Politica

Reforma laboral, en marcha: Cavalieri acuerda sustituir empleados de comercio por sensores en peajes

13-10-2017 El sistema eliminará cabinas y migrará la mitad de la dotación en los peajes porteños. Lo firmó el líder del Sindicato de Comercio, Armando Cavalieri, un aliado de Macri en la CGT, y será el puntapié para extenderlo a todo el país. Su impacto trasciende lo sectorial y alcanza a la agenda reformista
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

No fue necesario pasar por el Congreso, ni emitir un decreto. La reforma laboral soñada por Mauricio Macri empezó a hacerse realidad mediante una fórmula que combina nuevas tecnologías y diálogo con el ala "friendly" del sindicalismo para sustituir empleos y aumentar la productividad.

Eso es lo que implica el Free Flow (flujo libre), un sistema de pórticos de lectura automática de patentes que permite circular vehículos sin detenerse para pagar y acelera el flujo de tránsito en los tramos de Autopistas Urbanas (Ausa), la empresa controlada por la Ciudad.

La tecnología importada de Estados Unidos no solo eliminará 100 barreras y automatizará en su totalidad el cobro. Lo más novedoso es que reducirá las cabinas de cobro manual, además de 583 puestos entre cajeros, supervisores y jefes en un lapso de cuatro años.

Se trata de más de la mitad de las 1.100 personas que trabajan en Ausa, a cargo de las autopistas 25 de Mayo, Perito Moreno, Dellepiane y la Illia, la única donde existe el Free Flow en el ingreso desde avenida Sarmiento y en la bajada de Costa Salguero.

Hoy el 40% del total de vehículos que circulan por las autovías cuenta con el telepase (Aupass), una modalidad de cobro automático que todavía incluye barreras. El otro cambio fuerte será la fotomulta de patentes, que utilizará la base de datos del registro de propiedad automotor.

La idea es "reconvertir perfiles" y capacitar a los empleados desplazados para reinsertarlos en otros puestos. La claúsula de "empleabilidad" le permite así a la empresa definir nuevas tareas en función de sus necesidades y anular el compromiso por "improductividad", un ítem que apunta al ausentismo.

El presidente de Ausa, Carlos Frugoni, y el titular de la Federación de Empleados de Comercio, Armando Cavalieri, firmaron el 19 de septiembre pasado el acta acuerdo en la subsecretaría de Trabajo, Industria y Comercio, encabezada por Ezequiel Jarvis.

El documento de cuatro hojas -al que tuvo acceso iProfesional- complementa el convenio mercantil y contiene un anexo con una nómina de los trabajadores que serán afectados por el "proceso de tecnologización" y que pasarán a cubrir nuevas tareas.

La reorganización prevé la función de validación, control de evasión, gestión de cobro, auditoría, monitoreo, mantenimiento, colocación, facturación, atención al cliente y seguridad vial. Las categorías profesionales serán incluidas en el nuevo convenio colectivo para autopistas que se firmará en noviembre.

Los empleados de Ausa, una rama acaudillada por Cavalieri, vienen de acordar una suba salarial del 25%. Se firmó por un 20% en marzo con un bono anual de $21.500, y un 5% en el segundo semestre, junto con un plus de $19.770 a cobrar en enero, lo que elevó la categoría inicial a $36.000.

El rol del mercantil fue clave en la negociación. El sindicalista integra el grupo de los "gordos" en la CGT (los gremios de servicios y de mayor cantidad de afiliados), el sector más afín al diálogo, postura que terminó por primar en la central tras la protesta del 22 de agosto en Plaza de Mayo.

Como parte del acuerdo, el "gitano" viajará el domingo a Miami, cuna de las carreteras y autopistas más avanzadas del mundo, para observar cómo funciona el sistema Free Flow, vigente en el estado de Florida desde 2015 y que allí se denomina Sun Pass.

El titular de Comercio se entusiasma con el modelo de la ciudad costera, que absorvió el 100% de los empleos destruidos. Nueva York también discute con los sindicatos implementar en sus túneles la tecnología que ya se usa en España y Chile. 

En buena sintonía con el macrismo, el líder mercantil fue el único gremialista que asistió el sábado pasado a la charla brindada por Barack Obama en Palacio Duhau, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Modernización, Andrés Ibarra y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La visita del sindicalista a Estados Unidos será la segunda que realiza un "pope" de la CGT en la era Macri. El petrolero Guillermo Pereyra había viajado en abril a Houston, Texas, en busca de inversiones para el yacimiento Vaca Muerta, donde resignó beneficios a cambio de que el sector desembolse u$s5.000 millones.

Más allá de Vaca Muerta
En el fondo, los cambios conllevan una reformulación del sistema de relaciones laborales. Si bien la CGT acordó con el ministro de Trabajo Jorge Triaca evitar una reforma "a la brasileña", el nuevo "caballo de Troya" no depende por ahora de una avanzada legislativa, como en los años '90.

Tal como lo antició este medio hace tres semanas, el Gobierno avanza de manera silenciosa en acuerdos sectoriales que introducen criterios de productividad y formas de empleo inestables. En el caso del peaje, el "cambio de chip" se hace a través de dispositivos, Big Data y programadores.

"La reforma laboral está dada por cómo la tecnología va a modificar la productividad y organizar el trabajo, no pasa tanto por leyes. Y si los dirigentes sindicales se cierran, se los va a llevar puestos", advirtió a iProfesional Oscar Raynoldi, directivo del gremio de Comercio y hombre fuerte de Cavalieri en las autopistas.

En rigor, los pórticos inteligentes representan un paso más ambicioso que el de Vaca Muerta. Una de sus particularidades es que no garantiza la estabilidad laboral al personal afectado por el cambio tecnológico, sino su "empleabilidad".

Esto significa que el trabajador desplazado deberá capacitarse para realizar una nueva tarea, pero si en ese período acepta el retiro voluntario, se jubila o se ausenta, su cargo puede quedar vacante.

"En Vaca Muerta solo cambiaron horas viaje, vianda y dotación por pozo, mientras que acá reemplazás puestos, capacitás y podés despedir a los improductivos", aseguró Héctor García, abogado asesor en derecho empresario y uno de los firmantes del acuerdo.

Por otra parte, la reconversión no se limitará solo al territorio porteño. Ese será el puntapié inicial para extender la modalidad a las autopistas de todo el país. En la lista figuran Autopistas del Sol (Ausol) y Grupo Concesionario del Oeste (GCO), a punto de ser compradas por la familia Benetton.

El próximo paso se discutirá en una reunión que mantendrán el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el titular de Corredores Viales, Javier Iguacel, con los mercantiles y los gremios del interior, donde el Gobierno prevé recortar fondos y reducir plantillas

"El interior estuvo inflado artificialmente y muchos empleados viven en una burbuja, la idea es suprimir los puestos de la gente que no se lo merece", señaló una fuente cercanas a la negociación.

Con Ausa como punta de lanza, la estrategia oficial apunta a doblegar a los gremios díscolos. Enfrentado a Cavalieri, el Sindicato Único de Trabajadores del Peaje (Sutpa), impulsado por Facundo Moyano, se oponía en un primer momento al reemplazo de empleados por máquinas.

La otra entidad de peso es la Unión de Empleados de la Construcción y Afines (Uecara). Pero el titular del gremio en Córdoba, Gustavo Rossi, ya anticipó que no tiene "inconvenientes de que se abran las conversaciones sobre los convenios, sin que el orden público en materia laboral caiga".

El entendimiento suscrito por Cavalieri inaugura un paradigma que es seguido de cerca en bancos y empresas de correo, donde cajeros, repartidores y choferes ven amenazados sus empleos por el avance de cajeros automáticos, los webcenter, el home banking y el e-commerce.

"El acuerdo sienta un antecedente importante porque demuestra que la creatividad y la confianza permite introducir tecnología que destruye y crea empleo" explicó García, socio del estudio homónimo.

En ambos sectores, la cruzada por la competitividad es resistida por los gremios "duros". Uno es el titular de la Bancaria, Sergio Palazzo; y el otro, el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, quien mantiene un ojo en OCA y otro, en el clearing bancario, asfixiado por la digitalización de resúmenes.

Puntos clave
Detrás del avance tecnológico en los peajes porteños, se encuentra el equipo de Larreta, encabezado por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, la Subsecretaría de Trabajo, Industria y Comercio, y Ausa.

Este acuerdo "significa el primero en la red de autopistas del país, e implica un compromiso por parte de la empresa y el sindicato a transitar juntos el camino hacia la modernización y la mejora en la circulación por las vías rápidas de la Ciudad", destacó el gobierno porteño en un comunicado reciente.

Entre los principales puntos del acuerdo, destacan los siguientes artículos:

-Reconversión

Según el texto, el proyecto tiene un plazo previsto para su implementación de cuatro años desde su firma. Esto "implicará la disminución paulatina de las cabinas de cobro manual de peajes y el desarrollo de un conjunto nuevo de tareas vinculadas a esta moderna modalidad de operación".

Los impulsores fijan como premisa básica que "dicho proceso implique reconvertir perfiles profesionales, capacitar y reentrenar los recursos humanos y priorizar la reinserción de aquellos que deban emigrar". 

-Empleabilidad

La empresa, en su carácter de responsable principal como dador de empleo, se compromete a "garantizar la empleabilidad a cada uno de los trabajadores bajo convenio que integra la nómina de personal".

-Improductividad

Según el acuerdo, dicha garantía de empleabilidad que se genera como consecuencia de la implementación de esta variable tecnológica "cederá ante casos en los que pudiera derivarse la comisión por parte del empleado de faltas graves y/o reiteradas que justifiquen la extinción del vínculo por su responsabilidad".

Entre ellas menciona "razones de desempeño y/o improductividad". 

-Tercerización

"No se tercerizarán tareas que al momento de la firma de este acuerdo sean realizadas por personal convencionado de AUSA"

-Apoyo sindical

"La representación se compromete a apoyar y difundir, la importancia de la implementación de esta nueva operación denominada ´Free Flow´, continúa el texto. 

Acto seguido, se hace referencia a que se constituirá un "Observatorio" en el que se evaluarán distintas iniciativas en materia de "modulación del tiempo de trabajo, descansos, horarios y distribución de las horas de labor", entre otras variables. 

SECCIÓN Politica
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR