

"Hasta ahora la CGT ha sido prudente. No ha escuchado los aprietes de nadie queriendo convocar a un paro de un día para otro", marcó.

Por su parte, fuentes cercanas al moyanista Schmid, también evitaron la confrontación.

"Los reclamos hay que hacerlos porque así lo exigen los trabajadores", explicaron a etse medio, pero aclararon que siempre tienen "actitudes conciliadoras" a la hora de negociar.

"Hay unos compañeros que quieren una medida de fuerza de forma inmediata y otros que no. Va a haber consenso y disenso", explicó un vocero de UTA.

"Al Confederal se llega en una posición dividida respecto a definir o no la fecha de un paro", afirmó.

La postura más combativa hoy la mantienen abiertamente los bancarios que este jueves realizan una fuerte movilización en el microcentro porteño y meten presión para que la CGT convoque a un paro nacional.

"La posición de los bancarios es una cuestión más política de los secretarios generales. Hay un consenso bastante mayoritario de UTA, La Fraternidad, el Balizamiento, UOCRA, UPCN e incluso hasta el sector de Moyano de dilatar el anuncio de un paro", confió a iProfesional una fuente sindical.

La Cumbre


La cúpula de la CGT, acompañada de los 124 gremios adheridos, decidirá este viernes en el Comité Central Confederal, la postura respecto a un plan de acción de aquí en adelante.

A pesar de los disensos, la idea de un paro general resulta cada vez más lejana.

Mientras tanto, las dos CTA -la de Pablo Micheli y la de Hugo Yasky- y los movimientos sociales se mantienen expectantes con las armas en alto decididos a llevar sus reclamos a la calle.

Reciba noticias en su e-mail