Economía

Grupo inmobiliario local, a punto de salir a cotizar en la bolsa de Nueva York

04-08-2017 Una vez que invierta cerca de u$s150 millones en nuevos proyectos inmobiliarios orientados al mercado de oficinas y a proyectos industriales, buscará expandirse tomando fondos de inversores globales con una OPA en el principal mercado bursátil del mundo 
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Después de haber colocado un bono convertible en acciones por u$s150 millones a 10 años de plazo para financiar nuevos proyectos inmobiliarios en el país, la desarrolladora TGLT está a punto de desembarcar en el mercado de capitales más importante del mundo como es la bolsa de Nueva York.

Si bien ya en 2010, la compañía registró sus American Depositary Receipts o ADR en la Bolsa de Nueva York bajo el símbolo de TGLTY, ahora se prepara para listarse en el NYSE. De hecho, ya presentó los papeles ante la Securities ande Exchange Commission (SEC) el año pasado y culminará el proceso una vez puestos en marcha los nuevos desarrollos inmboliarios que serán fondeados con el dinero obtenido la semana pasada proveniente de la colocación del bono.

La compañía planea cotizar en la NYSE bajo el símbolo TGLT. En este sentido, los bancos JP Morgan, Morgan Stanley, Santander y UBS Investment Bank son los bookrunners conjuntos en este ingreso.

En cuanto al dinero obtenido en la colocación de su bono convertible, el 75% será destinado a inversiones en los sectores de inmuebles comerciales y depósitos industriales, otro 10% a proyectos residenciales mientras que el 25% restante se usará en ampliación del capital de trabajo y la cancelación y refinanciación de pasivos.

El bono colocado se convertible en acciones y a 10 años de plazo. Estuvo a cargo del banco Itaú BBA y logró una sobresuscripción importante. De hecho, varios de los actuales accionistas hicieron uso del derecho de preferencia e incrementaron sus tenencias accionarias en la empresa. Uno de los casos más destacados es el de IRSA

El grupo fundado por Eduardo Elsztain ya controlaba un 9,48% del capital accionario de TGLT. Y, una vez que  ejerza su derecho de preferencia pasará a tener el 13,8% de las acciones, por lo cual abonó u$s22,2 millones en nuevas acciones de la desarrolladora inmobiliaria con vencimiento en 2027.

Al respecto, Alberto López Gaffney, CFO de TGLT, explicó a iProfesional que el objetivo de la colocación de este bono convertible es el de incrementar los negocios de la desarrolladora en especial en edificios de oficina y en el mercado de los parques logísticos.

“Creemos que ambos sectores están siendo favorecidos por el escenario económico actual del país y tienen buenas perspectivas de crecimiento”, agregó el ejecutivo de la compañía inmobiliaria que desarrolla proyectos bajo las marcas Forum, Astor y Metra, Venice y Proa.

TGLT desembarcó en la Bolsa de Buenos Aires en 2010, convirtiéndose en la primera compañía con foco en el mercado residencial en salir a cotizar en el recinto bursátil porteño. Actualmente, su capitalización es de u$s45 millones, aunque con un nivel bajo de liquidez.  

Y en el caso de la colocación de los nuevos bonos atrajo el interés de inversores extranjeros, más precisamente de Brasil, Chile, Londres y Nueva York. Algunos ingresaron como nuevos accionistas y en otros casos, como el de IRSA, aumentaron sus tenencias accionarias.

Según López Gaffney, “mas allá de la reciente volatilidad de los mercados, la compañía logró que tanto actuales como nuevos inversores la acompañen en esta transacción, porque se trata de una manera diferente y mas segura de encarar inversiones que la emisión de Obligaciones Negociables por ejemplo”.

Si bien su ingreso al NYSE todavía no tiene fecha cierta, el ejecutivo de TGLT adelantó que será una vez volcados los fondos provenientes de la colocación del bono. El objetivo de cotizar en la bolsa de Nueva York se basa en obtener fondeo fresco para sostener la expansión de la desarrolladora en los mercados donde actualmente opera como Argentina y Uruguay, y en desembarcar en nuevas regiones.

Además, según el ejecutivo, le permite contar con una estructura de capital diversificada proveniente de distintas fuentes como los mercados de capitales, las ON y socios estratégicos.

Una vez finalizado el proceso de llegada la bolsa neoyorquina, TGLT se sumará a un grupo de empresas argentinas que ya cotizan en el NYSE entre las que se encuentran Tenaris, YPF, BBVA Francés, Nortel, Telecom, Ternium, Adecoagro, Globant, Pampa Energía, Arcos Dorados, IRSA y Edenor, entre otras.

Mientras tanto, destinará parte de los u$s150 millones obtenidos en la colocación de acciones también en dos proyectos residenciales en la Ciudad de Buenos Aires y en Rosario. En el primer caso, está levantando un edificio de viviendas en la Avenida Caseros a la altura de San Telmo. El segundo, se levantará en el Puerto Norte, a orillas del río Paraná, en una superficie de 84.000 metros cuadrados en los cuales habrá viviendas, espacios públicos, hoteles, centros gastronómicos y para actividades culturales.

El año pasado, cerró su balance con ventas por $868 millones, un nivel similar vs. 2015. Esto se puede explicar por una escasa demanda y un entorno macroeconómico débil, en el que la compañía decidió permanecer cauta y no realizar nuevos lanzamientos.

La composición de las ventas tuvo un impacto negativo, ya que en 2016 cayeron en mayor proporción las ventas de nuestros productos premium como Forum Alcorta y Astor Palermo. Además sufrió otros inconvenientes, como la medida cautelar en la obra del proyecto Venice, uno de los más grandes. Esta medida, que tuvo una duración de tres meses, paralizó las ventas.

Según el sitio web de la empresa, en TGLT aseguran que para este año habrá un repunte en la actividad inmobiliaria “impulsado por el ingreso de divisas por la amnistía fiscal, un incipiente rebote en la actividad económica y la reaparición del crédito hipotecario”.

 

SECCIÓN Economía