Legales

El "ganador involuntario" de la jornada: la cantidad de viajes con Uber se multiplicó por cuatro

07-04-2017 Ante la falta de trenes y colectivos, hubo más usuarios que se bajaron la app o que utilizaron por primera vez el servicio. Estos últimos recibieron una bonificación especial de $150. Ya hay 5.000 choferes registrados y el jueves creció el número de autos en la calle 
Por Sebastian Albornos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Por detrás de los resultados a raíz de la pulseada librada entre Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) con el Gobierno, hubo un dato clave que dejó el paro general de este jueves.

El servicio Uber, resistido con dureza por los taxistas, experimentó un nivel de demanda que podría marcar un punto de inflexión en su intento por consolidarse en el país. 

Claramente, fue el "ganador involuntario" de la jornada, algo que preocupa al titular del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani. 

Por un lado, se cuadruplicó el número de viajes realizados gracias a esta aplicación respecto de una jornada normal, según trascendió. 

También, se incrementó la cantidad de personas que utilizaron el servicio por primera vez, lo que le permitió a la compañía, en un solo día, ampliar su base de usuarios

Esto estuvo alentado por la propia firma, que cerca del mediodía lanzó una promoción a través de la cual regalaba $150 para quienes realizaran su primer viaje. 

Otro sistema que permite contratar un auto con chofer a través de una aplicación, Cabify, también registró una buena jornada. 

Los responsables aseguraron que “esta semana se duplicó la cantidad de gente que bajó la app”, seguramente previendo que la huelga del transporte sería generalizada. 

Se trata de un cambio de paradigma. Estas dos compañías constituyen, en definitiva, un ingrediente nuevo -derivado de la tecnología-, que de algún modo desafía a una forma tradicional de manifestarse, como es el caso de un paro. 

Una jornada ideal para las "apps"
La realidad es que la jornada se presentaba "ideal" para Uber.

El nivel de adhesión de la medida de fuerza fue muy elevado, dado que los gremios que agrupan a los conductores de colectivos, trenes y subtes se adhirieron. 

Así, muchos de los trabajadores que carecían de movilidad propia y que necesitaban viajar por Buenos Aires y otras ciudades, debieron buscar otros medios de transporte. 

Lo interesante es que la fuerte demanda que se canalizó a través de Uber se dio en un contexto en el que muchos otros taxistas sí optaron por salir con sus vehículos a la calle -pese a la controvertida arenga de Viviani-. 

La mayor cantidad de gente solicitando el servicio generó que un buen número de los 5.000 choferes registrados decidiera trabajar durante la jornada

"Hoy es un buen día para que pruebes Uber", fue la campaña que lanzaron desde la empresa, que comenzó a funcionar hace justo un año en las calles porteñas, pese a la oposición que despertó en el gobierno de Rodríguez Larreta y en el gremio de los taxistas. 

El mensaje fue publicado en la cuenta de Twitter de la firma, mientras se desarrollaba el paro nacional contra el Gobierno. 

"Aliado" tecnológico
La cantidad de pedidos a través de Uber se multiplicó por cuatro frente a un día laboral normal. 

Así, la compañía superó un test duro: pese a los fallos judiciales y al pedido el Gobierno porteño de evitar utilizar este servicio, la plataforma funcionó con normalidad. Además, no se registraron incidentes de ningún tipo. 

Además, según pudo comprobar iProfesional, debido a la mayor cantidad de choferes que salieron a la calle, el tiempo de espera se mantuvo en línea respecto de una jornada normal: menos de cinco minutos.  

Desde la firma suelen insistir con que, además de ofrecer una tarifa menor que la de un taxi, tiene la ventaja de que, a través de la aplicación, se puede calcular el costo antes de pedir el viaje. 

Los responsables de Uber celebraron que los socios conductores trabajaron normalmente.

"Cada uno decidió si quería conectarse a la aplicación para dar servicio” porque –remarcaron- son “independientes” y determinan sus propios horarios y los recorridos que están dispuestos a realizar.

Otra de las empresas que supo capitalizar las consecuencias del paro de transporte fue Cabify, una compañía europea que permite solicitar vehículos a través del Smartphone.

Comenzó a operar de manera efectiva en la Ciudad de Buenos Aires en septiembre del año pasado y desde entonces suma nuevos autos a su flota a un ritmo deñ 20% a 25% cada semana.

La empresa permite pedir el auto de manera inmediata o reservar el viaje. Sin embargo, en un momento de la tarde del jueves, el nivel de demanda fue tan alto que el sistema se vio sobrepasado, según pudo saber iProfesional.  

En plena polémica, Ignacio Cassol, director de Ingeniería en Informática de la Universidad Austral, sostiene que "la aplicación de la tecnología en negocios ya consolidados, elimina eslabones e intermediarios, desafía a la legislación actual y cuestiona la continuidad de algunos oficios o puestos de trabajo". 

"Los negocios virtuales ya no gastan en alquileres y han reducido considerablemente sus costos de logística y personal", agrega. 

SECCIÓN Legales