Negocios

Mindlin lo hizo: se quedó con el holding del primo de Macri y ya apunta a tallar fuerte en la obra pública

17-03-2017 La nave insignia de dicho grupo es IECSA, hoy a cargo de obras de envergadura como es el caso del soterramiento del ferrocarril Sarmiento. También son parte del traspaso la desarrolladora Creaurban, Fidus SGR servicios financieros, distintas concesiones viales y hasta la minera Geometales
Por Patricio Eleisegui
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El día llegó. Tras una maratón de negociaciones y cifras que no se terminaban de acordar, Marcelo Mindlin finalmente dio el golpe y se quedó con todo el holding de constructoras propiedad de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri.

La nave insignia de dicho grupo es IECSA, hoy a cargo de obras de envergadura como es el caso del soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

También son parte del traspaso la desarrolladora inmobiliaria Creaurban, Fidus SGR servicios financieros, distintas concesiones viales y hasta la minera Geometales, entre otras firmas.

Fuentes cercanas a la operación indicaron a iProfesional que el proceso de venta "estuvo a cargo de MBA-Lazard Argentina, quien realizó el proceso de auditoría previa a la compra. Hubo negociaciones con cinco empresas nacionales y privados asiáticos y europeos".

En tanto, desde el entorno de IECSA anticiparon a este medio que, como medida inicial, Mindlin acordó con Calcaterra avanzar con el cambio de nombre de la compañía.

La nueva identidad de la constructora será Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE) y la coordinación de su operatoria estará a cargo de Damián Mindlin, hermano de Marcelo.

"El grueso de los administrativos serán trasladados a la sede de Pampa en Maipú 1. Hablamos de más de 200 personas. Más allá del interés obvio en los proyectos de obra pública, Mindlin valora del holding la enorme capacidad técnica: sólo IECSA cuenta con un plantel de hasta 300 ingenieros además de maquinaria pesada, camiones, y toda la tecnología de punta que requiere hoy la construcción", indicó otra fuente vinculada a Calcaterra.

La fuerte participación que, desde hace años, IECSA ostenta en la obra pública aparece como el mayor atractivo para Mindlin y sus colaboradores.

"La intención es participar en todo tipo de proyectos y ahí está buena parte del valor de una constructora de la talla de IECSA", aclararon las fuentes.

Según trascendió, Mindlin adquirió las empresas de Calcaterra a título personal y no a través de Pampa Holding, la compañía que cotiza en la Bolsa local y en Nueva York.

El empresario dio la nota el año pasado al quedarse con los activos de Petrobras en la Argentina. En la actualidad, es presidente de la compañía Pampa Energía y dueño de Edenor, dos de las mayores distribuidoras eléctricas del país.

La decisión del empresario de apostar por la construcción no es antojadiza: Mindlin participó entre 1989 y 2003 de la desarrolladora inmobiliaria IRSA junto a Eduardo Elsztain, con quien acumuló negocios por hasta u$s3.200 millones.

Hace escasas semanas, su grupo empresarial anunció un desarrollo inmobiliario en Barrio Parque, en un predio adquirido al Banco Santander, donde invertirá alrededor de u$s100 millones.

IECSA, que factura a razón de u$s250 millones al año, fue puesta a la venta en abril del año pasado. Calcaterra tomó la decisión de desprenderse del activo tras asumir que cada uno de sus movimientos sería puesto en cuestión dado el lazo familiar que lo une al Presidente.

"Con Macri como presidente es muy difícil trabajar. Cada paso de la empresa es cuestionado aunque la constructora tenga la mejor capacidad técnica o muy buenos antecedentes en el mercado", indicó en su momento a iProfesional una fuente cercana a la constructora.

De acuerdo a un balance de 2016 al que accedió este medio, IECSA se mantiene activa en los siguientes proyectos:

* Construcción de la ruta 64 entre Catamarca, Tucumán y Santiago del Estero.

* Obra de la autopista Rosario-Córdoba.

* Construcción y equipamiento del Hospital El Cruce de Florencio Varela.

* Construcción de las centrales termoeléctricas Ensenada de Barragán y Brigadier López, en Santa Fe y provincia de Buenos Aires.

* Construcción de 43 escuelas en Córdoba.

* Renovación total de las vías del ferrocarril Belgrano en Santa Fe.

* Renovación de vías de la línea Sarmiento en el tramo Once-Castelar.

* Soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

* Gasoducto troncal de Córdoba.

* Construcción y provisión de materiales para la red de gas en las zonas Norte y Este de Córdoba.

* Equipamiento y mantenimiento del hospital de niños Pedro Elizalde, en Capital.

* Construcción del colector Margen Izquierdo Riachuelo en Capital y gran Buenos Aires.

* Ampliación de la planta depuradora de El Jagüel, en Esteban Echeverría.

* Construcción de la terminal de cargas y centro de fronteras en Paso de los Libres, Corrientes.

* Estación de bombeo de Berazategui, en la provincia de Buenos Aires.

Evolución de negocios
Hasta 2007, año en que la adquirió Calcaterra, IECSA fue una de las principales compañías dedicadas a la construcción con las que contó el grupo SOCMA, propiedad de Franco Macri y tío del empresario.

Similar a la situación actual, en ese momento la versión que más pesaba era que el traspaso se había llevado a cabo para no complicar la carrera política de Mauricio, quien recién hacía pie en el Ejecutivo porteño.

Además de IECSA, Franco Macri le vendió a Calcaterra la constructora Creaurban, aunque esa operación recién se terminó de cancelar en 2015.

Además de estas compañías, Calcaterra fue dueño hasta este viernes de:

* Fidus SGR

* Compañía Americana de Transmisión Eléctrica

* Cincovial

* La minera Geometales

Ángelo tiene en Fabio, su hermano, a su mano derecha. Ambos son hijos de María Pía, la hermana menor de Franco Macri. Los Calcaterra también encabezan una empresa que lleva su apellido y que opera de modo similar a la constructora en cuestión.

IECSA tiene un abultado curriculum en lo que hace a obra pública. Así, y por poner un ejemplo, en el último tramo de su gestión, el entonces ministro de Planificación, Julio De Vido, mencionó a IECSA entre las tres firmas más beneficiadas, al haber recibido gran parte de los últimos proyectos de la "década ganada", junto con Techint y Electroingeniería.

Participación activa
Durante el gobierno anterior, IECSA levantó casas en Monte Grande, dentro del Plan Federal de Construcción de Viviendas.

Asimismo la compañía recibió, junto con la española Isolux, la adjudicación de dos centrales térmicas de generación eléctrica (en la localidad bonaerense de Ensenada y en la santafesina Sauce Viejo).

La sociedad entre IECSA e Isolux dejó en evidencia el estrecho vínculo que Calcaterra mantuvo con el anterior gobierno.

Incluso, ambas empresas fueron mencionadas para llevar a cabo la construcción del finalmente descartado tren bala.

En febrero de 2016, la firma resultó elegida para desarrollar una megaobra de gasoductos en Córdoba por $9.000 millones, en combinación con Electroingeniería, la brasileña Odebrecht y dos compañías chinas.

A fines de junio del mismo año, el decreto 797/2016 emitido para reactivar la obra pública habilitó un pago a Calcaterra por hasta $45.000 millones para que IECSA empiece las obras del soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

Ya en enero de 2017, la compañía resultó beneficiada con el tramo más amplio del futuro Paseo del Bajo. Se trata de una obra vial que conectará a las autopistas Buenos Aires-La Plata y Arturo Illia, que tendrá una extensión de 7,1 kilómetros.

El proyecto prevé el desarrollo de carriles rápidos y cruces peatonales con el fin de solucionar el problema de tránsito y de romper la barrera existente entre la Ciudad y el Río.

Paseo del Bajo requerirá de una inversión cercana a los u$s650 millones, fondos que será aportados por la Nación, la Ciudad de Buenos Aires y la Corporación Andina de Fomento (CAF), esta última mediante el otorgamiento de un préstamo.

La iniciativa fue presentada oficialmente a mediados de enero y comprende tres instancias para las cuales el Ejecutivo porteño diseñó un sistema de licitaciones por separado.

IECSA se quedó con el tramo C, denominado "Trinchera semi-cubierta Norte", que le implicará un desembolso del orden de los $3.200 millones.

En la compulsa para quedarse con la ejecución, participó un centenar de compañías y la firma compitió palmo a palmo con la multinacional Isolux.

Finalmente, la obra será desarrollada bajo la figura de una Unión Transitoria de Empresas (UTE) integrada por la desarrolladora -ya bajo el nombre SACDE- y su par Fontana Nicastro.

 

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR