Finanzas

Con una emisión de ONs por $700 millones, IRSA vuelve al mercado de capitales para financiar inversiones

30-08-2017 Se anima a retornar a los mercados después de haber frenado en julio pasado una emisión de nuevas acciones por falta de interés de parte de los inversores internacionales. Serán dos ON por $350 millones cada una, aunque aspira a recibir ofertas por más dinero
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Tras haber suspendido una emisión de nuevas acciones para aumentar el capital social de su sociedad encargada de los desarrollos de real estate, IRSA nuevamente sale a buscar fondos en los mercados. 

Pero opta por el lanzamiento de dos nuevas serie de Obligaciones Negociables (ON) por hasta $700 millones, en el marco de un programa global por hasta u$s500 millones que el directorio de IRSA Propiedades Comerciales aprobó a principios de agosto.

De esta forma, la compañía que preside Eduardo Elsztain intentará reemplazar en parte la fallida colocación de 19,4 millones de nuevas acciones que intentó ubicar en julio pasado pero que debió dejar de lado porque las condiciones de los mercados no eran las adecuadas.

Ahora, el mayor grupo desarrollador y comercializador de centros comerciales del país buscará fondearse con una herramienta mucho más segura para los tiempos actuales como son las ON con el objetivo de obtener dinero para apuntalar sus planes de negocios.

Serán dos clases que se ofrecerán entre el 30 de agosto y el 7 de septiembre y que tendrán variaciones entre sí. La Clase III será por hasta $350 millones, tendrá tasa variable, tendrá vencimiento a los 18 meses de su fecha de emisión y liquidación. Se emitirán en pesos, devengará intereses a una tasa de interés variable anual equivalente a la suma de la tasa de referencia más el margen de corte.  

Según el prospecto enviado por IRSA a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, se aplicará una tasa fija del 26,75% anual exclusivamente para los primeros tres meses contados desde la fecha de emisión y liquidación. 

En tanto, la Clase IV también será por $350 millones, pero las ON serán emitidas en dólares, tendrá tasas fija con vencimiento a los 36 meses de su fecha de emisión y liquidación. Devengará intereses a una tasa de interés fija anual, la cual será determinada luego del período de subasta pública. Será pagada trimestralmente por trimestre vencido desde la fecha de emisión y liquidación. Su monto máximo será de u$s140 millones y se tomará el tipo de cambio vendedor del Banco de la Nación Argentina del día hábil anterior al inicio del período de licitación pública. 

En ambos casos, los agentes colocadores principales son los bancos de Crédito y Securitización; Hipotecario; Galicia; Santander Río e Industrial and Commercial Bank of China.

En cuanto al destino de los fondos que el grupo espera recaudar y que podrían superar los $700 millones iniciales, los objetivos son varios. Por un lado, a inversiones en los activos que la empresa ya controla en el país, como sus centros comerciales y reserva de tierras, y tambén a la integración de capital de trabajo, aportes de capital en sociedades controladas y repago de deuda de corto plazo.

De todos modos, en el prospecto, IRSA aclara que “la  aplicación de los fondos está sujeta a la influencia de las condiciones de mercado vigentes periódicamente”. Es decir, podrá modificar el orden de prioridad de los destinos según su estrategia comercial, principalmente centrada en la identificación y el desarrollo de oportunidades en el segmento inmobiliario.

Este motivo lleva a que los fondos no serían utilizados en forma inmediata, dada la naturaleza de mediano y largo plazo de las inversiones. Y mientras el dinero se encuentre en esta situación, IRSA prevé invertir en instrumentos financieros líquidos de alta calidad y en otras inversiones de corto plazo. 

En cuanto al período de subasta, arrancará en 4 de septiembre y finalizará al día siguiente, mientras que la fecha de liquidación se estimó en el 12 del mismo mes.

IRSA es el mayor operador de shopping centers de la región. Su controlada, la ex APSA, posee 16 centros comerciales en el país y seis edificios de oficinas. Pero en carpeta tiene varios proyectos.

Uno de sus últimos anuncios tuvo lugar en junio pasado, con la compra de la totalidad del edificio donde actualmente funciona la administración de la empresa Philips, en el barrio porteño de Saavedra, y junto a su shopping Dot Center, en avenida General Paz y Panamericana.

Pagó u$s29 millones por el edificio y ahora ampliará el Dot con un proyecto denominado Polo Dot, que incluye oficinas, viviendas y hasta un hotel de lujo de 100 habitaciones, además incrementar la superficie del centro comercial. 

La inversión llega a los u$s450 millones, incluyendo el valor del terreno y los edificios adquiridos. Planea reciclar el edificio de Philips, agregarle cuatro plantas vidriadas, construir un edificio de 16.000 m2 en ocho niveles y una torre de 30 pisos y 25.000 m2.

Otro proyecto comprende cambios en el edificio Catalinas y la ampliación de Alto Palermo, lo que le insumirá otros u$s25 millones. Sumará otros 4.000 m2 de área bruta locativa al shopping, hoy considerado como el de mayor venta por m2 del portfolio de IRSA. 

Además, lleva adelante un megaproyecto en la ex planta de Nobleza Piccardo, en el partido bonaerense de San Martín. En el predio, IRSA planea levantar un centro comercial de aproximadamente 30.000 m2 de área bruta locativa, viviendas, sectores de entretenimiento, oficinas, un hotel, todo lo cual contempla más de 400.000 m2.

También tiene pendiente el shopping en el barrio porteño de Caballito, en una propiedad que Alto Palermo había adquirido en noviembre de 1997. Una iniciativa polémica que hasta ahora no fue aprobada en la Legislatura porteña.

Adicionalmente, proyecta ampliar el hotel Intercontinental, en el también barrio porteño de Monserrat. Un establecimiento que forma parte del complejo Interncontinental Plaza, que además abarca una torre de oficinas junto al hotel. El grupo ve factible construir una segunda torre de 19.600 m2 y 25 pisos.

IRSA también se encuentra elaborando un proyecto para ampliar su shopping Abasto sobre un terreno lindero. Se trata de un espacio aéreo de 24.000 m2 de superficie en la parte superior del Hipermercado Coto, cercano al Abasto.

 

 

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR