Negocios

Regulador sin apuro: fusión Telecom-Cablevisión aún no corre para el Gobierno

11-10-2017 El presidente del Enacom, Miguel de Godoy, sostuvo que el organismo oficial se tomará los tiempos necesarios para dar el veredicto final sobre ese proceso                                                                                
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

"No nos corren ni los plazos, ni los tiempos, ni las formalidades. Lo que estamos tomando en cuenta es lo que tenemos que hacer, nos lleve el tiempo que nos lleve". Así se refirió, Miguel de Godoy, presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) al proceso de fusión entre Telecom y Cablevisión que vienen revisando desde finales de agosto, en conjunto con la Comisión de Defensa de la Competencia, luego de que los directorios de ambas empresas aprobaran dicha fusión.

Con estas palabras, el funcionario dejó en claro, además, que todavía no comenzaron a correr los tiempos que, al menos, tiene el ente que preside para expedirse sobre la compra de empresas de telecomunicaciones más grande ocurrida en la Argentina.

El Enacom cuenta con 90 días para dar su veredicto sobre este proceso, pero ese tiempo se para cada vez que desde Defensa de la Competencia le hacen una consulta. Y lo que ocurrió en este marco es que, si bien las empresas se presentaron a los organismos regulatorios en tiempo y forma para dar curso a las autorizaciones pertinentes, ambas debían terminar de cumplimentar una serie de papeles:

-Telecom y Personal no están fusionadas, aún operan como compañías independientes. Si bien desde Telecom confirmaron a iProfesional que esos papeles ya se presentaron, falta la aprobación del Enacom.

-Cablevisión presenta algunos inconvenientes similares, y también se encontraría en el mismo camino.

Ante esta situación, y a más de un mes de iniciado este trámite, los tiempos con que cuenta el organismo de control aún no están corriendo. Y en el momento en que se dé inicio a la tarea de fiscalización de manera concreta, el reloj se parará cada vez que Defensa de la Competencia, el organismo a cargo de Esteban Greco, realice una consulta. Y volverá a andar una vez que se haya remitido la respuesta pertinente, tal como lo señaló iProfesional.

De Godoy deslizó, de este modo, que la decisión final sobre la fusión podría no ocurrir antes de fin de año. Algo que, en algunos sectores, se daba por descontado por cuanto a partir del 1° de enero de 2018 inicia la primera fase de la convergencia de las telecomunicaciones. Básicamente, que las empresas de telecomunicaciones podrán dar televisión paga.

Esto ocurrirá en Capital, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba en esta primera etapa. Al ser consultado sobre la posibilidad de que, en el marco de los nuevos cambios regulatorios que se esperan de acá a fin de año, se pueda sumar la provincia de Mendoza luego de que se resolviera el conflicto por el espectro con el grupo Vila-Manzano, el funcionario dejó claro que no hubo moneda de cambio en esa negociación. Y que la mayor competencia podría venir en algunas otras ciudades más allá de si estuviera o no Cablevisión.

No obstante, recordó que "hoy nos rige el decreto 1.340. No hay nuevas decisiones tomadas". El texto en cuestión es, por ahora, claro en cuanto a los lugares en donde arrancará el cuádruple play pero también parece haber un convencimiento claro en el Gobierno de que se deberán incluir algunas modificaciones de cara a 2018.

Y volvió a reiterar, tal como lo hizo en el marco de las Jornadas Internacionales de la Televisión por Cable (ATVC) que "es muy probable" que uno de los cambios que vengan en el corto plazo se vincularán con darle a las empresas de telecomunicaciones la posibilidad de brindar televisión paga vía satélite, tal como lo hace hoy DirecTV. Esto habilitaría a Claro y a Telefónica a ingresar en ese negocio con esa misma tecnología.
Internet comunitaria

Convenio con Internet Society
Las declaraciones del presidente del Enacom se dieron en el marco del Congreso Mundial de Desarrollo de las Telecomunicaciones (CMDT 2017) que se realiza en el Hotel Hilton y se extenderá hasta el próximo 20 de octubre.

En este marco, el Enacom firmó un acuerdo de cooperación con Internet Society, una organización global que promueve el desarrollo de internet abierto, para fortalecer la función social de internet. Esto es, llevar internet a los lugares de más difícil acceso por parte de operadores privados e, inclusive del Estado, bajo un esquema donde las mismas comunidades se ocuparán de gestionar el desarrollo de esas redes.

El convenio propone trabajar en ocho ejes entre los que se encuentran los intercambios sobre regulaciones, protocolos y tecnologías, evaluaciones sobre las tecnologías a implementar en cada zona, y diseñar en implementar proyectos de manera conjunta que permitan un amplio acceso a internet en áreas rurales o con menor infraestructura de acceso.

"El objetivo es apoyar y habilitar a las comunidades para que construyan sus propias formas de conexiones, lo que implica una nueva forma de pensar dentro de esas comunidades", explicó Raúl Echeberría, vicepresidente de Global Engagement para Internet Society.

Para De Godoy, el acuerdo "complementa los trabajos que ya veníamos realizando desde el Estado para disminuir la brecha digital y tecnológica y para promover el acceso universal a internet".

Internet Society (ISOC) presentó recientemente un informe en el que se esbozan las iniciativas políticas que los gobiernos, el sector privado y los actores locales pueden tomar para expandir el acceso a Internet en comunidades desatendidas y áreas remotas.

Esto se vincula con que, pese a que la mitad de la población del mundo está conectada a Internet, la otra mitad aún no lo está, y es esa mitad la más difícil de alcanzar, por recursos, posibilidades e, inclusive, cultura.

Es la razón por la que, Sebastián Bellagamba, director general para América latina de Internet Society, insistió en que "la brecha es aun más grande porque los que ya están conectados pueden realizar sus operaciones financieras, sus trámites con el Estado, vender y comprar, entre otras cosas, mientras que los que no lo están no lo pueden hacer y eso les representa un costo en términos de tiempo, de productividad, de eficiencia, y por ende, en términos económicos".

De la firma del convenio también participaron también Agustín Garzón y Silvana Giudici, ambos integrantes del directorio de Enacom.

El Enacom mantuvo en paralelo reuniones con otros organismos regulatorios, como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México, y la Federal Communications Commision (FCC) de los Estados Unidos, con los que ya venía trabajando.

Respecto del IFT, De Godoy señaló que el intercambio de información se vincula con espectro, operador móvil virtual, usuarios, marcos regulatorios, fusiones y refarming, puesto que en ese país se dieron algunas situaciones similares a las de la Argentina y se está tomando su experiencia como base para decisiones futuras.

Lo mismo con la FCC, con la que se ratificó el convenio de cooperación que se había firmado hace casi un año atrás en Washington en el marco de la ronda de negocios que realizó el ex Ministerio de Comunicaciones en ese país.

Hasta ahora, y debido al cambio de Gobierno en ese país, no se había avanzado más en esta colaboración, cosa que ahora quedó refrendada y que permitirá, también, retomar el intercambio en materia regulatoria que se había iniciado en aquella oportunidad.

SECCIÓN Negocios