Negocios

Vía libre para autos eléctricos: reglamentan el cupo de importación, con prioridad para la industria nacional

22-07-2017 El Gobierno oficializó los aranceles para el ingreso de estos vehículos que no utilizan combustibles fósiles, así como también para híbridos. La alícuota será del 5% para las unidades listas para la venta, mientras que será del 0% en el caso de que los kits para ensamblar
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Como parte de la estrategia de fomentar la producción nacional de autos eléctricos, el Gobierno estableció cupos para la importación de estos modelos.

Lo hizo mediante la publicación en el Boletín Oficial de una resolución de la Secretaría de Industria y Servicios, organismo bajo la órbita del Ministerio de Producción.

Según la norma, las terminales radicadas en el país que demuestren interés en ingresar del extranjero vehículos híbridos, eléctricos y a hidrógeno deberán respetar un cupo de 6.000 unidades por año, “en atención al desarrollo de la industria automotriz local, su nivel de producción y su vocación de incorporar a su oferta vehículos con las nuevas motorizaciones referidas”.

Por eso, el organismo consideró “conveniente establecer medidas iniciales para una primera etapa de comercialización” de este tipo de autos. 

Los límites, establecidos ahora en la resolución 536-E/2007, se suman a las normas ya anunciadas para el fomento de esta industria en el decreto 331 de mayo pasado, en el cual se aplican alícuotas reducidas del denominado Derecho de Importación de Extrazona (DIE), del 5%, 2% y 0% para la importación de determinados modelos híbridos, eléctricos y a celdas de combustible (hidrógeno).

Dichos aranceles se aplican para los autos armados, semi desarmados y totalmente desarmados, respectivamente. Es decir, se le dará una mayor ventaja a los kits que lleguen para ser ensamblados en el país. 

En estos casos, ahora la Secretaría de Industria y Servicios agregó normas complementarias y requisitos que deberán cumplir las automotrices, así como los procedimientos y criterios para la asignación de los cupos.

El primer artículo de la nueva resolución obliga a las terminales a presentar una solicitud de cupo de importación. 

Para llevar a cabo este procedimiento, la norma se complementa con un anexo en el cual se publica el formulario. Las automotrices además tendrán que acompañar el documento con una copia de la respectiva licencia para configuración de modelo que se les extendió en su momento a las que ya lo solicitaron.

En cuanto a la distribución de los cupos, la resolución establece que se realizarán en forma trimestral a computarse desde la fecha de publicación en el Boletín Oficial de la medida, “tomando en consideración todas las solicitudes presentadas hasta ese momento”.

En cuanto al remanente que pueda quedar en el cupo no usado durante un trimestre, la medida establece que se acumulará para su asignación en el trimestre siguiente.

Para distribuir esas cuotas, el Gobierno tomará en consideración varios aspectos, tales como la incidencia de la operación de importación respecto de la producción local y la utilización efectiva de los cupos asignados en los trimestres anteriores.

Una vez recibidas las solicitudes, la Subsecretaría de Industria emitirá, en un plazo no mayor a 30 días, las asignaciones y tendrá que suscribir los certificados de cupos de importación de estos tipos de modelos, certificados que tendrán una vigencia de 180 días corridos a partir de su fecha de emisión.

De manera adicional, la resolución obliga a las terminales a presentar ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), dicho certificado al momento de la nacionalización de los modelos. También entregarán copia del despacho de importación en un plazo no mayor al mes a contar desde la fecha en que se oficializa la importación.

Lo que viene 
La primera confirmación sobre la importación de un vehículo eléctrico corrió por parte de Renault, que anticipó que el Kangoo ZE estará a al venta en la Argentina antes que finalice 2017.

La marca fue la primera en sondear el terreno de los eléctricos en el país, en 2014. Y este utilitario con una capacidad de carga de 650 kg, ya está homologado para su venta.

Según los números que se barajan al día de hoy, su precio de venta ascendería a u$s32.000, un 50% más caro que el modelo naftero.

Según adelantaron a iProfesional, la versión que llegará a los concesionarios es la Z.E. 33 (Zero Emissions), equipada con una nueva batería que le asegura una autonomía real de 200 kilometros sin necesidad de recargar. 
  
El modelo también reduce los tiempos de espera gracias a un cargador de nueva generación que tarda 6 horas si está conectado a un tomacorriente de pared de 7 KW, mientras que con una hora que se mantenga enchufado recupera 35 Km de autonomía.

El motor también fue renovado, con una gestión optimizada de la batería que limita el consumo eléctrico del vehículo en movimiento y le permite conservar su potencia. Se trata del motor R60 de 44KW, fabricado en la planta de Cléon, Francia.

Otra de las marcas que apuesta a los autos con nuevas tecnologías es Volkswagen. La apuesta de la marca es fuerte, ya que creó un espacio exclusivo destino a promocionar sus nuevos productos, llamado "Zona Eléctrica".

Allí se pueden ver el Golf GTD (híbrido) y el e-Golf, 100% eléctrico (ver foto), que serán los primeros lanzamientos que se concreten en la Argentina, pautados para el año próximo. 

"Nosotros nos adelantamos con la confirmación de la llegada de estos modelos antes que el Gobierno reduzca los impuestos, porque queremos que la Argentina marque tendencia", afirma a iProfesional Pablo Di Si, presidente de Volkswagen Argentina.

Más allá de las novedades, Di Si remarca un aspecto clave: "Lo que tenemos que hacer como país es crear el ecosistema para que esto sea posible". 

"Antes de que el e-Golf llegue al mercado, quien lo compra, tiene que estar seguro que habrá estaciones eléctricas de recargaTambién hay que entrenar a la red de concesionarios porque se requieren cuidados especiales", afirma.

En este contexto, adelanta que en un principio, la marca hará foco con esta tecnología en Buenos Aires y algunas ciudades como Córdoba Rosario, para luego ir expandiendo el área de influencia hacia el resto del país.

Ford, en tanto, acaba de presentar en el Salón de Buenos Aires su próximo lanzamiento

"En Sudamérica fuimos los primeros en introducir un producto híbrido, como sucedió con el Fusion en 2010, en Brasil. Ahora estamos anunciando el desembarco del Mondeo Híbrido en la Argentina", afirma el presidente de Ford Sudamérica, Lyle Watters. 

El sedán más grande de la marca, que estará disponible en los concesionarios del país a partir de 2018, está equipado con una transmisión continua variable controlada electrónicamente para combinar el poder del motor de combustión interna con el eléctrico. 

Una de las características es que, a velocidades bajas y en reposo, el sistema de control del vehículo apaga el motor que utiliza combustible líquido para encender el alternativo. A velocidades altas, ambos impulsores son los que aportan potencia.

Además, la tecnología inteligente "aprende" cuándo cambiar a la alimentación eléctrica. Por ejemplo, cuando el conductor se está acercando a su hogar.

Otro dato importante del vehículo es que los frenos son regenerativos, por lo que suponen una tecnología últil que permite recuperar hasta el 90% de la energía que suele perderse con los frenos de fricción y la recicla para recargar la batería. De esta forma, el Mondeo Híbrido consigue la máxima eficiencia energética al conducir.

Además de los futuros lanzamientos, hace poco se confirmó la rebaja de precios del Toyota Prius híbrido, que ya está a la venta.

La japonesa anunció que, gracias al cambio impositivo, el auto pasó de u$s62.000 a costar u$s38.900.

Para hacer más atractiva la propuesta, la compañía también amplió la garantía a 8 años o 160.000km.

El Toyota Prius cuenta con tecnología híbrida, combinando un motor naftero con uno eléctrico.  

Se vienen los primeros "enchufes"
Así como las automotrices están poniendo primera en la homologación de nuevos modelos para el mercado argentino, la petrolera YPF está por dar el gran paso anunciando la creación de su primera red de puntos de carga para autos eléctricos.

Según informó oficialmente la compañía pondrá postes en 220 estaciones, a lo largo y ancho del país. Para ello destinará u$s13 millones. 

Las primeras se instalarán desde la segunda mitad de año en las de la autopista Buenos Aires-La Plata, a través de los servicios de QEV Argentina en asociación con el grupo ABB (ASEA Brown Broveri).

Esta última empresa es la desarrolladora del equipamiento que ofrece carga rápida: se requerirá entre 15 y 30 minutos para cargar el 90% de la batería.

Además, trascendió que estos surtidores eléctricos serán “inteligentes”: los usuarios podrán geolocalizar el punto de recarga más cercano, reservar de turnos y pagar con tarjeta de crédito a través de una app.

El gerente ejecutivo comercial de YPF, Enrique Levallois, aseguró que el acuerdo “se enmarca en la visión estratégica de YPF de ser una empresa integral de energía, a la vanguardia del mercado automovilístico y las necesidades del cliente”.

SECCIÓN Negocios