Politica

Ahora, la batalla por el conurbano: Vidal refuerza "brotes verdes" para penetrar el bastión de CFK

16-08-2017 En los distritos donde el kirchnerismo hizo la mejor votación se concentran los peores índices de pobreza. Es a ese público que, al decir del Gobierno, todavía no les llegó el beneficio del cambio, hacia donde apuntarán los esfuerzos del oficialismo. Una mezcla de política y políticas de asistencia
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Extinguidos los cánticos en el bunker y con la lupa sobre los datos duros, el Gobierno ya empezó a poner el foco en la recuperación de la economía

Paradójicamente, este tema -que se había vuelto tabú en la campaña por las PASO-, será uno de los ejes principales del nuevo mensaje que articula el oficialismo, de cara a la batalla final.

De la mano de la reactivación, auguran asesores de Cambiemos, vendrán los votos para tapar el "bache" de adhesiones abierto en el conurbano, el territorio más caliente del país y que aún no pudo ser pintado de amarillo por María Eugenia Vidal.

"Cada vez nos va mejor. En octubre jugará a nuestro favor el repunte de la economía", confiaron a iProfesional en el equipo de la gobernadora ante la consulta sobre los resultados del domingo en la primera y tercera sección en provincia de Buenos Aires.

Ocurre que en el conurbano (que nuclea el 70% de los votantes), la lista de Cristina Kirchner retuvo 23 de los 33 municipios. En tanto, la boleta de Cambiemos, con Esteban Bullrich como candidato a senador, se impuso en 9.

En cantidad de votos, CFK obtuvo una diferencia a su favor de 280.000 en la "categoría" Senadores y 400.000 en Diputados

Esas cifras representan un 3 y un 4%, en cada caso, de las 9 millones de personas que sufragaron en la Provincia.

Se trata de un margen clave, si se tiene en cuenta que las primarias en territorio bonaerense concluyeron según el conteo provisorio en un "empate técnico" (34%) y confirmó la polarización.

En efecto, el resultado parcial motivó lecturas cruzadas: mientras Cambiemos se atribuyó la victoria, el kirchnerismo dio por ganadora a Cristina y denunció maniobras para demorar el escrutinio en el conurbano.

Precisamente ahí se centrará la estrategia de Cambiemos de cara a la segunda fase de la campaña: apuntará a esa zona, la más castigada económica y socialmente y la que, a su vez, mantiene su fidelidad a CFK.

Para seducir a este caudal de electores, el Gobierno apostará a un cóctel que combina:

- El anuncio de los "brotes verdes" de la economía

- Acciones específicas para mejorar el poder adquisitivo

- Un refuerzo del mensaje políticos sobre las bondades del cambio

Todos los recursos del oficialismo estarán dispuestos para intentar seducir al llamado "pobre aspiracional". 

Según la definición de Durán Barba, esta categoría incluye a quienes "no tienen cloacas, tampoco agua, carecen de empleo y que creen que sufren esas condiciones por la corrupción o incapacidad de quienes gobernaron la Provincia durante décadas".

El plan macrista ya está en marcha. En medio de la puja por el escrutinio con el kirchnerismo, Vidal salió a ganar voluntades, reconociendo que el corazón de Buenos Aires fue "el que más ha sufrido las medidas difíciles" tomadas por el Ejecutivo pero serán los destinatarios de un futuro mejor.

Por cierto, ese bastión peronista fue el que Cambiemos intentó reforzar en la campaña intensificando la obra pública y dándole fuerte impulso a los créditos. 

De hecho, esos son los aspectos que más se ha intentado destacar en los "timbreos" y apariciones mediáticas.

Este "operativo seducción" que se montará en el conurbano, también incluye medidas que apuntan al bolsillo de la clase media y baja. 

Una de ellas es, por ejemplo, la promoción del Banco Provincia que otorga descuentos de hasta el 50% en supermercados. 

La entidad posee cuatro millones de usuarios de tarjeta de débito y 1,5 millón de plásticos de crédito, con amplio protagonismo de empleados públicos y jubilados.

Los beneficios tuvieron una aceptación tal que los establecimientos se vieron desbordados.

Esto llevó a las autoridades a discontinuar la acción en la semana previa a las PASO, al ver que la oposición se valió de las imágenes de largas colas para insistir sobre los efectos de la pobreza y caída del poder adquisitivo.

Luego de las urnas, la "promo Vidal" dirá presente y con más fuerza: se extenderá a más establecimientos y se realizará con mayor frecuencia.

Los créditos de ANSES también forman parte del combo. Si bien fueron anunciados antes de las PASO, tendrán mayor protagonismo de aquí a octubre.

Los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) pueden pedir hasta $5.000 por hijo a devolver en 24 cuotas de $270 por mes.

A su vez, los titulares de pensiones no contributivas tienen luz verde para acceder a $12.000 y las madres titulares de AUH con siete hijos, hasta $20.000.

En el plano laboral, el Gobierno intentará evitar conflictos derivados del cierre de empresas, como los despidos masivos

Tras el desalojo violento en la planta de Pepsico, el "cambio" se reflejó en la reincorporación de los cesanteados en Cresta Roja.

También, en la conciliación obligatoria dictada en la fabricante Extreme Gear, que denunció a Adidas por importar calzado que antes ensamblaba en sus plantas.

Territorio caliente
Seducir a los votantes de las secciones más densamente pobladas no será tarea fácil para el oficialismo. 

En ese territorio (que representa apenas 0,5% del nacional), se concentra nada menos que un 29% de la población total.

No sólo eso, reúne un 34% de la pobreza, cifra que escala al 49% en el caso de los menores de 18 años, según INDEC.

Los registros provinciales contabilizan allí 1.236 villas, asentamientos y barrios informales, en los que habitan 2 millones de personas. 

Más del 90% de estas familias carece de conexión a la red de agua y seis de cada diez no cuentan con el servicio de recolección de basura.

En cuanto al empleo, la desocupación tocó allí el nivel más alto del país: 11,8%, que se acrecienta al 23% si se incluyen los subocupados. Las cifras correspondientes al primer trimestre de 2017 son superiores a las del mismo período de 2015.

Estos son todos indicadores que no hacen más que reflejar el deterioro acumulado durante los últimos años.

"Aunque las condiciones de vida del pueblo trabajador empeoraron con el gobierno de Macri, tiene algo de paradójico que Cristina Kirchner tenga su núcleo duro electoral en una región donde, cuando dejó su gobierno, la mitad de los trabajadores eran empleados no registrados", advirtió Christian Castillo, precandidato del Frente de Izquierda.

Además de estar en la informalidad, "un 30% de la población estaba en situación de pobreza y un 60% de los hogares no tenía cloacas", completó.

El "voto castigo" se reflejó en municipios de gran importancia en términos electorales.

La lista incluye a La Matanza, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Merlo, Lanús, Moreno, Avellaneda, Berazategui, Esteban Echeverría y Hurlingham, totalizando las 3,3 millones de personas.

En cambio, el oficialismo ganó en San Fernando, Morón, Tres de Febrero, San Isidro, Vicente López, San Miguel, La Plata, San Martín e Ituzaingó.

Con todo, el resultado fue mejor al esperado inicialmente por Cambiemos

"El conurbano hay que dividirlo en primera y tercera sección. Siempre supimos que la última era la más difícil. Pese a ello, pudimos reducir la diferencia con respecto a la elección anterior", aseguró el diputado nacional del PRO Daniel Lipovetzky.

A nivel provincial, el oficialismo se anotó victorias en 101 de 135 municipios, incluidos los partidos agrarios del interior y las grandes ciudades como Bahía Blanca. 

En el plano nacional, se consolidó como primera fuerza en 10 distritos, con algo más de un tercio de los votos.

"El resultado fue muy positivo, nos convertimos en una fuerza nacional que arrancó en Ciudad y pudo consolidarse en las grandes metrópolis", señaló un asesor de Horacio Larreta que integra la mesa chica junto con Vidal, Macri y Marcos Peña.

"En el caso de la provincia de Buenos Aires, habrá que monitorear cómo se va dando la ´polarización atenuada´ a favor de quienes quedaron en primer y segundo lugar", indicó Rosendo Fraga al analizar las primarias.

Según el director de Nueva Mayoría, resta dilucidar hacia dónde irá una parte de los votos de Sergio Massa y de Florencio Randazzo. De ahí que uno de los próximos pasos será ir a la caza de los intendentes que salieron heridos por el clima de "grieta".

La otra incógnita es cuánto de lo que ocurrió en las PASO se trasladará al 22 de octubre. La historia reciente muestra que en dos de las tres primarias se repitió el resultado. Pero en 2015 Macri lo dio vuelta.

Sensación térmica
En este marco, reactivar la economía y que esto se haga visible son puntos centrales de la estrategia de Cambiemos.

Los funcionarios apuran medidas que posibiliten mostrar una baja sistemática de la inflación. Procuran que no haya sorpresas hasta octubre.

En cuanto al dólar, intentarán evitar el error cometido en la previa a las PASO: dejar que escale rápidamente (de $16,50 a $18,00) bajo la teoría de la flotación y sus bondades.

El pragmatismo se hará presente por encima de cualquier principio teórico y el Banco Central intervendrá en el mercado cuando haga falta para no permitir que el billete verde se dispare y pueda contagiar a los precios de bienes y servicios. 

Entre los analistas, en tanto, hay miradas encontradas. En Economía y Regiones creen que se está dando una recuperación "lenta, suave y sectorizada". Lo curioso es que está acompañada de una "sensación térmica" peor a la de 2015, pese a que los números son similares.

La explicación para la consultora dirigida por Diego Giacomini y Javier Milei es que "hay (un poco) menos de empleo y deterioro del consumo".

En rigor, en los primeros cinco meses del 2017, el sector industrial perdió 50.000 puestos de trabajo respecto a 2015, mientras que el nivel de ventas en supermercados cayó 8% en términos reales.

De cara a lo que viene, la visión de Ecolatina es optimista: "Los resultados de las PASO devolvieron tranquilidad a los agentes económicos".

No obstante, la consultora señala que Cambiemos no obtendrá quórum propio en ninguna de las cámaras del Congreso y que por tanto deberá negociar con las otras fuerzas para aprobar leyes.

Las elecciones del domingo también dejaron su huella en la CGT

Sin ánimos de buena parte de la dirigencia de concretar la protesta prevista para la semana próxima, parte de la cúpula evalúa acercarse a CFK para bloquear la reforma laboral que prepara el Gobierno para después de octubre.

En este agitado escenario, los votos en el conurbano jugarán un rol clave y delinearán el accionar de Cambiemos y del kirchnerismo.

Es allí donde el macrismo buscará ganarle a Cristina, quien se postula como una vía moderada para "limitar el ajuste" frente a la opción más confrontativa de la izquierda.

Para lograr su meta, el oficialismo necesita que el "segundo semestre" esta vez no se demore, tal como sucedió en año pasado. 

Deberá exhibir muchos "brotes verdes". Caso contrario, como ya les advirtió a los funcionarios el "célebre" Duran Barba, mejor no hablar de economía. Mucho menos, prometer cosas que luego no se podrán cumplir.

Pero además si no se recupera el consumo, el Gobierno tendrá mayor dificultad para imponerse en Buenos Aires. Un pilar necesario para afianzarse como fuerza nacional y dotar de musculatura política su plan de reformas, que incluyen la baja de los costos laborales.

SECCIÓN Politica