Politica

Desde el PJ aseguran que no darán los votos, que son clave, para el desafuero de Cristina

07-12-2017 "De no existir una condena firme, el Senado siempre rechaza el pedido de la Justicia, como ya ocurrió con Menem", dijo el senador Guastavino, del PJ. Se necesitan 48 votos y, como máximo, se alcanzarían 39. Dicen que de tratarse en el Congreso se frenaría en comisión. En Cambiemos, cautela
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El pedido de desafuero de la senadora electa y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, paso previo a para su detención, difícilmente prospere en la Cámara alta. La solicitud la realizó el juez federal Claudio Bonadío en el marco de la causa que investiga el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA.

Los senadores del PJ, comandados por Miguel Ángel Pichetto, tienen una postura tomada al respecto: solo se quitan los fueros cuando hay "cosa juzgada" y "sentencia firme". A la exmandataria recién le dictaron el procesamiento. Sin sus votos, no se llega a los necesarios para avanzar contra la ex jefa de Estado.

“El Senado tiene una historia en referencia a los pedidos de desafuero de sus integrantes. Siempre ha tenido una postura que tiene un respaldo jurídico avalado por fallos de la Corte Suprema y que consiste en otorgar el desafuero siempre que exista una condena firme porque hasta que esto no ocurra, sigue vigente la presunción de inocencia. En caso de no existir una condena firme, el Senado siempre rechaza el pedido de la Justicia, como ya ha ocurrido con el caso del senador Menem y estimo que esa va a ser la postura en el caso de la ex Presidenta. Estar procesado no es estar condenado”, remarcó el senador nacional por Entre Ríos, Pedro Guillermo Guastavino, quien integra el bloque del PJ que lidera Miguel Ángel Pichetto.

Por caso, los senadores peronistas Juan Carlos Romero y Carlos Menem acumulan pedidos de desafuero y siguen en funciones en la cámara.

Sin los votos del bloque del PJ, el pedido de desafuero no puede prosperar. Es que se necesita el apoyo de dos tercios de los senadores para avanzar con la quita de ese privilegio, es decir, 48 votos.

El peronismo si bien se partió el miércoles, para este tipo de acontecimientos se aglutina. Así, los 25 senadores que integran el nuevo bloque PJ que conduce Pichetto se suman a los 8 de Cristina Kirchner y alcanzan las 33 voluntades (sobre 72). El resto, de acompañar la decisión del magistrado –algo que tampoco está claro- suma 39 senadores por lo que no se llega a los números necesarios para desaforar a la senadora electa por Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires.

Esto, siempre y cuando el tema llegue al recinto. Las fuentes consultadas aseguran que de tener tratamiento ni siquiera lograría sortear el pase por la comisión de Asunto Constitucionales. Directamente, el pedido se frenaría allí.

Por su parte, desde el PRO, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, afirmó que el requerimiento de desafuero de Bonadio se analizará con "seriedad y responsabilidad". “Corresponde estudiarlo con seriedad y fijar una posición no partidista sino institucional", indicó sin ampliar desde su cuenta de Twitter.

Otra fuente cercana a Pichetto recordó en el mismo sentido que Guastavino: “Miguel defiende que no hay desafuero sin condena firme. Y lo ha dicho públicamente cuando fue lo (Julio) De Vido. Ni hablar del caso de Menem”. "Entonces, es imposible que estén los votos”, concluye la misma fuente.

Cautela en Cambiemos
Los senadores de Cambiemos reaccionaron con cautela ante la noticia del pedido de desafuero formulado por el juez federal Claudio Bonadio contra la senadora Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la causa que investiga el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado de la AMIA.

El presidente del interbloque de senadores nacionales de Cambiemos, Luis Naidenoff, aseguró, en declaraciones a radio Rivadavia, que el pedido de desafuero será analizado "con seriedad institucional" y se respetarán los tiempos una vez que la solicitud ingrese al Senado formalmente.

Por su parte, la jefa del bloque de senadores del PRO, Laura Rodríguez Machado, aclaró en declaraciones a Télam que el pedido "no se va a tratar de manera inmediata" y explicó que aún debe determinarse si "es posible" tratar la solicitud durante el período de sesiones extraordinarias, algo de lo que no se registran antecedentes.

Rodríguez Machado consideró que además debe tenerse en cuenta que quizás la resolución del juez Bonadio sea apelada por Fernández de Kirchner, lo que dilatará también los tiempos.

También detalló que resta definirse qué senadores integrarán la comisión de Asuntos Constitucionales que debe tratar el desafuero.

La senadora nacional por la UCR, Silvia Giacoppo, sostuvo que el bloque del oficialismo "respetará todo el proceso institucional y en la medida que se ajuste a derecho va a facilitar el proceso judicial acompañando el pedido de desafuero como se hizo recientemente en Diputados".

"Vamos a cumplir con los pasos y plazos institucionales que están establecidos en la Constitución Nacional y en el reglamento del Senado de la Nación. Analizaremos el pedido del juez y bajo ningún aspecto seremos un obstáculo para la justicia", recalcó.

También el vicepresidente del interbloque oficialista, el senador por Corrientes, Pedro Braillard Poccard, fue cauteloso a la hora de opinar sobre la cuestión. "Vamos a seguir los procedimientos como corresponde y una vez que ingrese al Senado el pedido judicial se estudiará el expediente para ver cuál es el fundamento", indicó.

 

SECCIÓN Politica
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR