Economía

El crecimiento interanual del empleo es de 209.000 puestos pero los números siguen negativos en la industria

28-09-2017 "Se terminó el mito del Macri destructor de empleo", dicen en el Ministerio de Trabajo, y pronostican que los sectores complicados empezarán a recuperarse
Por Claudio Zlotnik
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En el Ministerio de Trabajo presentaron los últimos datos laborales con entusiasmo y, sobre todo, optimismo a futuro. A tal punto, que los funcionarios no perdieron la oportunidad para destacar que "se terminó el mito de que Macri es destructor de empleo. Al contrario, cada vez se crean más. Y así seguiremos".

En los 12 meses que van de julio de 2016 al último julio, la economía creó un total de 209.000 puestos de trabajo. El optimismo oficial guarda una cuestión estadística. Se trata de decimoquinto mes consecutivo de alza en el empleo. Y, según Trabajo, esa expansión supera al crecimiento poblacional.

"O sea que se está solucionando parte del déficit laboral que tiene el país", apuntó José Anchorena, Subsecretario de Estudios Laborales del Ministerio.

Mientras que la cantidad de puestos totales creció 1,8%, la expansión demográfica lo hizo en un 1,1%. La cantidad de trabajadores registrados, según el SIPA (Sistema Integrado Previsional Argentino) llegó a 12.168.000 personas.

De ese total, 8.614.000 son trabajadores del sector privado (+1,5% contra julio de 2016), 3.148.000 son empleados públicos (+1,1% interanual) y 305.000 son monotributistas (+12,3% interanual).

De acuerdo a la estadística oficial, entre julio del año pasado y julio de este año se crearon 65.000 puestos en forma neta en sector privado formal. La gran mayoría en el sector de la construcción gracias a las inversiones en obras públicas.

En ese rubro se generaron 41.500 puestos, con lo cual la plantilla de albañiles se incrementó un 10,3% respecto de un año atrás. "La tercera parte están vinculados con las inversiones de privados. El resto, es verdad, por las inversiones del Estado en la obra pública", estimó Anchorena.

Otro sector que se agranda es el comercio: 12.500 incorporaciones netas, seguido de nichos de servicios (como inmobiliarios, enseñanza privada, restaurantes y hoteles, estos últimos vinculados al turismo).

La contracara de ese aumento fue la industria. Ese sector se achicó en 30.300 puestos, una caída del 2,5%, de acuerdo a los datos de Trabajo. Ante una consulta de iProfesional, Anchorena señaló que los rubros industriales que, en forma neta, despidieron personal fueron textiles, confección y calzados.

Sin embargo, el funcionario destacó que otros nichos, como metalmecánica, alimentación y los que fabrican para la construcción fueron expansivos. "Estamos seguros que de acá a un par de años, los textiles van a demandar empleo, y no a destruir. Hay que esperar", prometió Anchorena.

La cantidad de trabajadores "en blanco" del sector privado ya emparejan a los que había hace dos años, en la última etapa del kirchnerismo, en torno a los 6.2 millones de personas en esa condición laboral.

Según el Gobierno, mes a mes se viene evidenciando una mejora en la cantidad de empleados formales.

Y, como dato positivo, el informe oficial destaca que, en el período enero-julio de este año, por cada diez empleos formales creados en el sector privado, la administración pública nacional apenas generó dos.

Esa relación era totalmente distinta entre los años 2012 y 2015. Por cada diez generados en el sector privado, el sector público creaba otros 15.

El Gobierno interpreta este dato como un síntoma saludable de la economía en general y del mercado laboral en particular.

Por su parte, las expectativas de las empresas privadas de generar empleo en el corto plazo crecieron 8,3% en agosto respecto de julio.

El detalle de la Encuesta de Indicadores Laborales elaborado por el Ministerio de Trabajo señala que el 86,9% de las 3.000 empresas consultadas durante agosto planea mantener su dotación de trabajadores; el 10,7% evalúa incrementarla; y el 2,4%, reducirla.

 

SECCIÓN Economía