Economía

Frigerio prometió ayudar a Alicia Kirchner, pero advirtió: "Tiene que cambiar la forma de gobernar"

04-04-2017 La provincia de Santa Cruz se encuentra sumida en una crisis financiera y ayer un grupo de manifestantes obligó a la gobernadora a atrincherarse en sus oficinas. Le reclamaban salarios adeudados de febrero, según la mandataria
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró este martes que el Gobierno va a "darle alguna ayuda" a la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, frente al duro conflicto que mantiene con sectores sindicales, aunque advirtió que la provincia patagónica "se tiene que comprometer a cambiar la forma de gobernar".

"Estoy en contacto permanente con la gobernadora de Santa Cruz. De hecho hablamos ayer (lunes) a la noche y vamos a darle alguna ayuda que nos comprometimos a dar", sostuvo el funcionario nacional, en referencia a la situación de la ex ministra de Desarrollo Social que fue sitiada en la Casa de
Gobierno
por una protesta de trabajadores estatales y jubilados.

En diálogo con Radio Continental, el referente desarrollista aclaró que "la provincia se tiene comprometer a cambiar la forma de gobernar".

"Es una provincia que está gobernada por la misma gente más o menos desde hace treinta y pico de años y bueno así está. Tiene que generar compromiso para ir hacia el equilibrio fiscal. Responsabilidad en el manejo de los recursos de la gente", resaltó.

Y agregó: "Si ellos se ayudan a sí mismos, nosotros también lo vamos a ayudar".

El integrante del Gabinete del presidente Mauricio Macri consideró que la provincia sureña llegó a esta situación porque hubo "un Gobierno hiperpopulista que vivía solamente el presente y ni siquiera pensó en el futuro de la provincia de donde eran oriundos".

"Así estamos: sin ninguna prevención para el futuro, ningún fondo anticíclico que podría nutrirse de recursos en las épocas buenas y poder pasar mejor las épocas difíciles. Hubo falta de prevención, populismo, falta de responsabilidad en el manejo de las cuentas públicas y eso generó que la provincia de Santa
Cruz tenga estos problemas", afirmó.

El lunes, la gobernadora tuvo que atrincherarse en sus oficinas durante 9 horas y recién pudo salir e irse a su casa a las 4 de la mañana luego de que docentes, estatales y jubilados le bloquearan las puertas del edificio en Río Gallegos en reclamo por los salarios adeudados de febrero.

Los manifestantes fueron a la Gobernación luego de que la mandataria diera una conferencia de prensa, donde admitió que la provincia está quebrada y pidió "solidaridad".

"Yo lo dije el 1° de marzo del 2016 y lo describí con el concepto que la provincia estaba quebrada. En ese momento, hice un anuncio pormenorizado, pero no es una situación mágica que se salga de un día para otro", enfatizó.

A la vez que detalló que este año se complejizó la situación "con la quita de los reembolsos patagónicos, con el pago que tuve que empezar hacer a partir del 1° de enero del 2017 de los créditos que se habían sacado para pagar sueldos; que empezaron a descontar a partir del 1° de enero, no solamente a Santa Cruz sino también a otras provincias y corresponde al adelanto de coparticipación".

"Eso nos dificulta empezar el pago de los sueldos de los jubilados. Entonces, con los pocos ingresos diarios, que hicimos, pagamos una parte del aumento de los docentes que priorizamos las zonas con mayores problemas de emergencia climáticas. Me falta una parte todavía que es Río Gallegos, San Julián, Piedra Buena y Santa Cruz", explicó.

En este sentido, explicó que en la última reunión que mantuvo con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio: "Fui a renegociar, para ver cuánto me podían refinanciar, porque la situación como les digo es emergente y me renegocian una parte".

"Por lo cual los $70 millones que me empezaron a descontar a partir del 1° de enero, me los devuelven. El martes firmé los convenios respectivos, y me habían prometido que el día miércoles estaban esos ingresos acá", señaló y aseguró que en estos tres meses representan $210 millones.

Luego repasó las cuentas de la provincia. "Los ingresos reales hacen que tengamos $37.965 millones de egresos y $31.952 millones de los recursos. Esto obviamente nos trae esta diferencia de $6.000 millones que la verdad es menor a la del año anterior en $500 millones", calculó.

"De cualquier manera ustedes saben que si hablamos de déficit fiscal hablamos de los valores negativos entre los ingresos y los egresos por lo cual esto trae también los problemas para mejorar las situaciones salariales que se han presentado", afirmó, a la vez que añadió: "Las regalías petroleras están estimadas para este año con una pérdida de $702 millones, nosotros teníamos el precio del barril a u$s47 inferior en un 28% a los u$s65 que eran inicialmente, es decir, el criollo bajó".

"Tenemos una disminución del reembolso por puertos patagónicos, serían 346 millones anuales. La actividad económica bajó un 10% esto influye en que la coparticipación federal termina siendo un 9% inferior esto no solamente lo tenemos en la provincia sino también los municipios", agregó.

"Hay que ponerse la camiseta de Santa Cruz y aquel que elige la camiseta de la obstrucción que mire a su conciencia todos los días a ver en qué lo ayuda eso", concluyó.

 

 

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR