Tecnología

Efecto "fintech": la banca tradicional enfrenta el dilema de convertirse en digital o morir

09-08-2017 El negocio se mueve bajo una base tecnológica que gira en torno a los clientes y obliga a reinventar el concepto de banco tradicional. La automatización de procesos junto a la analítica y la robótica facilitan el cambio de la experiencia del cliente
Por Cesar Dergarabedian
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Serás lo que debas ser o no serás nada”. La expresión del general José de San Martín se plantea cada día con más fuerza ante la banca tradicional que enfrenta el desafío de la digitalización de sus negocios, que facilita el ingreso de nuevos jugadores y abre a proveedores tecnológicos nuevas oportunidades y segmentos de mercado.

¿Cómo impacta la digitalización en las entidades financieras? El informe “Global Fintech Report” realizado por la consultora PWC señala que más del 80% de las entidades bancarias cree que verán sus ganancias recortadas en manos de las “fintech”. El estudio se basa en una encuesta a más de 1300 especialistas en finanzas a nivel global.

“Las fintech están revolucionando las finanzas, aumentando la inclusión financiera y esto no pasa desapercibido por la banca tradicional que deberá adaptarse”, afirmó ante iProfesional Alejandro Cosentino, director general ejecutivo de la empresa Afluenta

Esta compañía argentina utiliza la tecnología “para prescindir de la costosa estructura que tienen los bancos y dar un servicio a la medida de lo que esperan los clientes”, explicó Cosentino.

Entre los principales hallazgos del informe de PWC, que ilustran sobre la magnitud del desafío que tiene la banca tradicional, se encuentran los siguientes:

* Inversión en tecnología: las fintech invierten el 46% de su presupuesto en inteligencia artificial mientras que las entidades bancarias solo el 30%. Esta alta inversión se enfoca en integrar sus sistemas de servicio con el análisis de datos (big data) y las tecnologías móviles.

* Asociación e integración: el 82% de las instituciones financieras crean lazos con empresas Fintech porque éstas desarrollan sistemas que procesan gran cantidad de datos y mejoran el vínculo con los clientes. En el último año, la asociación entre financieras tradicionales y fintech creció 13%.

* Competencia en innovación: el 77% de empresas de la banca tradicional incrementó sus esfuerzos en innovación y el 56% cambió completamente sus estrategias de servicios ya que más del 80% de las empresas tradicionales del sector creen que verán sus ganancias recortadas en manos de los innovadores.

* Expansión de blockchain: Para el 2020 se espera que el 77% de las instituciones financieras adopten el sistema blockchain. Este permite una gestión segura y confiable a través de Internet sin necesidad de que los clientes se presenten en una sucursal.

* Regulaciones fintech: Las entidades regulatorias son cada vez más favorables al desarrollo del sector. “En este punto la ley de emprendedores, recientemente promulgada en Argentina, es un ejemplo, al incorporar el concepto de crowdfunding y simplificar considerablemente los pasos para la constitución de empresas”, consideró Cosentino.

Avanzada brasileña
Bruno Rovagnati
, Senior VP &  Managing Director de R/GA para América latina, ejemplificó ante iProfesional una hoja de ruta de cómo debe transformarse digitalmente un banco con un cliente brasileño de esta compañía de innovación.

En junio el banco brasileño Bradesco presentó Next, una nueva forma de interactuar con una organización bancaria sin estructuras físicas ni sucursales, y con reducidos costos de servicio para el cliente.

No se trata de la digitalización de un banco tradicional. Tampoco es un “home banking”. “Es otro concepto de banco, pensado desde cero, que no busca mejorar las prestaciones digitales de Bradesco sino generar nuevas funcionalidades a través de un servicio distinto. Su mismo nombre habla de lo que viene, y de allí se debe interpretar el cambio cultural que está por delante”, explicó Rovagnati.

Este proyecto, en el que participó R/GA, comenzó hace tres años, cuando “los responsables de este emprendimiento interpretaron que el mercado iba rumbo a la desintermediación, y pensaron este nuevo banco con el objetivo de establecer al usuario como centro de su estrategia”, afirmó el ejecutivo argentino.

“Esos usuarios hoy tienen otra percepción de la velocidad, la rapidez, la instantaneidad. Incluso tienen otra percepción del concepto de dinero, que modela y define servicios e interfaces. Hoy el ‘millennial’ o nuevo consumidor que cuenta con dinero, no sale de viaje con 9.999 dólares en el bolsillo cuando puede viajar, por ejemplo, con bitcoins. No está acostumbrado a ir a un banco ni le gusta tener una billetera”, afirmó Rovagnati.

El ejecutivo de R/GA detalló que “a partir de la economía digital, la definición de moneda ya es mucho más amplia que lo que conocíamos. Elementos como las criptomonedas cambian conceptos básicos de cómo nos comunicamos y nos integramos. Nos referimos a mucho más que al dólar o el peso. Por eso es que también ya incorporamos al concepto ‘social currency’ (moneda social), donde a veces se paga con información, con actividad, con referidos, con tiempo, o con atención”.

“Los nuevos sistemas financieros deben tener la capacidad de aprender y cuanto más aprendan, mejor servicio y valor darán a sus clientes. Por eso es fundamental que conozcan, escuchen, registren patrones, vean lo que sucede y reaccionen. Y esto es lo que comenzó a hacer Next con sus clientes, interpretando sus realidades socioeconómicas y sus interacciones de vida. Con el tiempo, el sistema se autoalimentará con la información que obtenga y ofrecerá servicios cada vez más ajustados a las necesidades de su público”, pronosticó.

Batalla contra el efectivo
Una visión de cómo la banca tradicional enfrenta el desafío digital proviene de José Humberto Acosta Martín, vicepresidente financiero de Bancolombia, el mayor banco privado de Colombia, quien aseguró que las entidades deben migrar sus procesos a las plataformas digitales.

“El futuro de la banca está en lo digital”, aseguró Acosta durante una reunión con periodistas de medios regionales, en la que participó iProfesional, en el marco del Run Digital de la empresa informática SAP.

¿Cuál es el mayor reto que enfrentan? Para Acosta no es tecnológico sino orientar a las personas a ver las soluciones digitales como una opción por encima de las transacciones en efectivo o movilizándose al banco.

“Estamos trabajando para que los 8 millones de clientes en Colombia no usen el efectivo”, dijo. Agregó que el banco realizó un estudio de los datos de los clientes al analizar cuáles eran las transacciones que demandaban mayor flujo de personas en las oficinas y las migraron a las soluciones digitales como la aplicación o su página web.

José Wolff Reyes, director de estrategia digital del banco, aseguró en la misma rueda de prensa que el negocio se mueve bajo una base tecnológica que gira en torno a los clientes y reinventar el concepto de banco tradicional.

“Usamos la tecnologías de automatización de procesos con analítica y robótica para ver cómo cambiamos la experiencia del cliente y que las jornadas sean simples rápidas y digitales”, detalló.

Otro reto que plantea esta transformación es trabajar en big data a partir de los registros provenientes de los clientes. “Aún no somos muy hábiles en explotarla y lo que queremos es entender al cliente a través de sus datos para darle opciones reales y más efectivas”, reconoció.

Normas detrás de la innovación
Para propiciar y alcanzar la banca digital en la Argentina, Rovagnati cree que es necesario adecuar la legislación y las normativas que las alcanzan para “hacerlas más simples”. 

También tienen que analizar las comisiones e impuestos para aliviarlas de las cargas que las encarecen. “La alta regulación de mercados como el financiero o el farmacéutico atentan contra la rapidez y efectividad de sus transacciones”, advirtió.

“Lo que hay que entender en primera instancia es que, si no emprendemos el camino de la  transformación digital financiera, no hay mucho futuro. Ya estamos tres años atrasados respecto a Next, de Bradesco, y acumulamos una década respecto de los desarrollos más avanzados del mundo”, advirtió.

Filón para “telcos”
Las “fintech” abren nuevos segmentos para los proveedores de servicios de telecomunicaciones. Por ejemplo IPLAN brinda soporte a las flamantes entidades financieras electrónicas Walap, del grupo Eurnekian, y Multifinanzas, del grupo Trasatlántica.

Estos dos bancos que operarán a partir de 2018 trabajarán sobre la infraestructura de IPLAN, incluyendo enlaces, almacenamiento y servicios, detalló ante iProfesional Damián Maldini, gerente general de este operador.

IPLAN, que trabaja hace siete años en el mercado financiero tradicional, apuesta a que los bancos se introduzcan en las nubes privadas, para crear estructuras virtuales sin necesidad de contar con sucursales.

Los planes de Nubi
Un ejemplo de alianza entre actores tradicionales y nuevos del sector financiero es el de Nubi, compañía vinculada al banco Comafi, y PayPal, uno de los jugadores mundiales de pagos digitales, que lanzaron en julio un servicio dirigido al comprador, ya sea consumidor final o comercio. 

Así cualquier persona en la Argentina puede utilizar la plataforma de Nubi para recargar saldo en su cuenta de PayPal mediante una simple transferencia desde su cuenta bancaria. De la misma manera que funciona el servicio de Retiros, esta operación de recarga se puede realizar con todos los bancos del país.

Martin Borchardt, director general ejecutivo de Nubi, explicó a iProfesional que “este es un servicio que mejora significativamente las transacciones del consumidor, ya que aumenta el poder de compra y extiende el alcance de los comercios a los que pueden acceder. Los argentinos ya no tendrán que preocuparse por los límites de tarjetas de crédito y podrán realizar compras” en más de 18 millones de comercios en 30 monedas en 200 países. 

En sus primeras dos semanas de funcionamiento capturó unos 15.000 clientes que realizan un promedio de 150 dólares por transacción, aunque la mediana es de 86 dólares. El 70% de los usuarios son “millennials”.

El servicio de Recargas de Nubi permite a los comercios y consumidores comprar en línea en los Estados Unidos, China, Europa y el mundo sin necesidad de utilizar su tarjeta de crédito.

Esta noticia se añade al reciente anuncio sobre el nuevo servicio que permite a las pymes y emprendedores argentinos que ofrecen servicios y productos en el exterior, retirar los pagos internacionales recibidos en su cuenta PayPal para depositarlos en su cuenta bancaria local, ya sea en pesos o dólares. Según Borchardt, ya hay 8.000 compañías que utilizan este servicio.

“Apuntamos a fomentar la inclusión financiera y democratizar el comercio electrónico en Argentina. Los principales segmentos beneficiados son los viajeros, los que consumen productos y servicios ‘online’, y la comunidad ‘gamer’, que ahora van a poder recargar saldo en Paypal y comprar en plataformas como Airbnb, TripAdvisor, eBay, PlayStation Store, Forever 21 y Steam entre otros”, dijo Borchardt.

El ejecutivo anticipó que antes de fin de año está alianza de PayPal y el Comafi lanzará dos o tres nuevos productos, complementarios a los otros, que apuntarán al comercio exterior.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR