Management

Estudiantes del MIT vienen a Argentina para hacer prácticas de negocios en tecnología y marketing

06-02-2017 Como cada año, un grupo de estudiantes del prestigioso MBA norteamericano eligió el país para concretar su práctica en consultoría. En esta edición del programa internacional G-LAB, los recibieron las firmas Conexia y Grupo Vi-Da
Por Paula Krizanovic
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Dos grupos de alumnos de la Maestría en Administración de Negocios (MBA, por sus siglas en inglés) de la prestigiosa MIT Sloan School of Management, estuvieron durante enero en empresas argentinas para realizar sus prácticas profesionales. 

No se trata de inexpertos. Sus trayectorias profesionales previas al ingreso al máster incluyen asesoría en inversiones o en marketing en firmas como PwC, L'Oréal, American Express, Google y Amazon, entre otras.

En muchos casos, eligen reforzar su perfil técnico a través de este programa de negocios, acercándose así al "skill set" predilecto de los reclutadores de empresas originadas en Silicon Valley. Según comentaron los estudiantes a iProfesional, explorar esa intersección entre tecnología y negocios o marketing, desarrollar compañías a nivel operativo y financiero, son generalmente sus objetivos profesionales.

Interesados en una carrera internacional, se suman como materia optativa al reconocido Global Entrepreneurship Lab, una de las clases más solicitadas del mencionado MBA, donde siempre aparecen proyectos argentinos para participar.

En esta oportunidad, las locales que recibieron a los estudiantes fueron la compañía de tecnología para la industria de servicios de salud, Conexia, y la firma de contenidos y productos multimedia, Grupo Vi-Da.

El programa de la escuela de negocios del Massachusetts Institute of Technology inició en el año 2000 e implica que, tras un año de cursada, los alumnos deben armar equipos y elegir uno de los proyectos que les presentan las compañías de distintos países.

Así trabajan para resolver problemas en áreas críticas como el crecimiento estratégico, la entrada a nuevos mercados, pricing, marketing, benchmarking, financiamiento y estrategia financiera.

Durante el proceso, los estudiantes obtienen experiencia del mundo real para crear, desarrollar y dirigir empresas jóvenes con diversas infraestructuras económicas, teniendo en cuenta el rol de la política, la cultura y otras variables no económicas.

Para estos futuros líderes empresarios, la Argentina suele aportarles expertise en resolución de problemas con pocos recursos económicos, en climas de negocios inestables y con reglas cambiantes, además de un panorama sobre cómo se mueven las compañías en países emergentes.

Además, claro está, desde un punto de vista menos académico este destino los atrae por ser una oportunidad de conocer una realidad muy distinta a la norteamericana. Este año, los alumnos pasaron una semana viajado por El Calafate, las Cataratas del Iguazú y Usuhaia. Y durante la práctica en Buenos Aires no faltaron los after office y salidas con los compañeros argentinos y recorridas por los distintos barrios porteños.

Como contraparte, las empresas participantes obtienen el talento de nivel internacional que se pone a su servicio para ayudarlas en su crecimiento estratégico y su expansión a nuevos mercados y clientes.

"Además del profesionalismo con el que trabajan, nos aportan una mirada nueva de nuestro propio negocio y así aparecen oportunidades, mejoras, nuevas posibilidades que no estábamos viendo con claridad", describió Eugenia Bascarán, product manager de Leamos.com, el portal de Grupo Vi-Da con el cual trabajaron los magísteres.

Se trata del grupo multidisciplinario liderado por Viviana Zocco, una empresaria argentina reconocida a nivel mundial por haber ganado tres premios Stevie Awards for Women in Business en 2016. La empresa tiene oficinas en Argentina, México y los Estados Unidos.

"Siempre digo que las empresas tienen problemas urgentes y problemas importantes. En la gestión le dedicás el 98% del tiempo a cosas urgentes, mientras que lo importante termina postergado. Trabajar con una matriz de gente tan capacitada y coordinada es una manera de abordar eso que en el día a día no podemos encarar nosotros", dijo al respecto Luis Navas, CEO de Conexia.

Tras haber recibido ya a seis grupos de este MBA, este empresario argentino es un experto anfitrión para los alumnos de MIT. "Como el ingreso al MBA en Estados Unidos es cada vez más competitivo -entra alrededor de un 6% de los aplicantes- lo que noto es que los alumnos vienen cada vez más 'afilados', si bien algunos son más efectivos que otros", agregó.

Seleccionados
Para participar, las empresas deben encontrarse en un punto de inflexión estratégico u operacional, y muchas están listas para expandirse a nivel global. Presentan en MIT su caso en agosto, y en septiembre la escuela de negocios concreta el proceso de "placement" de asignar un grupo a cada proyecto.

A mediados de octubre de 2016 Conexia y Grupo Vi-Da fueron seleccionadas por sus modelos de negocios, potencial de crecimiento y sus logros hasta esa fecha

Entonces, los equipos empezaron a trabajar de manera remota, con reuniones semanales a través de videoconferencias.

"En cuanto supimos que habíamos sido seleccionados empezamos a trabajar juntos, primero a distancia, y ya desde ese momento fueron muy valiosos sus aportes", recordó Bascarán.

Y agregó que en la instancia presencial -durante la cual los equipos pasan tres semanas en la compañía entrevistando colaboradores, clientes y prospectos- sobresalió como el grupo se comprometió con el producto. "Son muy receptivos respecto a nuestras necesidades", subrayó.

Conexia, por su parte, se dedica a conectar a los actores del ecosistema de la salud por medio de una plataforma online para compartir información en tiempo real, coordinar mejor las prestaciones y acelerar la toma de decisiones.

Esta empresa ya es casi una "filial" del G-Lab en Argentina. Es la sexta camada de alumnos que recibe de este MBA, que han sido un reservorio de talento para aportar ideas a la internacionalización de la compañía.

Pero en esta oportunidad Navas decidió cambiar la estrategia. Querían presentar una propuesta "bien accionable en el corto plazo".

"Queremos ver cómo mejorar la interacción de los usuarios con la compañía, cómo podíamos hacerlo mejor", aclaró.

En esto trabajaron en Buenos Aires Sheila Chheda, Anusha Paliwal, Ronnie Kangrong Sun y Bill Hong Zhang, en reforzar la experiencia de usuario de la plataforma que ofrece a través de una reingeniería de procesos para alinearlos mejor con las necesidades de los clientes y los objetivos de la compañía.

En el caso de Grupo Vi-Da, los alumnos -Lawrence Wei, Michelle Shih, Emily Ye y Jing Zhon- se enfocaron en el proyecto Leamos, un servicio de suscripción de ebooks en español que se puede distribuir a nivel regional o global.

El equipo de G-Lab se centró en atraer nuevos usuarios y en la posibilidad de expandir el portal al mercado norteamericano.

¿Por qué eligieron este proyecto entre todas las propuestas que ofrece el G-Lab? "Buscábamos algo que fuera interesante para todos, desde el punto de vista del producto, de la industria. También queríamos algún producto relacionado con el consumidor, algo tangible y donde pudiéramos ver el impacto. Y donde nuestras habilidades fueran directamente transferibles para ayudar a la empresa", aseguró Wei en nombre del grupo que trabajó en Grupo Vi-Da.

Confesaron que también los motivó la posibilidad de conocer Sudamérica. En diálogo con iProfesional, contaron que para ellos fue todo un reto pensar el desarrollo de un producto fuera de su mercado de base, algo en lo que aún no tenían experiencia.

"Necesitás un nuevo set de habilidades y un mindset distinto para un nuevo mercado, y eso es lo que luego nos llevaremos para aplicar en lo que haremos después", definió el alumno originario de Australia.

Ye también se inclinó por destacar cómo la experiencia en Grupo Vi-Da la ayudó a afinar sus habilidades de consultoría. "Ahora tengo más claro como adentrarme en un nuevo ambiente, un nuevo elemento en donde el cliente sabe más de la industria que yo. Cómo navegar más profundamente y llevarlos a donde quieren llegar", aseguró.

Al ser consultados acerca de la lección más valiosa que se llevaron de este viaje de estudios, Shih - quien nació y creció en Taiwán- destacó el choque de culturas que significó interactuar en una empresa argentina.

"Creo que lo más importante para nosotros fue estar expuestos a un ambiente internacional de negocios, en un país donde el inglés no es el idioma principal. Tenés que justar tu velocidad, tu forma, básicamente adaptarte a una cultura diferente. Entender que en estos países las personas pueden pensar distinto que vos", afirmó la alumna de MIT.

"Pasar tiempo en un país que no conozco me ayudó a incorporar esa habilidad de entender el mercado, la gente, las condiciones sociales. Muchas veces lo que sucede en el mercado no es lo que imaginas, y no lo ves hasta que hablas con la gente", coincidió Zhon.

Tras este recorrido, los alumnos tienen que completar un semestre más en la escuela de negocios norteamericana antes de tener el valioso título a mediados de este año.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR