Tecnología

¿Por qué fracasó Google Pixel, uno de los mejores "smartphones" del mundo?

13-03-2017 Sólo está disponible en los cinco países originales de su lanzamiento: los Estados Unidos, el Reino Unido, Australia, Canadá y Alemania
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
A principios de octubre de 2016, Google anunció su primer "smartphone" propio: Google Pixel, un terminal con las más altas especificaciones hasta el momento disponibles, fabricado por el fabricante taiwanés HTC, pero que sería operado, distribuido, vendido y mantenido por Google.

El teléfono tiene buenos acabados, y un gran rendimiento a nivel de software y su cámara es de un nivel excelente, pero su alto precio y una estrategia equivocada de distribución por parte de Google lo llevó al fracaso para los consumidores.

Sólo está disponible en los cinco países originales de su lanzamiento: los Estados Unidos, el Reino Unido, Australia, Canadá y Alemania, a los que al tiempo se añadió de forma muy limitada un sistema de distribución en India.

A pesar de que su alto precio esté a la par de terminales de alta gama como el iPhone o los Galaxy Note, los terminales de Apple y Samsung se pueden adquirir a través de los canales comunes de distribución.

El Pixel sólo estaba disponible a través de la web de Google y de escasos operadores de telefonía que, pasada una campaña inicial de marketing durante el primer mes, dejaron de mostrarlo prominentemente en sus escaparates.

El Google Pixel arrancó con prometedoras cifras de unidades agotadas que podían significar una gran demanda o una escasa oferta. Fue lo segundo.

Los informes que hablaban de varias millones de unidades pronto fueron eclipsados y dos informes independientes pusieron la cifra de unidades vendidas durante los últimos cinco meses en unas 500.000 unidades.

Durante este periodo Apple y Samsung vendieron entre 70 millones y 90 millones de unidades, Samsung con un rango de precios más elástico, pero los precios medios de Apple son similares a los del Pixel.

El fabricante, HTC, no mostró ninguna cifra en sus documentos fiscales trimestrales o mensuales de crear el Google Pixel haya supuesto ningún tipo de ingreso notable.

A falta de cifras oficiales por parte de la compañía y a pesar de las cualidades del teléfono, el Pixel pasó con mucha más pena que gloria. La empresa no se desanimó y prepara un segundo modelo para este año.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR