Negocios

El ámbito artístico atento a la inversión del año: un grupo liderado por IRSA negocia la compra del estadio DirecTV Arena

04-01-2018 La desarrolladora de Eduardo Elsztain y el empresario de espectáculos Diego Filkenstein estarían a punto de quedarse con el 50% de la sociedad dueña del predio ubicado en la localidad de Malvinas Argentinas. Es el tercer arena más grande de la región, apto para espectáculos artístico y deportivos
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Un poco más de dos años pasaron ya desde que el 31 de octubre de 2015, el cantante inglés Sting inauguró oficialmente un nuevo estadio que se construyó en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas, con capacidad para 15.000 espectadores y con todas las posibilidades de convertirse en uno de los más importantes centros de espectáculos de la Argentina y la región.

Se trata del DirecTV Arena, uno de los tres Arena más grande de América latina, detrás de los de San Pablo y Santiago de Chile, y que a sus propietarios costó $200 millones de inversión.

Su actual dueño es la filial local de la firma ALG Sports de Estados Unidos, que estuvo a cargo de la construcción y el management de este centro de entretenimientos y deportes. En tanto DirecTV firmó un acuerdo de esponsoreo por cinco años que vencen en 2020.

Los ejecutivos de ALG Sports son quienes se encuentran llevando a cabo las negociaciones con IRSA para ceder las operaciones del estadio.

Fuentes del grupo desarrollador inmobiliario liderado por Eduardo Elsztain confirmaron la noticia a iProfesional y aclararon que actualmente las conversaciones se encuentran en etapa de due diligence. Es decir, en el período de evaluación de la sociedad y el activo de cara a la eventual adquisición con el objetivo de tener información que permita tomar la decisión de concretar o no la transacción.

Por lo tanto, todavía sería prematuro de hablar de montos o de la segura concreción del acuerdo.

Sin embargo, la mayor duda que envuelve a esta operación es el terreno que no es propiedad de los dueños del estadio sino de un grupo chileno que, entre otros proyectos, en la Argentina ha desarrollado countries y barrios cerrados como Ayres de Pilar. Se trata del grupo Errázuriz, que lo alquila a un valor estimado de u$s1,5 por metro cuadrado.

La incertidumbre tiene que ver con que en cada operación en la que está involucrada IRSA se queda con la propiedad del negocio y con las tierras, lo cual en este caso aún se encuentra en una zona gris.

En las negociaciones también interviene Hugo Filkenstein. Un viejo conocido de Elsztain ya que ambos son accionistas de la sociedad controlante del predio La Rural de Palermo.

El año pasado, ambos completaron la compra del 100% de Ogden, la empresa que manejaba el mayor centro de eventos de la región. Tras esa transacción, la empresa que preside Elsztain pasó a controlar el 70% de Ogden y Finkelstein el 30% restante.

Los dos, también a través de Ogden, son miembros de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) que se adjudicó la concesión del Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires (CEC) que fue subastado por el gobierno porteño este año.

Además, Filkensteim fue uno de los principales accionistas de Fenix Entertainment Group, una de las mayores productoras de recitales del país de la cual salió el año pasado tras vender su participación a Marcelo Fígoli, quien de esa forma pasó a ser el único dueño de la firma.

En tanto, Filkenstein abrió su propia productora bajo el nombre de DF, que se quedó con la licencia de la versión local del festival Lollapalooza.

Es probable que sea precisamente el negocio de la organización de eventos internacionales lo que lleve a la dupla Elsztain-Filkenstein a negociar entonces la compra del Directv Arena a sus actuales propietarios.

De hecho, otras fuentes conocedoras de la operación agregaron que IRSA y DF Entertainment estarían negociando la compra del 50% del DirecTV Arena en lo que se convertiría en la operación más grande en el negocio del entretenimiento en Argentina, ya que se trata del estadio Arena más grande del país.

Fue ideado como un centro multi uso cubierto ubicado en un predio de 10 hectáreas, en la Avenida de los Olivos, altura kilómetro 35,5 de la autopista Panamericana, ramal Pilar, donde también funciona el llamado ALG Sports & Convention Center, un centro de deportes, entretenimiento, espectáculos gastronomía y convenciones con un formato integral vinculado al nuevo concepto mundial "Sports Marketing".

Es cerrado, climatizado y brinda la posibilidad de realizar todo tipo de eventos deportivos, espectáculos musicales, y convenciones. En el caso de la denominación Arena se vincula precisamente con el formato cerrado.

Tiene un escenario de 22 metros de boca por 14 de profundidad, considerado el más grande del país. Posee 14 camarines, baños instalados en su interior y no químicos, y una iluminación traída de Estados Unidos.

En la actualidad, el DirecTV Arena compite por la organización de eventos con los estadios ya consagrados en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires. Es decir, con canchas clubes de fútbol como River, Velez Sarfield, o el mítico Luna Park, al cual dobla en capacidad. Y en la provincia de Buenos Aires, con el estadio único de La Plata.

El desarrollo, organización y la inversión fueron acercadas por la filial local de ALG Sports, que dirige Matías Lynch y quien lleva en persona las negociaciones con IRSA y Filkenstein.

La compañía fue creada en Estados Unidos y se especializa en el desarrollo de acciones de marketing deportivo estratégicos, basados en eventos y programas de relacionamiento corporativo y de marketing, que tienen como objetivo fortalecer la visibilidad de la marca y facilitar las gestiones comerciales.

Además de Estados Unidos, ALG opera en 19 países de América Latina y España, con más de 1000 eventos corporativos realizados durante los últimos años.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR