Actualidad

Operativo Selquet: Marcelo Mindlin pone la mira en una de las esquinas más cotizadas de la Ciudad de Buenos Aires

29-09-2017 Ya habría cerrado la compra del local donde funcionó Rumi. El objetivo sería sumar proyectos a su brazo inmobiliario. Otros dos locales de la misma cuadra y el famoso albergue transitorio Arcobaleno, también habrían cambiado de dueños
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Sábado a la noche cualquiera, la cuadra de Av. Figueroa Alcorta, entre Sucre y La Pampa se encuentra concurrida de gente que busca lugar para cenar o tomar algo en alguno de los bares y restaurantes ubicados en esa zona.

En la esquina de Alcorta y Pampa, el ícono de las confiterías porteñas, Selquet, un punto de referencia ineludible para miles de clientes que pasaron por sus mesas durante los más de 30 años que tiene de actividad la confitería, que en alguna época también supo ser epicentro de la noche porteña.

En la otra esquina, se ubica el Dandy Bar & Grill, más nuevo, que en los últimos tiempos supo tener un "primo" ubicado en el ex predio de la parrilla La Tranquera, famosa por sus chivos, costillares y corderos al calor del asador.

En el medio supo relucir la discoteca Rumi, ahora bautizada como restó bar Olivia, completan la postal de este polo gastronómico del Bajo Belgrano que llegó a concentrar hasta ocho restaurantes, cafeterías y bares, a lo que se les sumó Arcobaleno, uno de los albergues transitorios de mayor fama en la ciudad.

Una postal que en los próximos años sufrirá importantes cambios en su estética ya que dejará paso a grandes proyectos inmobiliarios de la mano de fuertes grupos inversores que han puesto la mira en una manzana considerada altamente y atractiva para el mundo del real estate.

La mayoría de estos emprendimientos gastronómicos forman parte del pool de marcas creado por la firma Pereira Aragón & Asociados, que en los últimos 20 años se concentró en la generación de exitosos locales y como Las Violetas, Rond Point, Dandy, Pizzería Guerrín, Kentucky, Down Town Matías, Casimiro, La Tranquera, Selquet y varios más.

Pero en los últimos meses, se iniciaron negociaciones con otros players de este rubro que podrían derivar en cambios de propietarios en varios de esos locales y hasta en el rubro.

Un caso es el de la ex Rumi, comprada por Marcelo Mindlin. El empresario, dueño de Pampa Energía, volvió al sector inmobiliario en febrero pasado, tras 14 años de ausencia del negocio del real estate.

Al margen de sus negocios petroleros, regresó a un segmento al cual había ingresado en 1991 como socio de Eduardo Elsztain en IRSA a través de su fondo Dolphin.

La sociedad se mantuvo hasta 2003, cuando separaron actividades tras 14 años de negocios, 60 operaciones financieras e inversiones por más de u$s3200 millones.

Este año, el también dueño de Edenor, retoma la actividad inmobiliaria con la compra de un terreno al Banco Santander Río en la zona porteña de Barrio Parque. Más precisamente, en la calle Martín Coronado esquina Jerónimo Salguero, por la cual habría pagado u$s 40 millones.

Se trata de un emprendimiento independiente a los negocios de Pampa Energía y es llevado a cabo junto a sus socios Gustavo Mariani, Damián Mindlin y Ricardo Torres.

La mira está puesta en construir viviendas de muy alta gama en un predio casi lindero al museo Malba de Eduardo Costantini, otro hombre del mundo del real estate; y del shopping Paseo Alcorta, de su ex socio Eduardo Elsztain. También está a metros de las torres Le Parc.

Fuentes cercanas a Mindlin explicaron a IProfesional que su regreso al negocio inmobiliario se debe a las grandes posibilidades de crecer rápidamente que muestra este sector, uno de los que más atención genera en los inversores extranjeros y en el propio Gobierno.

De hecho, gran cantidad de los fondos del blanqueo de capitales serán destinados el sector inmobiliario. Por eso mismo, además de este emprendimiento inicial, Mindlin y sus socios ya evalúan otros proyectos de importancia.

En este escenario es en el cual se quedaron con el local de Rumi y a partir del cual también analizan la compra de la confitería Selquet. En el caso del establecimiento rebautizado como Olivia, la operación ya fue concretada, aunque desde el grupo evitan aprotar mayores datos.

En lo que respecta a Selquet, desde el entorno de Mindlin aseguran que no hay nada concretado. "Desde que Marcelo y sus socios anunciaron el proyecto de real estate de Barrio Parque, lo empezaron a contactar con una gran cantidad de propuestas inmobiliarias para desarrollar", explican en su entorno.

Y admiten que la esquina donde se ubica la mítica confitería, "es uno de esos casos que se analiza". Pero aclaran que "la realidad es que confirmado no hay nada", aunque de todos modos admiten que "en cuanto se concrete, se hará un anuncio oficial".

En los casos de Dandy y La Tranquera, además del hotel Arcobaleno, habrían sido comprados por un grupo inversor.

 

 

SECCIÓN Actualidad
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR