Tecnología

Está todo listo para que se apruebe la fusión entre Telecom y Cablevisión: qué otros cambios se vienen en el sector

07-12-2017 Sin mayores sorpresas se aprobaría la fusión que dará lugar a la empresa de telecomunicaciones más grande del país. Espectro y banda ancha, los desafíos
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Parece que todo sale antes de la estampida final previa a las fiestas de fin de año: este jueves se aprobaría la fusión entre Telecom y Cablevisión por parte del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), y en los próximos días se conocerían definiciones adicionales del mercado de las telecomunicaciones de cara al inicio de la convergencia a partir del 1° de enero de 2018, además de otras cuestiones particulares del sector que apuntan a mejorar su funcionamiento interno.

Como cada fin de año desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, el sector telco volverá a estar expectante antes de los brindis obligados. Se vienen decisiones. Casi en catarata. Una de las más esperadas por unos, y cantada por todos: el regulador aprobará la fusión entre Telecom y Cablevisión, con condiciones, también cantadas. Y una de las cartas es que el sí se dé este jueves, cuando se reúna el directorio del Enacom.

Se trata del penúltimo encuentro del año y, de no obtenerse la firma este jueves, esto podría ocurrir en la última reunión, cuya fecha aún no está definida, pero que caería en uno de los últimos dos jueves de diciembre. El último de ellos es el 28 de diciembre y ya son varias las ironías que circulan en el mercado relativas a la eventual caída de la última reunión, justo ese día.

Más allá de estos detalles, lo concreto es que la aprobación saldría con condiciones y con recomendaciones. Y si bien el presidente del Enacom, Miguel de Godoy, había asegurado en septiembre pasado, que se tomarían todo el tiempo necesario para aprobar la fusión, las cosas estarían dadas para que esto ocurra antes de los 90 días que tiene para expedirse. Faltará, luego, el veredicto final de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

Respecto de las condiciones, se trata de las referidas a tope de espectro. En la actualidad, las compañías no pueden tener más de 140 mhz de espectro. A partir de la aprobación de la fusión, la futura nueva empresa sumaría unos 220 mhz.

Se le exigiría, en ese marco, la devolución de los 80 mhz restantes, básicamente en las frecuencias de 2,5 ghz, sobre las que el Enacom estuvo durante todo el año pasado y este encarando el proceso de refarming, o reatribución de frecuencias, básicamente para permitir dar servicios móviles en bandas destinadas a dar prestaciones de internet fijas. El trabajo realizado durante todo este tiempo se encaró con vistas al ingreso de un cuarto operador, objetivo que quedó trunco en virtud de la fusión.

Asimismo, iProfesional pudo saber que saldrían recomendaciones sobre cómo abordar el tema de la banda ancha debido a que hay zonas donde la competencia se reducirá, como el caso de Córdoba y, otras, donde continuará vigente, como en amplias porciones del AMBA.

Para ello, se barajan varias alternativas. A partir de la fusión, Telecom-Cablevisión será la principal prestadora de banda ancha, con casi 4 millones de clientes (más de 2,1 millones de parte de Cablevisión, y 1,9 millón de parte de Telecom). Equivale a más del 50% del mercado.

Con este escenario, en aquellas zonas donde la competencia quede reducida podrían podrían plantearse diversas opciones, a saber:

-Que la compañía fusionada abra los ductos y comparta su infraestructura. Telecom-Cablevisión tendrá red de cobre y fibra óptica.

-Que fije una tarifa nacional para todos los lugares donde opera y que ese precio sea el más competitivo que tenga, es decir, el más barato que esté ofreciendo.

Ninguna de las opciones está exenta de complejidades o controversias. ¿Qué redes se abrirían? ¿Quién se interesaría en alquilar una red de cobre, ya obsoleta, para dar servicios convergentes donde la estrella es el video?

Por otro lado, en la reunión de este jueves también se otorgaría a CATEL, la asociación que agrupa a las cooperativas de telecomunicaciones más grandes del país, la licencia para ser Operador Móvil Virtual (OMV).

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR