Politica

La "calculadora" de las PASO: cuál sería el resultado definitivo en Buenos Aires, según la proyección estadística

16-08-2017 Si bien el dato final estará en algunos días, es posible estimar al ganador de la contienda entre Esteban Bullrich y Cristina Kirchner por medio de un simple ejercicio numérico. Los escenarios posibles si se contabilizan los 400.000 sufragios que quedaron fuera del recuento provisorio 
Por Rubén Ramallo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Una vez conocidos los resultados provisorios de las PASO, el centro de atención de las mismas dejó de ser quiénes fueron los ganadores de las escasas internas partidarias que efectivamente se realizaron -el objetivo inicial de estas primarias-.

O quiénes quedaron afuera por no alcanzar el piso para participar en las legislativas generales de octubre. 

Esta vez, el eje de atención se centró exclusivamente en saber quién de los dos principales precandidatos de la Provincia de Buenos Aires terminó ganando la pulseada: si Estaban Bullrich o Cristina Kirchner

La polémica se desató cuando, desde el oficialismo, se decidió cortar el conteo de los sufragios, una vez que se había alcanzado el piso del 95% del escrutinio, lo que desató la bronca de la ex presidenta quien, micrófono en mano, habló de un "bochorno" a nivel internacional. 

Más allá de la forma en que se fueron conociendo los resultados a lo largo de las horas, con todas las suspicacias que ello generó, ahora el tema es saber qué sucederá con el recuento definitivo, que sólo se conocerá en el transcurso de las próximas semanas.

Sin embargo, es posible realizar un simple ejercicio numérico -siempre en función de los datos disponibles a efectos de traspolar los datos actuales- y esbozar cuál hubiese sido el resultado definitivo si en la madrugada del lunes se hubiese procedido a contabilizar el 100% de los votos.

Antes de ello, es clave analizar brevemente cuáles son los datos hasta ahora conocidos. En una breve síntesis, lo más relevante es que: 

En total se contabilizaron 8,9 millones de votos. 

Cambiemos obtuvo el 34,19% de los sufragios escrutados, frente al 34,11% de Unión Ciudadana. Ello implica una diferencia de 6.915 votos en favor de los primeros.

Unión Ciudadana obtuvo su triunfo más importante en la Sección Tercera, donde la diferencia a su favor fue mayor a los 400.000 boletas, a la que se suma la Primera, por un escaso margen de 4.000.

En el resto de las secciones Cambiemos ganó con amplitud, siendo lo más relevante el resultado de la quinta sección electoral, por más de 135.000.

En cuanto al recuento de votos en sí mismo, surge que:

Si bien el total escrutado fue del 95,68%, existe una marcada diferencia en cuanto a lo sucedido en las diferentes secciones. 

La Sección con menor porcentaje fue la Tercera, donde precisamente ganó ampliamente Unión Ciudadana.

En sentido inverso, en la Cuarta Sección se registró el mayor nivel de conteo, con el 98,91%. En esta ganó Cambiemos por cerca de 60.000 votos.  

Que hubiera pasado si…
Un simple ejercicio numérico puede ayudar a dar con el resultado de haberse computado el 100% de los votos.

En primer lugar, cabe consignar que fueron dejados de lado poco más de 400.000 sufragios, que representan ese 4,32% del padrón.

Una manera de calcular cuál hubiese sido su incidencia en el total general es proyectar los resultados de cada sección en función de los porcentajes escrutados, tomando como referencia los datos de cada una de ellas.

En tal sentido, las conclusiones que se obtienen en principio, serían las siguientes:

El total de votos válidos se elevaría a 9,3 millones, es decir que se sumarían unos 400.000.

Tomando en cuenta los porcentajes pendientes de escrutar, los mayores incrementos a nivel de Sección se registrarían en la Tercera, con cerca de 180.000 y en la Primera, con más de 140.000.

Ello le permitiría a Unión Ciudadana obtener unos 10.000 sufragios más, pues incrementaría su caudal electoral en unos 144.000, frente a los 133.000 que cosecharía Cambiemos.

A partir de este ejercicio, Unión Ciudadana lograría dar vuelta el resultado, pues obtendría el 34,18% frente al 34,15% de Cambiemos.

En definitiva, lograría una ventaja de 3.300 votos.

La clave
Tomar en cuenta o no ese 4,3% de votos sobre un total del orden de los 9 millones puede ser fundamental o irrelevante, según el cristal con el que se mire.

En este caso, quienes se sienten más damnificados son los representantes de Unión Ciudadana, pues consideran que de contarse el 100% de las mesas resultarían ganadores, aunque muestran cifras que son muy difíciles de validar.

En el otro extremo está el oficialismo, que esgrime la idea del "empate técnico".

Por su parte, Adrián Pérez, secretario de asuntos políticos del Ministerio del Interior, brindó su opinión sobre el tema, al tiempo que rechazó de plano las denuncias del kirchnerismo

"El escrutinio provisorio se terminó. Va a quedar un 4 por ciento sin escrutar que va para el definitivo. Es el número normal y habitual que suele quedar en toda elección". afirmó Pérez

"Se evidenció una paridad absoluta, un empate técnico que lo va a definir la justicia en el escrutinio definitivo", aseguró.

En tanto, desde Indra, que tiene a cargo ésta tarea desde 1997, afirmaron que es normal que se retrase el escrutinio, respondiendo a la primera crítica de Unión Ciudadana en cuanto al tiempo que se demoró la publicación de los datos.

Según detallaron desde la empresa, debe tenerse en cuenta que el proceso de carga no es del todo lineal, pues los telegramas que llegan escaneados desde el Correo son subidos al sistema por un operador, al tiempo que otra persona lo hace desde ese organismo. 

Recién cuando se verifica que los datos cargados son iguales, esos votos se computan.

"En cambio, si los telegramas son distintos, una persona se fija cuál  era el problema porque a veces los números son ilegibles y se confunden", comentan desde Indra. 

Pero, más allá de las polémicas, las discusiones y las especulación, y en medio de durísimas acusaciones cruzadas entre el Gobierno y la expresidenta Cristina de Kirchner, la Justicia Electoral iniciará el proceso de escrutinio definitivo de las PASO.

De hecho, la Cámara Nacional Electoral informó que ese proceso de recuento definitivo se iniciará desde las 18 del martes, es decir, 48 horas después del cierre de la jornada electoral, aunque se estima que recién se conocerá el resultado a fines de la próxima semana.

El proceso contará con unas 300 personas que dependen de la justicia electoral, las cuales comenzarán a revisar las actas de las 35.589 mesas bonaerenses.

Las urnas no se abrirán, sino que se revisarán las actas de las mesas de votación que llegaron hasta La Plata en sobres juntos con cada una de las urnas.

Recién en ese momento se sabrá a ciencia cierta quien ganó en la Provincia, siempre con la mira puesta en octubre, cuando los votos se contarán de otra manera. 

SECCIÓN Politica