Negocios

Con alto ruido político, despegan las "low cost": Avianca deberá esperar pero tres compañías están a punto de volar

07-03-2017 El Gobierno presentó el Plan Aerocomercial, que prevé duplicar el volumen de pasajeros hacia el año 2019. Si bien el Presidente adelantó que potenciarán las operaciones de Aerolíneas Argentinas, la clave de la estrategia está en el arribo de las compañías de bajo costo. Detalles de la iniciativa
Por Patricio Eleisegui - Juan Diego Wasilevsky
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

"La Argentina está en movimiento, se está poniendo pie", aseguró el presidente Mauricio Macri en el discurso con el que presentó el Plan Aerocomercial que se extenderá hasta el año 2019 y con el que buscará duplicar la cantidad de pasajeros transportados a través de líneas aéreas.

"Esto va a provocar una verdadera revolución", profundizó el Jefe de Estado sobre la inciativa, que se apoya fundamentalmente en el desembarco de las compañías "low cost" y en planes de inversiones público-privadas que tendrán como objetivo mejorar la infraestructura.

Sin embargo, los anuncios que efectuó este martes el mandatario en el Salón Blanco de la Casa Rosada se vieron empañados por el escándalo público que se desató luego de que se conociera la adjudicación de rutas aéreas a Avianca, empresa que en 2016 había adquirido la firma Macair Jet, propiedad del Grupo Macri.

En este sentido, una de las novedades más relevantes que dejó la presentación del Plan Aerocomercial es que el propio Presidente tomó la decisión de postergar el ingreso de Avianca al mercado "low cost" y así evitar cualquier problema de intereses.

"Por decisión del Presidente, hemos decidido enmarcar el proceso de aprobación de Avianca en la normativa que saldrá pronto sobre conflicto de intereses", adelantó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

Cabe recordar que el titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal Nº1, Jorge Di Lello, impulsó la acción penal contra el Jefe de Estado, otros funcionarios y responsables de la línea aérea Avianca, por la posible comisión de los delitos de asociación ilícita, negociaciones incompatibles, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias en el marco de presuntas irregularidades vinculadas a la explotación del espacio aéreo argentino.

A partir de la presentación, firmada por los diputados Juan Cabandié y Rodolfo Tailhade, Di Lello solicitó a la Justicia "suspender" el proceso de concesión de rutas aéreas hasta tanto se evalúe el impacto económico que dicha medida pudiera importar a los intereses de Aerolíneas Argentinas.

Detalles del Plan Aerocomercial
Más allá de este traspié que está sufriendo Avianca, el Gobierno está completamente decidido a imponer el sistema de las "low cost" en la Argentina.

Según detalló el mandatario, el objetivo es "duplicar la cantidad de gente que viaja en avión" hacia el año 2019, lo que equivale a un total de 12 millones de pasajeros. 

Con ese objetivo, el Plan Aerocomercial se basará en tres pilares fundamentales: 

1. Potenciar Aerolíneas Argentinas: el plan, según detalló Dietrich, es "lograr el crecimiento más importante de la compañía en los últimos tiempos".

Se apunta a concretar un incremento de casi 50% en estos años, lo que permitirá sumar 4 millones de pasajeros más. 

2. Abrir el espacio aéreo a nuevas compañías: según Macri, serán las empresas conocidas como de "bajo costo" las responsables de movilizar esas 8 millones de personas más en los próximos dos años.

El Presidente incluso adelantó que en abril ahbrá una próxima audiencia para lograr que más empresas comiencen a volar en la Argentina.

Dietrich aseguró que parte de las nuevas rutas van a comenzar a estar operativas "de inmediato" y que hacia fin de año muchas de ellas estarán completamente vigentes. 

3. Obras de infrestructura: de acuerdo con el Gobierno, se puso en marcha un plan de $22.000 millones, que se destinarán a la renovación de 19 aeropuertos. "Nos encontramos con serios problemas de infraestructura, con pistas en las que no se podía operar más, por ejemplo", detalló el Presidente durante la presentación.

"Si sumamos los u$s1.000 millones que invertirán las empresas que van a venir al país, estamos hablando de $40.000 millones en desembolsos, que van a generar 25.000 puestos de trabajo", agregó.

"Hoy tenemos menos vuelo por habitante que Bolivia, Brasil o Chile. Hay una falta enorme, una gran falencia. Esa conectividad que nos falta impide que nos conectemeos más. Un país que crece está conectado, está integrado. Y cuanto más crece, más necesita conectarse", subrayó Macri, quien agregó que el Plan Aerocomercial es "federal" porque gran parte de las nuevas rutas aéreas conectarán distintas provincias sin pasar por Buenos Aires. 

Las "low cost" piden pista
Según se conoció en la conferencia de prensa brindada por el ministro Dietrich y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, este martes se publicará la resolución a través de la cual se otorgarán las rutas solicitadas por tres empresas que comenzarán a hacer vuelos de cabotaje y también internacionales.

“Estas tres empresas tienen autorizadas el 100% de las rutas sin restricción en escalas y conexiones”, indicó Dietrich.

Las mismas son: 

-Alas del Sur: hará base en Córdoba. Se le otorgaron las 21 rutas solicitadas, con su base en Córdoba. Entre las rutas nacionales se encuentra la de Córdoba-Buenos Aires-Rosario, Córdoba-Buenos Aires-Bahía Blanca-Santa Rosa-Viedma.

-American Jet: tendrá su hub en Neuquén. La empresa fue autorizada para operar con aeronaves de gran porte y también fueron aprobadas las 13 rutas pedidas para transporte de pasajeros, carga y correo. Se autorizaron rutas como Neuquén-Rosario-Buenos Aires (Aeroparque)-Punta del Este-, Neuquén-Córdoba-Rosario-Porto Alegre; y Neuquén-Córdoba- Resistencia-Asunción (Paraguay). La ruta Neuquén-Temuco-Santiago de Chile también tiene el visto bueno.

-Andes: contará con su base en Aeroparque. Pidió siete rutas y se le otorgaron todas, como sucedió en los casos anteriores. Buenos Aires-Rosario-Resistencia-Posadas-Puerto Iguazú; Buenos Aires-San Miguel de Tucumán-Santiago del Estero-Salta-San Salvador de Jujuy son algunas de las aprobadas.

Sin embargo, dos compañías tendrán que esperar: la mencionada Avianca (por el conflicto que se generó luego de la denuncia) y Flybondi, que aún debe presentar los contratos de compra de aviones. Ambas compañías habían solicitado las siguientes rutas: 

-Flybondi: proyecta conectar, por ejemplo, Buenos Aires con Córdoba, Iguazú y Mendoza, Viedma, San Luis, Paraná y Esquel, entre otras. Obtuvo tres rutas desde Córdoba y tres desde Mendoza. 

-Avianca: se le había dado curso favorable a las 16 rutas pedidas, todas operan desde Buenos Aires y llegan a ciudades como Santa Fe, Rosario, Viedma, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, Concordia, Sunchales, entre otras.

El futuro de Aerolíneas frente a las "low cost"
Atenta el desembarco de las compañías que ofrecen vuelos baratos, el Gobierno confirmó que no habrá un "plan achique" en Aerolíneas Argentinas, sino que buscará potenciarla.

De hecho, recientemente el ministro Dietrich había presentado en sociedad el plan de negocios 2017 de la compañía, el cual tiene dos objetivos concretos:

-Dejar en claro que la empresa no recortará operaciones

-En segundo lugar, para mostrar que su gran apuesta comercial para este año se apoyará en la ampliación de su actividad en el mercado doméstico

Para ello, pondrá en marcha iniciativas como la apertura de un "hub" en Córdoba, que permitirá conectar vuelos entre el Norte y el Sur del país, sin necesidad de pasar por Aeroparque. Además, duplicará servicios en gran parte de sus rutas domésticas, al tiempo que activará nuevos corredores.

La estrategia en materia de corredores comprenderá la implementación de tres frecuencias semanales para la ruta Mendoza-Salta-Iguazú, y un vuelo diario entre El Calafate y Ushuaia. Por otro lado, se mantendrá el circuito Mendoza-Neuquén-Comodoro Rivadavia.

"También se pondrá en marcha el corredor 'Atlántico' entre Mar del Plata y Ushuaia, con escalas en Bahía Blanca, Trelew y Comodoro Rivadavia. La intención es vincular actividades económicas de cada región como es el turismo, las petroquímicas y las pesqueras", precisó Diego García, gerente comercial de Aerolíneas.

Para llevar adelante todas estas acciones, Aerolíneas incorporará su flota ocho aeronaves nuevas: un A330-200, cinco B737-800s y dos B737-8 MAX.

"No creceremos mucho en cantidad de aviones pero sí lo haremos en capacidad", expresó García.

En paralelo, el presidente de la firma, Mario Dell'Acqua, reconoció que la empresa continuará cerrando algunas oficinas en el interior como una forma de combatir el déficit. Aerolíneas viene de desactivar su representación comercial en Chaco y aplicó la misma medida para su punto de venta en San Isidro.

A nivel internacional, la apuesta de Aerolíneas pasará por sumar otra frecuencia a Barcelona, mientras que Roma contará con seis vuelos semanales a partir de junio.

Aerolíneas Argentinas viene de cerrar 2016 con un déficit de casi u$s300 millones, exactamente la mitad de lo registrado desde que la empresa fue estatizada en 2008.

Pero, más allá de esta recuperación, lo concreto es que la línea de bandera pierde hoy a razón de u$s1 millón por día. La intención es reducir el gasto a sólo u$s150 millones.

Entre la baja de tarifas y la resistencia gremial 
Son varios los analistas que anticipan un fuerte despegue del mercado doméstico apenas se quite el piso tarifario, que es el que les impide a las "low cost" desarrollar su estrategia de vuelos baratos.

Las previsiones más optimistas se animan a pronosticar una caída de hasta un 50% en servicios como los que hoy unen a Buenos Aires con destinos como Córdoba o Rosario.

Franco Rinaldi, reconocido especialista del sector, asegura que apenas se permita la operación de estas compañías, los pasajes automáticamente bajarán un 30%.

En diálogo con este medio, sostuvo que en el segmento de los vuelos de cabotaje la Argentina actualmente posee valores que la ubican con comodidad entre los países más caros del mundo. 

Como otra muestra de la disparidad de precios, expuso que un ticket de Buenos Aires a Catamarca rara vez baja de los $4.500, mientras que a Salta vale casi la mitad. 

Rinaldi calificó a las tarifas actuales de "abusivas", ya que "los precios mínimos que cobran Aerolíneas o Austral duplican el piso fijado para la banda tarifaria".

Esto es lo que cambiaría, justamente, a partir del desembarco de las aerolíneas de bajo costo. Sin embargo, el plan oficial cuenta con una férrea resistencia de los sindicatos, que ya han levantado las banderas de la precarización laboral y aparecen como firmes defensores de mantener la hegemonía de Aerolíneas Argentinas y Austral.

"Decididamente vamos a impedir el arribo de las 'low cost'. Macri quiere imponer un mercado de cielos abiertos para minar los logros obtenidos por el sector a través de Aerolíneas", había asegurado recientemente a iProfesional Sergio Mercó, secretario de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA).

Tanto desde FAPA como desde el gremio APA, la postura ante la eventual llegada de las "low cost" es de absoluta oposición.

En relación con el posible arribo de Avianca -ahora demorado-, desde la federación afirmaron: "Tenemos la firme presunción de que no reconocerá la representación de nuestros sindicatos y que buscará imponer condiciones muy por debajo de las ahora existentes".

"Notamos con preocupación el intento de distintos sectores en querer cambios en la normativa para llevar adelante una flexibilización laboral", aseguró.

¿Cómo funciona el modelo en el mundo? 
Las propuestas de bajo costo nacieron a finales de los años 80 en Europa, producto de la irrupción de compañías como Ryanair o EasyJet.

Según datos del mercado, la alta demanda por tarifas aéreas más baratas ha sido acompañada por una oferta cada vez más competitiva y variada.

Tal es así que, en dentro de Europa:

-En 2003 transportaron el 10% de los pasajeros 

-En 2016, ese flujo aumentó hasta alcanzar casi el 50%

En cuanto al total de clientes transportados, las proyecciones marcan que en cinco años las "low cost" superarán a las compañías tradicionales.

Ese incremento, según consultoras del sector, se concentrará en compañías como las ya mencionadas Ryanair e EasyJet, además de Norewgian y Wizz Air.

Si se analiza la región, Brasil, Colombia, Chile, Perú, Ecuador o Bolivia manejan precios que son la mitad de los de Argentina, por la falta de presencia de las "low cost".

En esos países la baja de tarifas indujo a muchas personas a optar por los viajes en avión y así se fue reduciendo el flujo por vía terrestre.

Por efecto de las políticas cerradas imperantes en la Argentina, el flujo de pasajeros domésticos creció apenas 20% en 15 años, muy lejos de las cifras exhibidas en Chile (180%), Brasil (160%) o Colombia (140%).

SECCIÓN Negocios