Economía

Cambio de ánimo: mejora la confianza en la economía y los consumidores ven un buen momento para hacer compras

23-09-2017 El consumo es el eslabón que le falta a Macri para completar su cadena de la reactivación, que por ahora muestra números sólidos en la industria y la construcción. Relevamientos privados dan cuenta de una percepción mejorada sobre el rumbo del país y de la intención de volver a las góndolas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Aunque el Gobierno venía celebrando los datos del INDEC que muestran la reactivación económica en la industria y la construcción, había un indicador que estaba faltando a la fiesta: el consumo.

De hecho, por ahora los números oficiales parecen ir en direcciones contrarias: mientras en julio las ventas en supermercados y shoppings cayeron 2,1% con respecto al mes anterior, en el mismo periodo las compras de electrodomésticos y artículos para el hogar crecieron 17,9% en comparación con julio del año pasado.

Ahora, distintos sondeos señalan que el ánimo de los compradores tiende a la recuperación, lo que en un futuro cercado podría "enderezar" la cuestión del consumo. Esta confianza renovada está puesta en la mejora de la percepción sobre la economía argentina y la noción que otra vez “es un buen momento” para salir de compras.

Mejores expectativas
La imagen de la población sobre la economía en general mejoró de manera importante en el último mes de agosto, según una encuesta realizada por la consultora Kantar.

Por medio de este estudio, la compañía mide las expectativas sobre actos económicos que repercuten en las decisiones de consumo y en la evolución de la economía en el corto plazo.

En esta visión generalista, se llegó al mejor momento desde enero de 2016, aunque todavía el nivel de “optimismo” no alcanzó al que se medía durante los últimos días del gobierno de Cristina Kirchner.

Kantar detalla que la tendencia positiva se da con mayor fuerza en el interior del país que en conurbano bonaerense, que se mantiene como un foco de “criticismo”. También hay una mayor incertidumbre entre los más jóvenes.

En cuanto a la “dirección del país”, el 52% de los encuestados opinó que se está yendo en el rumbo correcto, contra el 30% que cree que se va por el camino equivocado.

Agosto fue considerado por la mayoría de los consumidores como un buen momento para la compra de bienes durables, adquisiciones potencialmente impulsadas por ofertas y esquemas de cuotas.

En tanto, mientras un 22% señaló estar endeudándose o usando sus ahorros, otro 30% reconoció estar ahorrando. En medio de ambos grupos, un 42% llega a fin de mes con mucho esfuerzo.

En síntesis, para Kantar agosto refleja una mejor percepción de la población en sus expectativas, y alcanza un pico con respecto a los últimos 20 meses.

Además, se destaca que algo más de un 60% -aun con optimismo en las expectativas actuales y futuras- señala dificultades severas en su capacidad adquisitiva y capacidad de llegar a fin de mes.

Mayor confianza
Otra encuesta precisa que la confianza del consumidor creció 19,8% en septiembre con relación a igual mes del año pasado, sobre todo en el interior del país y entre las personas de mayores ingresos, aunque aún se mantiene debajo de las mediciones registradas en 2015.

Estos datos surgen del informe que mensualmente elabora el Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella, divulgados este jueves.

Sin embargo, pese a la incipiente mejora, el índice que mide la confianza de la gente registra un retroceso del 16,8% si se lo compara con igual período del 2015.

A su vez, esta medición -que refleja el estado de uno de los indicadores más afectados como lo es el consumo- sube 7,2% este mes con respecto al anterior.

Entre los componentes del informe, el subíndice de situación personal sube 5,9% y el de bienes durables e inmuebles se incrementa 22,2%. Este último punto es coincidente con lo señalado por el informe de Kantar.

Por su parte, el subíndice situación macroeconómica mejora 0,8%, siempre respecto al mes anterior, de acuerdo con el relevamiento.

No obstante, en comparación con igual período de 2015, el índice que mide la situación personal se encuentra 15,3% por debajo y en cuanto a la macroeconomía muestra una baja del 5,6%.

En la distribución territorial, la confianza del consumidor sube en septiembre 10,3% en el interior del país, 5,2% en el Gran Buenos Aires y 7,1% en Capital Federal, con relación a agosto último.

En tanto, en la distribución por nivel de ingresos, la confianza del consumidor sube 8,7% para el sector de los encuestados con mayores ingresos y 6,2% para los de menores ingresos, siempre con relación al mes anterior.

A nivel nacional, el nivel de confianza vinculado a la evaluación de las condiciones presentes sube 19,1% y el factor que mide las expectativas futuras crece 1%, siempre respecto a agosto.

El informe de la Universidad Di Tella se obtiene de los resultados de una encuesta mensual sobre la situación económica personal y de la economía en general.

SECCIÓN Economía