Finanzas

Venezuela no pagó un cupón de u$s200 millones y S&P la declaró en default selectivo

14-11-2017 El anuncio lo hizo poco después que concluyera la primera reunión del Gobierno de Maduro con acreedores externos, que no logró ningún avance 
Por Ruben Ramallo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Con el paso de los días la grave situaciòn financiera del Gobierno de Venezuela se complica a pasos agigantados. El hundimiento del precio del petróleo y de la economía venezolana en estos últimos años han colocado al país al borde de la bancarrota.

Se viven horas cruciales en Caracas, pues la reunión con los acreedores no logró ningún avance, en un contexto en el que el Gobierno quiere reestructurar su enorme deuda externa en medio de presiones, maniobras especulativas y poca confianza en la salida de esta crisis.

Durante el encuentro, de apenas unos 25 minutos, el vicepresidente Tareck El Aissami leyó un comunicado en el que prometió nuevos encuentros para "evaluar propuestas", aunque sin fecha precisa.

"Dijeron que iban a formar unas mesas técnicas para evaluar propuestas de renegociación de la deuda en el corto y el mediano plazo, pero no dieron ningún detalle concreto sobre sus planes", declaró Gerónimo Mansutti, gerente de Finanzas de la casa de bolsa Rendivalores.

Por su parte, el Ejecutivo aseguró que "se inició con rotundo éxito el proceso de Refinanciamiento de la deuda externa de Venezuela, como estrategia para cumplir cabalmente con nuestras obligaciones".

Según el gobierno, acudieron a la cita inversionistas locales, de Estados Unidos, Panamá, Reino Unido, Chile, Portugal, Colombia, Argentina, Japón y Alemania; pero otras fuentes dijeron que varios acreedores extranjeros no asistieron pues Washington sancionó a El Aissami, prohibiendo a sus ciudadanos tratar con él.

El Aissami declaró a la televisión oficial que Venezuela está "blindada", pero acusó al gobierno de Donald Trump de "cerrar vías" al país con las sanciones financieras impuestas en agosto.

De acuerdo con cálculos oficiales, Venezuela tiene una deuda total cercana a los u$s150.000 millones, con pagos anuales cercanos a los 10.000 millones.

El viernes vencieron u$s81 millones en concepto de intereses del bono Pdvsa 2027 (Petróleos de Venezuela SA) y las autoridades no confirmaron el desembolso.

Este lunes debieron pagarse otros 200 millones de la misma moneda. Y no solo eso: todavía faltan cancelar a lo largo de lo que queda de noviembre y diciembre al menos 1.470 millones de dólares.

El Aissami justificó que los atrasos en los pagos se deben a "problemas operativos" en bancos internacionales provocados por las sanciones financieras

Ante esta situación, la calificadora crediticia estadounidense Standard & Poors"default" después de que incumpliera  dichos pagos. 

El pago no fue hecho después de que este fin de semana se cumplieran los 30 días del período de gracia. En consecuencia, colocó en grado SD/D ("selective default/default") la deuda soberana de Venezuela a largo y corto plazo en moneda extranjera, anunció la firma en un comunicado.

El endeudamiento en moneda nacional de largo y corto plazo se mantiene en CCC/C, el grado anterior a suspensión de pagos, pero con una vigilancia negativa en cuando a las perspectivas de que se cumplan los pagos de ese endeudamiento.

S&P cree que hay 50% de posibilidades de que Venezuela "pueda entrar en suspensión de pagos otra vez en los próximos tres meses", dijo la calificadora en el comunicado.

La firma señaló que están pendiente de abonar los pagos de otros cuatro cupones dentro del período de gracia, hasta un total de obligaciones pendientes de abono de 420 millones de dólares.

Si Venezuela no abona esos pagos, por instrumentos de deuda con vencimiento entre 2023 y 2028, S&P colocará también en "default" esas emisiones.

"Las sanciones de Estados Unidos sobre Venezuela y funcionarios del gobierno probablemente resulten en una larga y difícil negociación

S&P menciona esa primera reunión y cree que "es muy probable que se considere cualquier reestructuración (de deuda) de Venezuela como un intercambio de deuda en dificultades y equivalente al 'default' teniendo en cuenta las altas restricciones en la liquidez".

Maduro anunció el 2 de noviembre que su país buscaría "refinanciar y reestructurar" la deuda, debido a una "persecución financiera" comandada por Washington. "El default nunca llegará", dijo el domingo.

Un default anunciado
Un incumplimiento puede declararse por el gobierno, los grandes acreedores o las agencias calificadoras. En Nueva York, la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA), que agrupa a tenedores de deuda, se reunió el lunes para determinar "si ha ocurrido un cese de pagos" de un bono de PDVSA, por 1.161 millones de dólares.

El gobierno asegura que transfirió esos recursos, pero los acreedores no los habían recibido. La evaluación de ISDA seguirá el martes y si es negativa desencadenaría el pago de los seguros CDS (Credit Default Swaps).

Caracas no ha aclarado si pagó otra cuota vencida el viernes, de 81 millones de intereses de un bono de PDVSA.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR