Tecnología

Los autos "inteligentes" y conectados a Internet, los nuevos reyes del CES de Las Vegas

11-01-2017 Más allá de vehículos eléctricos y autónomos, la feria fue el escenario para el anuncio de acuerdos de cuatro automotrices con tres gigantes tecnológicos para incorporar sus asistentes virtuales controlados por comandos de voz en los nuevos vehículos.
Por César Dergarabedian, enviado especial al CES 2017, Las Vegas, EEUU.
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Hace una década Bill Gates, entonces CEO de Microsoft, invitó al escenario a su presentación en la feria CES, el mayor show de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y la electrónica de consumo masivo de los EE.UU, a Mark Fields, el máximo ejecutivo de Ford, para hablar sobre Sync, una plataforma del gigante del software para los automóviles.

En la edición 2017 de este encuentro desarrollado entre el 5 y el 8 de enero en la ciudad de Las Vegas, los autos coparon la parada y se llevaron la mayoría de los reflectores mediáticos.

Ford anunció este mes en la capital del juego estadounidense sus apuestas: el coche del futuro no se poseerá sino que será por suscripción. Y en 2021 llegará su modelo autónomo, sin conductor.

Mientras tanto, BMW dejó ver una de sus autos que funcionará gracias a la inteligencia artificial en lugar de contar con un piloto humano.

Una de las automotrices que más atención tuvo fue Faraday Future, que había sido presentada en la edición de 2016 y con capital chino.

Este año, esta marca presentó su primer modelo inteligente y totalmente eléctrico, el FF91, que se puede reservar por 5.000 dólares pero se ignora la fecha de entrega o precio final. Este auto es más veloz que cualquier deportivo y que los actuales vehículos de Tesla. 

De acuerdo con Faraday, el FF91 desarrolla hasta 1,050 caballos de fuerza y puede acelerar de 0 a 60 millas por hora en 2,39 segundos, con lo que superaría al Tesla Model S P85, que lo hace en 2.5 segundos.

Mercedes anunció un sistema de transporte híbrido, que combina sus furgonetas con los drones de Matternet, una empresa inicial nacida en la Singularity University, para ofrecer reparto de punto a punto con una solución ingeniosa. 

Honda lanzó un NeuV (Nuevo vehículo urbano) un biplaza futurista que recuerda al modelo sin volante ni pedales de Google.

Alianzas entre automotrices y tecnológicas
Pero más allá de autos eléctricos y autónomos, el CES fue el escenario para el anuncio de acuerdos de cuatro automotrices con tres gigantes tecnológicos para incorporar sus asistentes virtuales controlados por comandos de voz en los nuevos vehículos.

Algunos modelos de Hyundai Google Assistant se integrará con el sistema Blue Link y los conductores podrán encender el auto, ajustar el aire acondicionado, trabar el seguro de las puertas o precisar el sitio de destino con comandos de voz.

Nissan y BMW incorporarán el asistente Cortana de Microsoft en un "futuro cercano", según anunciaron en la feria.

BMW analiza una serie de alternativas para combinar en sus próximos modelos de coche a Cortana con su sistema BMW Connected.

Este sistema puede desarrollar tareas como, por ejemplo, "brindar un recordatorio en ruta sobre una próxima cita para la que aún no se ha fijado ningún lugar", informó la compañía.

"Y Cortana pude usarse para obtener una recomendación sobre un restaurante y reservar una mesa", añadió.

Ford anunció la incorporación de Alexa, con el que los conductores podrán acceder a búsquedas o consultar información mediante comandos de voz.

La integración de los autos de Ford con Alexa será posible a través de una nueva aplicación móvil conectada a una plataforma de código abierto que le permite a los desarrolladores crear aplicaciones compatibles con todos los fabricantes de autos, evitando la necesidad de adaptarlos a las especificaciones de cada uno de manera individual.

Hoja de ruta a un nuevo transporte
Durante la última década, la industria automotriz tuvo más cambios que en los 50 años anteriores. La introducción de vehículos eléctricos, carros conectados a internet y la tendencia hacia la autonomía en conducción se han convertido en aceleradores tecnológicos en el sector, según describió en el CES Carlos Ghosn, director ejecutivo de Nissan Motor.

Esta evolución hace imposible predecir con exactitud el futuro de la industria, aseguró durante una conferencia este directivo, que ofreci[o unas proyecciones que apuntan a una mayor integración del auto y la tecnología.

Según Ghosn, el 15% de los automóviles en el mundo serán completamente autónomos en el 2030; para ese año, el 25% de los vehículos automotores que circulen en zonas urbanas serán eléctricos desde el 1% del 2015. Y pronostica que para el 2025, el 100% de los carros ya estarán conectados a Internet.

Estas proyecciones son "conservadoras", aseguró el directivo quien también encabeza la alianza Nissan-Renault. Aunque abren un nuevo escenario en la movilidad y transporte en las ciudades.

"Las personas en promedio pasan una hora en su auto diariamente en Estados Unidos. Pero los consumidores quieren realizar viajes más cómodos y seguros además de realizar videoconferencias o consumir contenido por lo que esperan conectividad en el camino, sobre todo las generaciones más jóvenes", dijo.

La competencia en el sector automotriz aceler[o la integración tecnológica con vehículos cero emisiones, conectados a Internet y capaces de que en un futuro puedan recorrer las calles sin necesidad de un conductor. 

Las compañías tradicionales como Audi, Ford, Honda, Toyota, General Motors o Vokswagen ahora enfrentan a las tecnológicas como Apple, Google, Uber, Tesla o Faraday Future quienes demuestran mayor integración de cómputo e inteligencia artificial en el encuentro de tecnología.

A diferencia de sus competidores, Nissan divulg[o un camino detallado de desarrollo tecnológico para alcanzar el objetivo de los vehículos sin conductor bajo un concepto que llama "Movilidad Autónoma Continua" (SAM, por su sigla en inglés) conformado por conducción, energía e integración inteligentes.

La autonomía llegará en cuatro etapas. La primera será la conducción autónoma en un solo carril en calles y avenidas. Esto ya está en marcha e integrado en minivans que comercializa en Japón.

La segunda etapa llegará en 2018 cuando se logre una autonomía de la conducción en distintos carriles de las avenidas y que el vehículo pueda cambiar entre ellos.

En tercer lugar será la conducción autónoma en zonas urbanas para finalmente llegar a una "completa autonomía en el manejo" para el 2020, que se espera inicie pruebas en Tokyo en tres años.

Este proceso, según Ghosn, tiene un objetivo: "lograr una conducción cero emisiones y cero fatalidades".

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR