Actualidad

Adiós a los parquímetros en la Ciudad: el estacionamiento medido se gestionará por celular

04-01-2018 Se podrá buscar lugares y abonar desde el teléfono, eliminando así los tickets, los cospeles y monedas. El valor de la hora será dispuesto en una audiencia pública en febrero, mientras que el acarreo subirá de los actuales $750 a $900 en los próximos días
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

A partir de julio de este año, la Ciudad de Buenos Aires tendrá un nuevo sistema de estacionamiento medido que, entre otras novedades, permitirá encontrar lugar para dejar el auto desde el celular.

Una tarea hoy problemática y que genera más de un dolor de cabeza si se tiene en cuenta que por la Capital Federal se mueven 6 millones de personas todos los días, circulan 1.600.000 autos, 37.000 taxis y 10.000 colectivos

Con esta finalidad, el gobierno porteño aprobó hace unas horas el llamado a licitación pública para otorgar, bajo el régimen jurídico de Concesión de Servicio Público, la prestación de los servicios relacionados con el Sistema de Estacionamiento Regulado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Lo hizo mediante la publicación en el Boletín Oficial del decreto que da vía libre a esta convocatoria y que lleva la firma del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, y el ministro de Transporte, Miguel Moccia.

El servicio es controlado hoy por las empresas Dakota-STO y BRD-SEC, cuyos contratos vencieron en 2001. Cada una de estas empresas concreta entre 10.000 y 12.000 acarreos mensuales 44% más que en 2013.

Además, hay que sumarle lo que cobran por hora en cada uno de puestos de estacionamiento medido que hay en la Ciudad.

Por todos estos servicios, las empresas pagan un canon de apenas $55.000 mensual, mientras cobran un acarreo de $750 por auto que se encuentre en infracción.

Si bien el nuevo decreto deja en manos de la Secretaría de Transporte, dependiente del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, la fecha, la hora y el lugar en que deberán presentarse las ofertas, fuentes oficiales admitieron a iProfesional que en los próximos días se dará a conocer el cronograma.

También se autorizó la creación de la Comisión de Evaluación de Ofertas que tendrá a cargo el estudio de las presentaciones para adjudicar la licitación pública.

Se trata de un nuevo sistema de estacionamiento regulado y acarreo ya aprobado por ley por la Legislatura porteña el año pasado que, según sus autores, “modernizará un servicio vital para la administración del espacio público en la Ciudad de Buenos Aires y representará un salto de 30 años de tecnología”. También permitirá ahorrar 20% de viaje, que hoy se destina a la búsqueda de espacio para estacionar.

El sistema se ampliará a unas 10.000 de las 24.400 cuadras con que cuenta la Ciudad,  reemplazará los parquímetros por terminales multipropósito y fijará las condiciones para el servicio de acarreo de coches en infracción. 

Funcionará entre las 8.00 y las 20.00 horas los días hábiles y de 8.00 a 13.00 los sábados.  Además ofrecerá 15 minutos de fraccionamiento mínimo permitido.

Eliminará las monedas y cospeles y los reemplazará por sistemas de pago electrónicos como celulares, tablets o computadoras. También “jubila” el ticket papel que será reemplazarlo por un comprobante electrónico de pago.

Sobre el valor de la hora todavía no está definido ya que deberá pasar por una audiencia pública que será convocada en febrero y luego habrá un mes para que comience a ser cobrada.

En cuanto al acarreo, en los próximos días se conocerá un resolución que lo llevará de los $750 actuales a los $900 este mes.

Sobre las terminales que serán usadas, ya se llevó a cabo la licitación para adjudicar la tecnología a ser usada y la máquinas que van a reemplazar a los parquímetros. En la actualidad, se están analizando las ofertas para en el corto plazo cerrar esta etapa.

A partir de la puesta en marcha del nuevo sistema se dividirá la Ciudad en cinco zonas y amplía de 4000 a 80.000 las plazas por las cuales se deberá pagar para dejar el auto, con lo cual se incrementarán también la cantidad de barrios a los que llegará el sistema de estacionamiento medido.

La  norma establece varias tarifas. Habrá una para zonas comerciales, llamada progresiva, que aumentará a medida que sumen horas de estacionamiento. La restante se aplicará en los sectores de menor densidad de circulación de gente que será menos onerosa.

Por otra parte, será gratis para los vecinos residentes, de modo que si dejan el vehículo en las calles en las que se comenzará a cobrar, quedarán exceptuados del pago, por un solo auto. Pero para obtener esta excepción deberán inscribirse bajo la figura de “residentes” en un registro a través de la web donde tendrán que tramitar el alta de su condición.

En diciembre de 2016, la nueva ley tuvo el apoyo de 33 legisladores de los bloques del PRO, Peronista y la Coalición Cívica y 21 en contra de la oposición.

La concesión del sistema será por 10 años  y el pago de la tarifa se podrá realizar únicamente a través de medios electrónicos, como tarjetas sin contacto, de crédito y débito o mediante aplicaciones instaladas en teléfonos celulares o dispositivos móviles o a través de Internet.

Sin embargo, el sistema obligará a los dueños de los vehículos a concurrir a una de las 2000 terminales multipropósito que serán habilitadas. Deberán ingresar el número de la patente, su ubicación y pagar la tarifa correspondiente para quedar habilitados a estacionar sin obtener el ticket que antes debía dejarse dentro del auto, ya que no se expenderán más.

Para controlar las horas de estacionamiento que hasta ahora se hace gracias al ticket ubicado en el interior del auto  el gobierno porteño usará sistemas electrónicos, como lectoras de patentes. Además, se le avisará al usuario el tiempo que le queda disponible con un mensaje en su celular o en cualquier otro dispositivo que haya utilizado. Y de manera instantánea tendrá la chance de ampliar el horario renovando el pago.

“Es decir, las nuevas terminales serán 100% electrónicas, permitirán el pago con tarjeta de crédito, débito y SUBE y se reemplazará el ticket en papel por una factura digital”, agregan desde Transporte.

“Vamos a modernizar el sistema para que sea un servicio transparente y de calidad. Los vecinos tendrán la opción de planificar su recorrido en base a información en tiempo real sobre la ocupación de los espacios en la vía pública y de gestionar toda la operación desde su celular.“ explica Juan José Mendez, secretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

En cuanto a las grúas, se usarán en toda la Ciudad, que se dividirá en cinco zonas que tendrán similitud con los límites de las distintas comunas. Cada zona contará como mínimo con una playa de remisión, que será provista por la Ciudad.

Este proceso es el más engorroso ya que el viernes 15 de julio del año pasado, el juez Francisco Ferrer, del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 23, dictó una medida cautelar en contra de la licitación.

Luego, el gobierno porteño apeló el martes 1 de agosto para que se deje sin efecto la medida cautelar y se pueda continuar con el proceso. Las fuentes oficiales explican que una vez resuelta la situación judicial, se llevará a cabo el llamado a licitación.

“Queremos que se use de manera inteligente y en forma democrática el espacio público y eso buscamos con la implementación del nuevo sistema de estacionamiento regulado y acarreo moderno, transparente y de calidad”, argumentan desde Transporte.

Además, aclaran que el nuevo método prevé que el 78% (284.000 lugares) de los espacios para estacionar continuará siendo gratuito, mientras que sólo un 22% (80.000) será pago.

Otra novedad tiene que ver con la reducción en el tiempo de búsqueda de un lugar para estacionar. En el gobierno estiman que representa, en promedio, 20% del viaje.

Y sostienen que el uso de aplicaciones para renovar el tiempo de estacionamiento de manera remota se reducirá esa demora. Además se podrá acceder a un “Mapa de Oferta” para conocer la disponibilidad de espacios libres en la vía pública, agilizando el proceso.

“De esta manera, los vecinos podrán conocer con anterioridad la ocupación de la zona a donde se dirigen, planificar su traslado y tomar decisiones inteligentes -en base a información en tiempo real- que les ahorren tiempo de viaje”, se esperanzan las fuentes consultadas por iProfesional.

En cuanto al sistema informático que permitirá poner en marcha el nuevo método explican que al estacionar y ocupar un espacio en la vía pública, los vehículos enviarán la información a un software de administración central que reflejará la ocupación de cada cuadra en la aplicación. 

Pero además de los beneficios que tendrá para los automovilistas, para las arcas del gobierno porteño también será positiva. Esto, si se tiene en cuenta que hoy las actas por estacionamiento indebido ocupan el segundo lugar en el ranking de las infracciones más comunes en la Ciudad de Buenos Aires. Representan el 32,6% (819.215) de todas las que se confeccionaron durante los primeros seis meses de 2017, y el 39% (casi 1.3 millones) durante todo 2016. 

SECCIÓN Actualidad