Finanzas

Warren Buffett explica por qué es mejor invertir en acciones que en bonos

01-09-2017 El multimillonario estadounidense considera que si bien se han vuelto menos atractivas, siguen siéndolo en comparación con los títulos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Warren Buffett, el multimillonario presidente de Berkshire Hathaway, dijo que el alza en los mercados durante los últimos años ha hecho más difícil encontrar gangas, pero que sigue prefiriendo las acciones sobre los bonos.

Cuando se le preguntó por qué Berkshire había acumulado tanto dinero en efectivo, dijo a David Westin de Bloomberg Television que "eso nos dice que las acciones no son tan baratas como lo han sido la mayoría del tiempo". Comprar acciones después de la crisis financiera de 2008, dijo Buffett, era súper fácil.

Buffett transformó Berkshire en un extenso conglomerado durante las últimas cinco décadas a través de elecciones de acciones y adquisiciones astutas. Las decenas de filiales de la compañía ahora incluyen aseguradoras, fabricantes, minoristas y un ferrocarril. Su cartera de valores -que incluye participaciones multimillonarias en compañías como Apple, Wells Fargo & Co. y Coca Cola- estaba valorada en más de u$s135.000 millones a fines de junio.

Las acciones "se han vuelto menos atractivas a medida que suben", dijo Buffett. "Todavía son muy atractivas en comparación con los bonos".

Buffett ha invertido dinero en acciones este año, incluyendo en Apple. Pero encontrar nuevas adquisiciones ha sido un desafío últimamente. A principios de este mes, su propuesta para tomar el control de Oncor Electric Delivery, el distribuidor de energía más grande de Texas, no prosperó. Seis meses antes, un acuerdo respaldado por Berkshire para comprar Unilever no se logró.

El colapso de dos acuerdos de alto perfil en un plazo tan corto es una rareza para Buffett, que logró su último acuerdo importante en 2015, cuando Berkshire accedió a comprar el fabricante de piezas aeroespaciales Precision Castparts por más de 35.000 millones de dólares. Mientras que ha hecho muchas ofertas que no fructificaron, es menos común que esos esfuerzos fallidos se ventilen en público.

La falta de un acuerdo tiene implicaciones más grandes para Berkshire. La compañía no paga un dividendo y rara vez recompra su propia acción, por lo que al no consumar transacciones importantes significa que el efectivo de sus subsidiarias se acumula. A finales de junio, Berkshire tenía poco menos de 100.000 millones de dólares.

Buffett está en Nueva York para cenar con el ganador de una subasta de caridad anual que recauda dinero para Glide, una organización sin fines de lucro de San Francisco. El mejor postor, que optó por permanecer anónimo este año, pagó u$s2,68 millones para almorzar con el multimillonario y siete amigos en el restaurante de carnes Smith & Wollensky.

 

SECCIÓN Finanzas