Economía

Justicia habilita importaciones por la demora en las licencias

07-12-2017 En el marco de una balanza comercial de la Argentina cada vez más deficitaria, la Justicia dicta amparos en favor de industriales e importadores netos, por la demora del Gobierno para aprobar licencias no automáticas                     
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
En el marco de una balanza comercial de la Argentina cada vez más deficitaria, la Justicia dicta amparos en favor de industriales e importadores netos, por la demora del Gobierno para aprobar licencias no automáticas (LNA).

Fuentes del sector importador señalaron a BAE Negocios que "en los últimos meses hubo más de 50 fallos judiciales que ordenaron el ingreso de diversas mercaderías", trabadas en la Aduana por plazos mayores a los 60 días, límite legal que establece la Organización Mundial del Comercio.

Para evitar una lectura errada de la situación, desde las empresas indicaron que hay industrias y también importadores netos, en el primer caso compradores de materias primas e insumos vitales para la producción local.

Fuentes gubernamentales negaron que haya irregularidades para la aprobación de las licencias no automáticas, aunque confirmaron que se conocen los amparos judiciales para que se nacionalicen los productos frenados.

Con cupos para algunos sectores, el Gobierno buscó atenuar el impacto de las importaciones. Los segmentos que más acudieron a la Justicia fueron el textil, calzado, madera, cerámicos, autopartes y porcelanato. "Desde el Gobierno no usan la palabra cupo, pero te dicen que no compres por mayor volumen que el año pasado. Eso es ponerte un cupo. Cuidan muy bien las palabras", expresaron las fuentes privadas.

El primer caso que expuso esta medida fue el del presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, Matías Furió, quien reveló un cupo a la importación de hasta 140 millones de dólares para 2017, el mismo que existió el año pasado.

Las licencias no automáticas se aprueban más lentamente que hace un año. "El discurso de apertura para atraer inversiones de (el presidente Mauricio) Macri en el exterior, no es el mismo de ciertos funcionarios. El castigo no tiene que ser para el sector importador; y debe haber una reforma impositiva. Más del 80% de las importaciones es para la industria y la producción", ampliaron.

Las licencias no automáticas incluyen productos de sectores como automotriz y autopartes, motos, neumáticos, maquinarias de uso general, textiles, calzado, equipos eléctricos, maquinaria agrícola, electrónicos, juguetes, papel, plásticos, siderurgia, madera, muebles y productos químicos; entre otros sectores.

El Sistema Integral de Monitoreo de Importadores (SIMI), lanzado por esta gestión en reemplazo de las cuestionadas Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (Djais), tenía el objetivo de gestionar licencias de manera ágil, simple y transparente, en el caso de las licencias automáticas, que son más de 17.000 posiciones arancelarias.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR