Tecnología

El Gobierno probará la nube de Amazon para guardar bases de datos públicas

13-07-2017 El acuerdo, que suscribió el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, también incluye el compromiso del gigante estadounidense de apoyar a unas 300 "startups" locales con capacitación y financiación, y entrenar a unos 300 docentes y un millar de alumnos de unas 200 escuelas
Por Cesar Dergarabedian
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los datos generados por las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son el "petróleo" del siglo XXI. Sin embargo, por la ley de hábeas data, las empresas que operan en la Argentina deben resguardar en servidores locales esos registros que tengan de sus clientes, por lo que los datos están, en cierta manera, "nacionalizados".

Esa norma, junto a otras restricciones que afectan en especial a los bancos, es uno de los principales obstáculos para el desarrollo de la computación en la nube, desde la perspectiva de los grandes jugadores globales de este mercado, como Google, Microsoft y Amazon.

El gobierno nacional dio este miércoles un paso significativo para comenzar a remover esa traba con la firma de un acuerdo con Amazon Web Services (AWS), la unidad de negocios de "cloud computing" del gigante del comercio electrónico estadounidense.

Según informó en una conferencia de prensa previa a la firma del acuerdo, en la que participó iProfesional, Marcos Grilanda, mánager regional de AWS, el convenio habilitará a la administración Macri a probar durante un año en los centros de datos de la empresa dos sets de bases de datos estatales aún no definidas.

El acuerdo, que suscribió por el Gobierno su ministro de Modernización, Andrés Ibarra, también incluye el compromiso de Amazon de apoyar a unas 300 "startups" con capacitación y financiación, y entrenar a unos 300 docentes y un millar de alumnos de unas 200 escuelas en temas referidos a la computación en la nube.

Grilanda, quien participará en una reunión "privada" con el presidente Mauricio Macri y otros ejecutivos del proveedor, dijo que además de estos compromisos, la empresa trabajará junto al Gobierno en "cambios en la legislación" referida a los datos.

AWS tiene hoy tres centros de datos en Brasil, por lo que es muy posible que las pruebas del Estado se hagan en esos "data center" o en los que posee la empresa en los Estados Unidos.

La compañía tiene firmados acuerdos similares con los gobiernos de Chile y Honduras. En el caso de la Argentina, es un convenio de "cooperación en la modernización de la plataforma tecnológica del Gobierno

Detalles
Ibarra, y el vicepresidente de política pública mundial de Amazon Web Services, Michael Punke, rubricaron un "memorándum de entendimiento" con el objetivo de trabajar en conjunto para "promover la innovación pública y usar la computación en la nube para impulsar el desarrollo" de las TIC en la Argentina.

El objetivo del "consorcio", como lo definió la empresa es "implementar acciones y programas de colaboración y asistencia técnica en materia de gestión, diseño, desarrollo y operación" de TIC.

El convenio tiene un año de duración, en que la Argentina y AWS "buscarán promover proyectos de innovación y desarrollo económico a través de la educación y la capacitación para la nube. Además, se trabajará en conjunto para propulsar la modernización de la infraestructura de tecnologías de información".

Para lograr los objetivos del acuerdo, AWS se comprometió con el gobierno a:

- Capacitar la plantilla de funcionarios públicos de la Argentina a usar la nube

Apoyar el desarrollo de negocios en la nube en la Argentina

Apoyar al Gobierno en sus esfuerzos de modernización de TIC.

Ibarra destacó: "La tecnología es una herramienta fundamental para seguir trabajando por un Estado moderno, ágil y eficiente. Este objetivo requiere lo mejor de cada sector, un diálogo colaborativo continuo para construir juntos el Estado que Argentina merece".

Punke sostuvo: "Además de las grandes corporaciones, también las pequeñas y medianas empresas, startups y los gobiernos latinoamericanos siguen adoptando a los servicios de AWS en la nube para traer beneficios a la populación. La Argentina tiene papel importante en el desarrollo de la región y tenemos el compromiso de trabajar juntos con el país para apoyar la innovación a través de la modernización de TIC, la aplicación de políticas públicas en la nube y la capacitación técnica para garantizar el crecimiento económico". 

Más tarde, el ministro y autoridades de Amazon Web Services se dirigieron hacia la Quinta de Olivos donde mantuvieron una audiencia junto al presidente Mauricio Macri.

Cambios legales
"Los clientes deberían reclamar al Gobierno que cambie" la legislación, para "dejar que los clientes pongan sus datos donde quieran, como sucede en Europa", dijo el ejecutivo, rodeado de representantes de tres de sus principales consumidores: Mercado Libre, Etermax (el desarrollador de los famosos juegos Preguntados y Apalabrados) y Nubi, una "fintech" de PayPal y el banco Comafi.

"La Argentina es clave para nosotros", aseguró Grilanda, quien anunció que la empresa evalúa abrir una oficina local en los próximos meses. Hoy, AWS atiende a sus clientes locales desde su oficina en Chile.

"Haremos en los próximos meses un esfuerzo importante con el gobierno para trabajar en cambios en la legislación", insistió el mánager regional de la compañía.

AWS es una unidad de negocios que facturó unos u$s14.000 millones en su último año fiscal, y que creció en ese período un 47% en el mundo.

"Hay mucho por hacer en llevar conocimiento a la gente sobre cloud computing, es el reto", dijo Grilanda, quien este jueves encabezará una reunión en Buenos Aires con 1.200 clientes, entre ellos las cadenas de retail Garbarino y Frávega.

Amazon Web Services tiene varios socios de negocios en la Argentina. Uno de ellos es Globant, una empresa tecnológica mimada por el gobierno nacional, que la enaltece como un modelo de internacionalización para replicar.

Otra firma local especializada en inteligencia artificial es Edrans, y un proveedor de telecomunicaciones corporativas es IPLAN.

Entre los socios locales de Amazon se encuentra BGH Tech Partner, que informó a iProfesional que pone a disposición de sus clientes los 2.100 servicios en la nube que hay en AWS.

La oferta de BGH Tech Partner incluye infraestructura (servidores, almacenamiento, bases de datos, etc); además de servicios, como "business intelligence" e Internet de las cosas.

En el caso de Mercado Libre, alrededor del 90% de su operación al cliente está basada en la nube de AWS, gracias a la cual no abonan en infraestructura propia de servidores. En el caso del millar de interfaces de aplicaciones de terceros que operan con su plataforma, el 40% también está en servidores de AWS.

"Hay un crecimiento explosivo en la Argentina", aseguró Grilanda, quien se negó a precisar la cantidad de clientes en el país y su facturación.

Los factores de AWS para diferenciarse de la competencia de Google y Microsoft son, según su mánager regional, los siguientes:

- La escalabilidad, que permite por ejemplo atender velozmente súbitas demandas de clientes, como los Hot Sale.

- La oferta: unas 90 familias de productos  de gestión, productividad, administración y conectividad.

- La flexibilidad del pago por uso.

- La reducción de costos, con 62 bajas de precios de sus servicios en los 11 años de vida de la compañía.

- La capacidad global, que permite al cliente elegir en que países estarán alojados sus datos. En el caso de los clientes argentinos, eligen entre Brasil y los Estados Unidos por una cuestión de latencia.

Contexto
La promesa de la computación en la nube que impulsan AWS, Google, Microsoft y Oracle, entre otros jugadores globales incluye para sus creyentes no lidiar con la administración de servidores, centros de datos, ni con problemas del soporte técnico, actualizaciones de software y peligros informáticos.

En rigor, el leitmotiv de este negocio se llama en los últimos años "transformación digital", por la cual una organización estatal o privada se ajusta para relacionarse mejor con los clientes y sus públicos.

Una de las tecnologías que hacen posible esa transformación, quizás la de mayor tasa de adopción en el mundo de los negocios en los últimos años, es la computación en la nube.

Según la consultora IDC, la mitad del gasto mundial de tecnología se destinará este año a inversiones en computación en la nube. Y se calcula que, en un plazo de cinco años, el 43% de la capacidad de cómputo de las empresas a nivel global estará alojada en servicios de nube pública y 78% en servicios híbridos; es decir, combinación de nubes públicas y nubes privadas. 

Un cliente con necesidades de inversión en tecnología muy grandes –por ejemplo, aquellos obligados a mantener centros de datos poderosos, como los Estados– tiene que buscar alternativas de bajo costo, y el primer lugar donde miran es la "cloud computing".

Se trata de un modelo de tecnología donde se paga según el consumo y es escalable, flexible y tercerizado, de tal manera que se puede adecuar a los ciclos de crecimiento y contracción del negocio. Música celestial para los oídos del macrismo gobernante que en 2018 deberá hacer un fuerte ajuste fiscal...

SECCIÓN Tecnología