Finanzas

El secreto mejor guardado: en qué invierten los fondos comunes para ganar más del 30% en el año

10-04-2017 Esta alternativa para canalizar el dinero viene ganando las preferencias de los ahorristas. No es para menos, ya que el rendimiento de varios de ellos supera con creces a la inflación, dólar y plazo fijo. Son administrados por expertos que buscan la mejor relación riesgo-retorno. La "cartera ideal" 
Por Rubén Ramallo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Ganarle a la inflación, aprovechar el dólar amesetado y superar el rendimiento de los plazos fijos.

Esta es la premisa que los administradores de los principales fondos comunes de inversión se autoimpusieron, una vez más, en el arranque de un nuevo año.

Transcurrido el primer trimestre, parecen haber cumplido con creces tal objetivo, habida cuenta de que varias de las carteras que manejan han brindado ganancias por encima del 30%, frente a un índice de precios que acumuló un alza del 6%.

Por el lado del billete verde, consiguieron un resultado que -medido en esa moneda- luce "exuberante" en cualquier lugar del planeta como así también en el plano local, en donde la divisa mostró un retroceso del 3%.

Al observar el listado y ordenarlo según el beneficio obtenido, irrumpen rápidamente dos grandes ganadores: Schroder Renta Variable y Consultatio Acciones Argentinas, con rendimientos de algo más del 31 por ciento.

Pegaditos a ellos, aparece Compass Crecimiento, que completa el podio con el 30,4% (ver cuadro):

El secreto del éxito
Los fondos comunes de inversión tienen en su haber varias "cartas ganadoras", que les facilitan a las entidades la captación de nuevos clientes.

Una de ellas es la "diversificación". Esto es apostar a una canasta de activos, no de manera aleatoria, sino seleccionando las proporciones justas de cada uno de ellos en base a un único objetivo: conseguir la mejor relación entre riesgo y retorno.

A la vez, el monitoreo permanente de los diferentes papeles posibilita que los fondos comunes se beneficien con las alzas de varios de ellos que, de este modo, compensan la baja de otros que son parte integrante de la cartera.

La otra "carta ganadora" es el expertise de los administradores. Todos ellos cuentan con un nutrido caudal de información sobre acciones de empresas y bonos.

Conocen la evolución histórica de cada uno y disponen de herramientas para identificar con mayor facilidad aquellos con buen potencial alcista, un aspecto que resulta clave para el armando y los ajustes posteriores del portfolio.

No es casualidad, entonces, que varios fondos comunes hayan logrado rendimientos tan elevados. Tampoco que más personas hayan volcado su dinero a esta alternativa de inversión.

Tanto, que el patrimonio conjunto de todos aquellos instrumentos que apuestan por la renta variable (acciones de empresas) se acrecentó cerca de un 40% sólo en lo que va del año, para totalizar unos $13.500 millones.

¿A cuáles sectores apuntan los managers?
Al recorrer los diferentes fondos, "espiar" su composición y poner la lupa en los más rendidores, se observa que hay un sector que es el más buscado por los diferentes administradores: el energético.

En el armado de una cartera "ideal" -es decir, aquella que reúne los de mejor performance - los de este rubro aglutinarían un 44%, seguido de lejos por el bancario con el 23%.

Muy lejos, en el tercer lugar, aparece el siderúrgico, con el 9% (ver cuadro):

Esta distribución resulta de gran ayuda para un inversor individual, ya que le sirve como guía para saber en qué rama de actividad conviene poner más fichas.

Esta elección es, de por sí, una tarea muy ardua, ya que deben analizare los pro y contra de cada sector, su desempeño reciente y sus perspectivas de corto plazo. Pero, quizás, lo más complejo pasa por saber "leer" cómo le puede ir a las compañías que conforman cada rubro bajo una mirada de largo plazo

Puede suceder que en un período de incertidumbre, de caída del nivel de actividad y frente a una situación coyuntural adversa, los precios de varios papeles, lejos de bajar, suben. En estos casos, se suele afirmar que "pese a que la economía anda mal, las perspectivas funcionan a pleno".

Esta situación se vio, por ejemplo, con Edenor: pese a que durante años la firma mostró balances con voluminosas pérdidas, sus acciones lideraron las alzas del mercado en forma sostenida.

Había una explicación: los inversores sabían que, en algún momento, las tarifas se iban a recomponer, de modo tal que lo único que tenían que hacer era comprar y esperar a que esto ocurra. Esa paciencia tuvo su premio.

Los más buscados
A partir de un pormenorizado análisis de la composición de las carteras de los fondos comunes que apuestan por acciones de compañías, se puede elaborar un listado de los papeles favoritos de los managers.

Según el relevamiento que efectuó iProfesional, los de Pampa Energía, Grupo Financiero Galicia e YPF forman parte de sus preferencias, con participaciones del 17% (primer caso) y del 13% (segundo y tercero), tomando como referencia el primer trimestre.

Las tres mencionadas, junto con Banco Macro, conforman el 50% de esa cartera ideal. En otras palabras, apenas cuatro papeles representan la mitad de ese portfolio.

Más abajo se encolumnan Siderar y Edenor (ver cuadro).

Del recorrido del cuadro anterior surgen dos datos a tener en cuenta:

- El primero es que estas compañías están presentes en todas las carteras relevadas

- El segundo es que Petrobras ha dejado de formar parte del "elenco estelar".

Esta acción, que fue una de las estrellas del pasado, quedó relegada de las preferencias, pese a que aún lidera la estructura del panel líder de la Bolsa porteña -Merval- con el 11% del total. 

No es la única, por cierto. Otros papeles tampoco cuentan hoy en día con las simpatías de los analistas.

Entre ellos aparece Tenaris, ahora de capa caída, como así también Comercial del Plata, Minetti y Mirgor, teniendo en cuenta las 15 acciones más representativas del Merval.

En cuanto a los resultados individuales, la acción que más repuntó en el trimestre fue Transener (57%), seguida por la "preferida", es decir Pampa Energía (53%).

En cuanto a la de Grupo Galicia, trepó un 38%, mientras que la de YPF se elevó un 45%. Es decir, todas por encima del promedio.

La opinión de los expertos
Augusto Polesman, director de Portfolio Personal, considera que en el terreno de las acciones "las energéticas y las de bancos siguen teniendo un potencial alcista muy importante. Ofrecen, además, la ventaja de la liquidez".

"En Portfolio seguimos teniendo una visión positiva para la renta variable, a mediano y largo plazo", agrega Polesman.

En igual dirección, Gabriel Holand, CEO de HRGlobal, considera que "el sector energético mantiene firmes las chances de brindarle grandes satisfacciones a los ahorristas".

En este rubro, los incrementos de tarifas, las mayores inversiones y un mejor cuadro de resultados han permitido que los balances muestren números positivos por primera vez en cinco años.

No obstante, más allá de la elección de un sector específico, los expertos van modificando las preferencias de las empresas que son "del mismo palo".

"Hasta hace poco, la elegida era Edenor, pero ahora las miradas se centran más en Pampa y en YPF", expresa Holand.

En cuanto al bancario, el consenso de los analistas es que también este rubro se verá beneficiado a mediano plazo, una vez que se estabilicen las variables y gane terreno la intermediación, que es su principal negocio.

En el último año, el mercado comenzó a dar como un hecho que esta rama de actividad iba a distinguirse tanto por la corrección de algunos problemas domésticos como por la llegada y canalización de capitales foráneos.

Además, el bajo nivel de bancarización que existe en la Argentina le otorga a este sector un alto potencial del que carecen otros.

"Adicionalmente, el resurgimiento del crédito hipotecario le confiere a las entidades ventajas para expandir sus negocios", comentan desde uno de los fondos líderes.

Desde Puente indican que Banco Francés es "una buena alternativa. Mostró uno de los balances más firmes del sistema, si bien ha perdido market share a lo largo de los últimos años".

Por el lado de la firma Cohen, la recomendación de sus expertos es la de apostar por Grupo Financiero Galicia, Macro y Patagonia.

Los dos últimos fueron seleccionados por ser los bancos más rentables en términos de ROE, ROA y Resultados por Intermediación Financiera.

En cuanto al Galicia, indican que cuenta con una cartera de tarjetas de crédito que le adiciona un atractivo especial.

"Tanto Macro como Grupo Financiero Galicia pueden incrementar sus ganancias un 30% en 2017, aun en un escenario conservador", arriesga Vázquez de la firma Cohen.

¿Cómo invertir?
Para participar de un fondo común, simplemente hay que acercarse al banco con el que se opera, analizar las diferentes propuestas (según el nivel de riesgo que se desee asumir) y adquirir cuotapartes.

La valuación de las mismas se publica en forma diaria, tanto en los sitios web de las administradoras como también en el portal de la CNV (Comisión Nacional de Valores) y en el de la Cámara Argentina de Fondos Comunes.

La inversión se puede rescatar en un lapso que va desde las 24 horas para los denominados T+1 (compuestos mayoritariamente por títulos públicos o Lebacs) hasta las 96 horas, si contienen activos del exterior.

El capital para entrar es mínimo ($1.000), si bien es recomendable ingresar con un piso superior.

La orden de compra suele cursarse a través de la respectiva sociedad gerente aunque, lo más común, es volcarse a uno administrado por el banco del cual se es cliente.

Todo indica que, en un escenario de dólar planchado, tasas de interés e inflación en baja y mejoras en el nivel de actividad, los fondos comunes serán grandes protagonistas de este 2017.

 

 

SECCIÓN Finanzas