Legales
El fiscal Cartasegna, tras el ataque: "Lo que se hizo estaba muy planeado"
04-05-2017 Fue brutalmente agredido ayer en su oficina. Lo hallaron atado con cables, boca abajo y ensangrentado. En el piso, dejaron escrito con azúcar el apellido "Nisman". El letrado investiga delitos de trata de personas, pedofilia y la vinculación de la Bonaerensecon abogados "carancho"
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El fiscal platense, Fernando Cartasegna, brutalmente agredido en su despacho fue dado de alta y contó qué es lo que pasó el miércoles en su oficina donde lo encontraron tirado en el piso boca abajoensangrentado y atado con cables.

"Me siento aturdido, pero bien. No había manera de prevenir lo que pasó, con todos los custodios, la gente que está encima. Buscaron la manera. Es difícil reconstruir lo que me pasó", indicó este jueves en Radio El Mundo.

"No se trató de una entrega. No había forma de que me pasara algo. Si las cosas son como yo las recuerdo, todos se darán cuenta de que lo que se hizo estaba muy planeado", insistió.

Cartasegna estuvo internado desde el miércoles hasta esta mañana en el Hospital Italiano de La Plata luego de que lo encontraran en su despacho en estado de shock y con marcas en el cuello como si hubieran tratado de estrangularlo. 

"Yo no pedí ayuda, no sé cómo llegaron a mí. No me dieron detalles y está bien que así haya sido. Me siento aturdido pero bien", agregó.

El fiscal no pudo ver al agresor, quien lo sorprendió por la espalda. Tras agredirlo, le dejó la palabra "Nisman" escrita con azúcar en el piso.

"Estoy bien, recién me dieron el alta y ya estoy en mi casa. No puedo contar lo que pasó, la fiscal me pidió mucha prudencia. Fue un hecho fuerte y la doctora tendrá que determinar qué fue lo que pasó", explicó.

El del miércoles fue el tercer ataque contra el funcionario judicial en cuatro días. El sábado pasado lo amenazaron a él y a su familia.

Alrededor de las 6.30, cuando Cartasegna regresaba de un operativo, dos hombres y una mujer lo abordaron cuando estaba por bajar de su automóvil, en el centro de La Plata.

Entonces le pegaron, lo amenazaron de muerte y le dijeron que lo iban a convertir "en el nuevo Nisman", en alusión al fiscal federal del caso AMIA hallado muerto con un balazo en la cabeza en enero de 2015, después de denunciar a la ex presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento de los iraníes que ejecutaron ese atentado.

Cartasegna había calificado a sus agresores y a quienes lo amenazaron como "unos tarados".

"No me hago el valiente, pero no tengo miedo. No son profesionales, se creen que uno es muy fácil y no han seguido la carrera de uno. Trabajé contra los barras, tres personas no me pueden sacar si lo hice contra 100", afirmó en aquel momento en radio La Red, pero este jueves fue más cauto.

"Fue algo bastante fuerte y será cuestión que investiguen", aseguró sobre el ataque del miércoles. "No puedo contar porque esta vez me pidieron que tenga mucha prudencia", admitió. 

El fiscal tiene algunas causas sencibles. Investiga delitos conexos con Trata de Personas y Pedofili, pero la causa que despertó a sus enemigos estaría sería la vinculación de los denominados abogados "caranchos" con comisarios de la policía bonaerense.

"Quisieron ahorcarlo con cables", explicaron fuentes de la investigación. "La custodia no vio entrar ni salir a nadie", agregaron.

"El fiscal fue atacado por la espalda, estaba boca abajo, lo amordazaron y le hicieron manifestaciones intimidatorias", confirmó ante la prensa Julio Conte Grand, el Procurador de la provincia, quien además señaló que Cartasegna no pudo identificar a su agresor.

El atacante ingresó el miércoles al despacho en el que el fiscal estaba solo y lo maniató, pero luego Cartasegna pudo hacer un llamado telefónico en el que pudo pedir ayuda.

Conte Grand informó además que en el despacho del fiscal no había seguridad, que la puerta estaba cerrada con llave por dentro y que el atacante dejó escrita con azúcar la palabra "Nisman" en la puerta.

El procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, dijo que este era "un hecho de gravedad inusitada".

"Hay una enorme preocupación por lo que esto significa a nivel institucional", señaló Conte Grand. "Lo interpretamos como una agresión al ministerio público, y por eso la gravedad", enfatizó.

Este miércoles, tras conocerse el hecho, se hicieron presentes en el lugar el Fiscal General de La Plata Héctor Vogliolo, y el ministro de Justicia Gustavo Ferrari.

Efectivos de la policía científica trabajaron en el lugar levantando los rastros que podría haber dejado el atacante y los investigadores analizaban el circuito periférico de las cámaras de seguridad del edificio.

La fiscal Ana Medina quedó a cargo de la investigación y ya le tomó declaración a Cartasegna, quien se especializa en delitos relacionados con la trata de personas y abusos sexuales, pero en los últimos días recibió un expediente que involucra a los policías acusados de cobrar coimas, en el escándalo conocido como "causa de los sobres" de la departamental de La Plata.

AUDIO:
SECCIÓN Legales