Economía

La luz aumentará 45% en Buenos Aires y casi 40% en el Interior

17-11-2017 El Gobierno quiere disminuir el subsidio a las tarifas de servicio público por lo que propuso subir el precio de la energía eléctrica en verano. Las alzas serán en diciembre y febrero. Aranguren busca que los usuarios paguen el 61% del costo real de generación  
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Después de ponerle números a lo que será el próximo incremento de las tarifas de gas -de hasta 58%-, el Gobierno buscar cerrar la semana con la definición de los nuevos valores para los consumos de electricidad.

Así, propuso este viernes aumentar la tarifa de la energía eléctrica en dos oportunidades en todo el país durante el verano, lo que determinará un alza superior al 45% para el Área Metropolitana de Buenos Aires y de hasta el 38% para el interior del país.

El aumento para los hogares y comercios que consuman más de 150 kilovatios hora durante el mes será mayor, según los datos revelados por la administración de Mauricio Macri en la Audiencia Pública que se lleva adelante este viernes en el Palacio de las Aguas Corrientes de esta capital.

Los usuarios de Edenor y Edesur tendrán que afrontar aumentos de hasta el 39% en el primer tramo el alza en diciembre y de hasta 18% en el segundo incremento, que las empresas aplicarán a partir de febrero de 2018.

Se trata del plan de aplicación de un sendero de reducción escalonada de subsidios sobre los precios de referencia de la potencia y energía en el Mercado Eléctrico Mayorista, tarifa social, plan estímulo y tarifas de transporte.

Las empresas distribuidoras del interior del país venían actualizando al ritmo de la inflación en los últimos años el valor agregado de distribución (VAD), lo que explica que la electricidad sea más cara en las provincias que en la Capital Federal y el Conurbano bonaerense.

Las compañías Edenor y Edesur que operan en la zona metropolitana de Buenos Aires (donde está el 40% de la demanda) mantenían congelado el VAD y el Gobierno actual decidió que ahora se ponga grandualmente al mismo nivel en el interior.

Eso explica -según el Gobierno- que el aumento tarifario para los usuarios de Edesur y Edenor será mucho más fuerte durante el próximo verano que para los habitantes de cualquier otro rincón de la Argentina.

Alejandro Sruoga, secretario de Energía Eléctrica, dijo que se está dando un cambio de paradigma en lo que son las decisiones tomadas por el Gobierno, lo que permitió la sumatoria de unos 1.245 megavatios adicionales desde diciembre de 2015.

"Este Gobierno está decidiendo los lugares de localización de la nuevas fuentes de generación y de la potencia emergencial porque se está pidiendo que instalen potencia en los nodos donde hay riesgo de fallas", dijo el funcionario.

Los aumentos en las provincias
Los siguientes son los aumentos de tarifas que observarán los usuarios de energía eléctrica del interior del país cuando reciban las facturas de diciembre y febrero.

Los aumentos son los propuestos por el Gobierno a través de Alejandro Sruoga, secretario de Energía Eléctrica, en la Audiencia Pública que se llevó a cabo este viernes en el Palacio de las Aguas Corrientes de esta Capital.

Los incrementos están calculados para una factura mensual (sin tener en cuenta los impuestos) de un usuario residencial con un consumo de hasta 300 kilovatios horas; cuanto mayor sea la demanda, más alto será el ajuste.

Los porcentajes de incremento en las facturas que se detallan a continuación tienen que ver exclusivamente con el impacto del alza en el precio mayorista de la energía.

El cuadro de aumentos para diciembre y febrero próximos es el siguiente:   

-Edelap: primero subirá un 25% y luego 16%.

-EDES (sur bonaerense), un 23% y dos meses después, 12%.

-EDEN (norte bonaerense), 23% y más tarde 12%.

-EDEMSA (Mendoza), un 26% y luego, 15%.

-SECHEEP (Chaco): 25% y 14%.

-EDET (Tucumán): 25% y 15%.

-EJESA (Jujuy): 22% y 12%.

-EDESA (Salta): 26% y 13%.

-EDERSA (Río Negro): 22% y 13%.

-EPEN (Neuquén): 14% y 12%.

-EPEC (Córdoba): 16% y 13%.

-EPESF (Santa Fe): 17% y 13%.

Achicar subsidios
Estos aumentos se amoldan al diseño que el Ejecutivo preparó para achicar los subsidios energéticos de manera paulatina.

Al momento de la asunción de Macri, el Estado subsidiaba el 85% del costo de generación. Tras los incrementos que se aplicaron desde entonces, el aporte del Estado pasó de aquella magnitud al actual 52%.

Y ahora el Gobierno pretende que los subsidios equivalgan "apenas" al 39% de costos.

Así figura en el esquema que armó el ministro Juan José Aranguren. Por eso mismo, este aumento que empezará a regir en un par de semanas no será el último de la saga. Se esperan nuevos ajustes para abril de 2018 y también para fines del próximo año.

El objetivo de Aranguren es que, para ese momento, los consumidores se hagan cargo del costo de generación, ya sin necesidad de los aportes de las arcas públicas.

La idea del funcionario es que este "valor lleno" de las tarifas redunde en mayores inversiones empresarias.

En el caso de Edenor, la compañía sale a invertir u$s1.800 millones para mejorar los servicios que ofrece a casi tres millones de clientes.

El dinero será distribuido en un plan que se inició este año y culminará en 2021 y que plantea aplicar el 88% de esos fondos en su red y el 12% restante en incorporar tecnología y modernizar sus estructuras.

Según los planes, el 40% de las inversiones se volcará a recuperar la calidad del servicio, otro 3% a acompañar el crecimiento de la demanda y el 25% restante a reconversión integral de la compañía.

Las compañías, mientras tanto, hacen promesas para el corto plazo Aseguran que este verano habrá menos cortes de luz que los que hubo en diciembre del año pasado y enero y febrero de 2017.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR