Energías Limpias

La economía verde, en pleno auge: el biodiesel también dijo presente en la cumbre de Córdoba

10-10-2017 Se trató de un encuentro clave y que contó con la participación del expresidente de EE.UU., Barack Obama. Numerosos expertos analizaron el futuro de la energía sustentable. Representantes de CEPREB resaltaron el impacto positivo del derivado de la soja en la economía, el empleo y el medioambiente
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El jueves y viernes pasado se desarrolló en la ciudad de Córdoba la Cumbre de Economía Verde. 

Se trató de una encuentro trascendental, dado que contó con la participación del expresidente de los EE.UU., Barack Obama y de dos Premios Nobel de Economía, como Edmund Phelps (2006) y Eric Maskin (2007).

El foro tiene como objetivo promover los beneficios de una economía verde y cómo ésta puede ser una ventaja competitiva para un país que trabaja en su recuperación económica. 

Del evento participaron 300 asistentes; todos ellos, referentes del sector de las energías renovables o vinculados a proyectos de economía sustentable. 

Se trata de un evento fundamental en el "calendario verde" y que acapara todas las miradas. A punto tal que en la primera edición, celebrada en 2016, se habían postulado 4.500 personas, de las cuales también se terminaron seleccionando solamente a 300 líderes. 

Una de las entidades que participó de esta importante cumbre fue la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biodiesel (CEPREB), que nuclea a unas 30 plantas que emplean a más de 3.500 personas y son responsables de generar un efecto derrame sobre diferentes economías regionales.

También formaron parte de la comitiva de representantes del "biodiesel Pyme" con sello nacional Matías Bolzan, titular de la planta BioNogoya S.A. (de Entre Ríos) y Federico Pucciariello y Juan Facciano, de Establecimiento El Albardón (Santa Fe) 

Leonardo Nicolini, vicepresidente de CEPREB, aseguró a iProfesional que "como entidad, fue importante haber participado de un evento de este tipo, que concentra la atención de todo el mundo vinculado con la economía verde, que no hay dudas que está en pleno auge". 

En este sentido, Nicolini agregó que durante el encuentro –que se extendió a lo largo de dos jornadas- se hizo hincapié en temas como la energía solar, eólica y los biocombustibles también tuvieron un lugar preponderante en las charlas. Hubo una coincidencia generalizada de que estos combustibles amigables con el medioambiente ostentan un lugar estratégico en la matriz energética". 

Oradores de lujo
Entre los oradores, Maskin se mostró a favor de aplicar incentivos económicos como una manera de combatir la corrupción.

Maskin, quien creó la Teoría de Diseño de Mecanismos, afirmó que "el sistema de subastas permite crear incentivos para que las empresas reduzcan emisiones de carbono”.  

Según el experto, el mecanismo logra los incentivos aportados por el Estado terminen en aquellas empresas que generan reducción de emisiones al menor costo. 

"Es un sistema apropiado para países como Argentina, que tienen un alto déficit y necesitan optimizar el gasto público", opinó. 

A su turno, el expresidente Obama utilizó su discurso para referirse al impacto del cambio climático y al Acuerdo de París. 

"Somos la primera generación en sentir el impacto del cambio climático pero también la última generación en condiciones de hacer algo", sostuvo. 

"Ahora hay otra administración en Whasington que tiene otro manera de gobernar", afirmó, pero luego agregó que así "EE.UU. va alcanzar las metas del Acuerdo de París, pese a esta nueva administración porque mucho de lo que hicimos ya está empapado en nuestra economía y en nuestra cultura".

"El Acuerdo de París no va a resolver la crisis climática por sí sola, sino que va a ayudar a mejorar la situación, siempre que alcancemos las metas", amplió. 

Obama agregó que "los gobiernos pude fijar acuerdo y metas pero nosotros tenemos que hacer nuestra parte" y que "no hay contradicción entre cuidado del medio ambiente y un buen crecimiento económico". 

En este sentido, el biodiesel se posiciona como un recurso clave para complementar la matriz energética argentina, en épocas en que más gobiernos están tomando nota de que ser amigables con el medioambiente no implica ser eficientes. 

De hecho, el biodiesel derivado de la soja que se produce en la Argentina y que se destina exclusivamente a complementar el corte con gasoil, tiene numerosas ventajas: 

-Impacto positivo en las economías regionales: las empresas nucleadas en CEPREB cuentan con plantas ubicadas en provincia de Buenos Aires, Santiago del Estero, Entre Ríos, San Luis, Neuquén, Santa Fe y La Pampa (ver mapa). 

La producción Pyme impacta de forma directa e indirecta en la generación de 3.500 puestos de trabajo. Lo que implica que en la práctica el sector no sólo contrata de forma directa, sino que a su vez fomenta toda la cadena productiva, generando valor agregado en origen. 

Cada planta de biodiesel no sólo necesita técnicos y operarios. También demanda servicios logísticos e informáticos y de la industria metalmecánica, por nombrar algunos rubros. 

-Complementa y da más valor a la cadena sojera: desde la industria señalan un aspecto clave y es que, para generar biodiesel a partir de la soja, se utiliza una pequeña fracción del poroto, que es el aceite resultante. 

Dependiendo del método de extracción, de cada tonelada de soja se extrae tan sólo entre un 12% y un 18% de aceite, que es el principal insumo que utilizan las plantas para elaborar este biocombustible. 

Más del 80% restante que queda es harina. Es decir, un alimento de altísimo contenido proteico, que sirve tanto como alimento de manera directa, como indirecta, convirtiendo ese derivado en proteína animal.  

Por eso, desde CEPREB plantean que, cuanta más energía a partir de los granos se produzca y se consuma, más alimento se estará generando en la Argentina. 

-Amigable con el medioambiente: “El biodiesel demostró que tiene efectos positivos a nivel económico, social y ambiental”, sostuvo Nicolini, quien remarca que el próximo paso será ampliar el uso de este derivado de soja. 

"Estamos dialogando con el gobierno de Santa Fe en una mesa de trabajo, porque el objetivo es utilizar biodiesel para diversos usos, como la generación de electricidad a través de generadores y también para el transporte, ya sea público, rural y hasta fluvial", concluyó. 

SECCIÓN Energías Limpias