Finanzas

Zuchovicki: "En el corto plazo, la tasa de interés en pesos y algunas acciones le van a ganar al dólar"

14-04-2017 El economista aconsejó hoy a los inversores quedarse en tasa de interés en pesos "en el corto plazo" y también apostar por acciones de empresas proveedoras de algunos de los sectores que comienzan a reactivar como la construcción
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El economista Claudio Zuchoviki aconseja hoy a los inversores quedarse en tasa de interés en pesos "en el corto plazo".

También, sugiere apostar por acciones de empresas proveedoras de algunos de los sectores que comienzan a reactivar como la construcción.

En tanto, plantea que "para que las inversiones vengan hay que esperar que pasen las elecciones porque lo que quiere ver el inversor es si hay gobernabilidad".

Reconoce que "los créditos hipotecarios no van a salvar al país pero van a dinamizar un sector que moviliza otros sectores".

"En el corto plazo va ganando la tasa de interés en pesos. Hay también acciones que empiezan a valer la pena, algunos proveedores construcción y obra pública", expresa.

Para quienes viven el día a día y no pueden realizar grandes inversiones, sugiere "no adelantar consumo, ya que hay más stock que consumo. Hay que estirar el consumo, no adelantarse ni en cuotas".

Resistencia a un piso  para el dólar
El tan mentado "atraso cambiario" es, implícitamente, casi una política de Estado.

Mauricio Macri eligió a esta altura -dada la coyuntura actual- tener un dólar barato y sin sobresaltos para no sumar presiones inflacionarias adicionales a las ya existentes, especialmente en la previa a la contienda electoral. 

En ese sentido, en el Gobierno se impuso la estrategia de que no pueden aplicarse medidas cambiarias que impliquen un riesgo para el difícil objetivo que se trazó el Banco Central: que el índice de precios no supere el 17% este año.

Por lo pronto, en los primeros tres meses la inflación acumulada superó el 6%.

El problema es que para abril se espera también otro incremento que no bajará del 2%, debido al aumento del 25% registrado en el gas (representa 0,3% en el IPC) y sus "efectos de segunda ronda", que terminarán impactando en otros precios.

Si se toman en cuenta las proyecciones del mercado, entonces en los primeros cuatro meses el índice habrá acumulado un alza de poco más de 8%.

Si esto terminara por confirmarse, implicaría que la meta del 17% fijada por el BCRA sólo se terminaría cumpliendo con una inflación del 1% mensual en promedio para el resto del año.

Por eso, la batalla para lograr que la variación del índice quede encapsulada dentro de los objetivos que estableció el equipo económico, es diaria y tiene muchas aristas.

Una de ellas compromete al dólar y explicaría por qué el Gobierno tolera un tipo de cambio apreciado sin intervenir para ponerle un freno a la caída de la cotización.

Un alto funcionario del Banco Central, que forma parte de la "mesa chica" de Federico Sturzenegger, reveló a iProfesional el razonamiento que tienen en la entidad monetaria.

"En este esquema económico de flotación cambiaria, ponerle un piso a la cotización es inflacionario", sentenció la calificada fuente ante este medio.  

El pensamiento que tienen en el Central es que, a contramano de lo que muchos desean, salir a intervenir ante un determinado valor de la moneda sólo le dará certidumbre a los que usualmente remarcan precios en función del la evolución de la divisa.

"Si hacés eso, automáticamente pega en la inflación. Cuando los precios se ajustan, despúes no bajan. Por eso es clave que el tipo de cambio fluctúe. Hoy puede valer esto y mañana otra cosa. Puede subir o puede bajar. No ofrece certidumbre", detalló el funcionario. 

"Lo que buscamos transmitir es que el dólar no tiene piso ni techo. Sólo intervenimos cuando hay alguna situación excepcional pero, fuera de eso, el mercado es libre", amplió la fuente, en diálogo con este medio. 

Caída sin freno del billete verde
En el corto plazo, las expectativas con respecto al tipo de cambio fueron ajustándose hacia la baja.

Es decir, el mercado cree que la divisa terminará el año cotizando a un menor valor que el que se preveía a inicios de este 2017. 

Uno de los más extremistas en los pronósticos es XP Securities, un banco de inversión de Estados Unidos.

En un informe distribuido entre sus clientes redujo su expectativa desde los $16,5 hasta los $16 para fin de este año.

El autor de ese informe es Alberto Bernal, el jefe de estrategias de XP, un conocedor de los vaivenes de la economía del país.

"Esperamos claramente que Argentina experimente una apreciación importante de su tipo de cambio real este año y el próximo, siendo esta una de las principales razones por las que todavía esperamos que la inflación caiga relativamente rápido en este período", argumenta Bernal en su reporte a clientes.

"Es bastante notable ver qué tan veloz ha bajado la tasa de cambio siguiendo el impresionante aumento que hemos visto en la velocidad de acumulación de reservas externas y la desaceleración que ha tenido lugar en el crecimiento de la base monetaria", acota el especialista de XP Securities. 

También desde Elypsis, la consultora fundada por Eduardo Levy Yeyati, modificaron recientemente a la baja el tipo de cambio previsto fin de año.

Según detallaron, existe un conjunto de factores de corto y mediano plazo que favorecen la estabilidad nominal del tipo de cambio: 

-Por un lado, el reciente aumento de la calificación de Standard & Poor's para la deuda argentina de "B-" a "B" robustece la posición del país frente a inversores globales, impulsando la demanda de activos locales.

-A esto se suma -en el corto plazo- la estabilidad del dólar, favorecida por los meses fuertes de liquidación de divisas por parte de los agroexportadores y la oferta de u$s7.200 millones que se libera del blanqueo.

-En el mediano plazo, en tanto, la persistencia de un déficit fiscal financiado con deuda externa también presiona a la divisa a la baja. 

"Creemos que la combinación de estos factores favorece la estrategia del carry trade como inversión financiera por excelencia, tanto para agentes locales como globales, induciendo una apreciación real del tipo de cambio, sobretodo de cara a los próximos meses", reflexiona Elypsis.

En base al panorama trazado, la consultora modificó su proyección para fines 2017 a $17,4 desde los $17,8 que preveía anteriomente.

Debate interminable
¿Está atrasado el tipo de cambio sí o no? ¿Es esto lo que hace que la economía sea menos competitiva?

Según los funcionarios del Central, a contramano del gremio de los economistas profesionales, la respuesta -en ambos casos- es un contundente "no".

La visión que tienen en Reconquista 266, la sede del ente monetario, es que el tipo de cambio real multilateral está en línea con los países de la región

Si bien reconcen que este indicador se aprecia, lo mismo ocurre en Latinoamérica y esto permite transitar la baja del dólar en forma "no traumática".

Cuando los economistas o empresarios los señalan como los "culpables" por la falta de competitividad de muchos sectores, los funcionarios del Central refutan enfáticamente esas críticas.

"Los que exportan, al haberse quitado las retenciones, son 30% más competitivos que antes. Y además, porque venimos bajando la inflación y el país volvió a los mercados, tienen crédito como nunca antes", señala a iProfesional un alto funcionario de la entidad que conduce Stuzenegger.

"Hoy existen préstamos en pesos y en dólares muy atractivos para invertir. Eso los vuelve más competitivos, no sólo hay que considerar el valor nominal del dólar", completa.

La proliferación de los viajes para hacer shopping en Chile, Miami, o ciudades donde se observan precios en dólares más baratos que en la Argentina tampoco son argumentos que en el BCRA sean tomados como un síntoma de atraso cambiario.

En una de las tantas apariciones por Twitter, el vicepresidente del BCRA, Lucas Llach, se volvió a cruzar con un grupo de economistas (en su mayoría liberales) sobre este tema. 

Entre los que calentaban el debate estaban Roberto Cachanosky, Carlos Rodríguez (CEMA), Martín Tetaz, Diego Giacomini y Fausto Sportorno (Ferreres & Asociados), entre otros. 

"Por definición tenés atrasado el tipo de cambio real si para cubrir el déficit te endeudás a lo bobo. No hace falta hacer muchas cuentas", disparaba Cachanosky, quien ofreció un almuerzo a sus colegas para continuar con el debate. 

"Me voy a Mendoza, miro para dónde va la gente a comprar (Chile o Argentina) y ya me doy cuenta", continuaba el consultor que recibió la contestación de Llach.

"No confundir nivel cambiario con nivel de proteccionismo", argumentó. "Pensé que los monetaristas creían que el precio de una moneda sólo depende de su oferta y su demanda", chicaneó Llach al tándem liberal.

"Argentina es cara porque todos los precios tienen metido adentro 50-60% de impuestosNo por el tipo de cambio", trató de matizar Spotorno en medio del debate en 140 caracteres.

El dólar seguirá dando que hablar y en eso todos concuerdan. Especialmente mientras la suba de precios no dé tregua y se reedite el cada vez más acalorado debate sobre el atraso cambiario. 

 

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR