Tecnología

Fábricas automotrices forman alianzas con empresas de tecnología

08-01-2018 Las firma automotoras quieren trabajar con compañías que ya experimentan con vehículos de conducción autónoma, como Google y Uber 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Renault, Nissan y Mitsubishi ya están listas para subirse a bordo de los taxis autónomos no sólo juntándose para compartir el costo del viaje.

La alianza franco-japonesa está sumando socios para su emprendimiento con vehículos autónomos compartidos y proyecta divulgar los nombres en los próximos meses, dijo Ogi Redzic, vicepresidente primero que tiene a su cargo alrededor de 1.000 empleados que desarrollan servicios de conectividad para el grupo.

Los tres fabricantes de autos quieren trabajar con compañías de tecnología que ya experimentan con autos de conducción autónoma, como Google y Uber.

“Las compañías tecnológicas no construirán y venderán autos para nuestros clientes actuales”, dijo Redzic, ex ejecutivo de Nokia. La tecnología autónoma les servirá para activar y mejorar los negocios principales, agregó. “Pensamos que las asociaciones son posibles”.

Renault, su socio de larga data Nissan y su aliado más reciente, Mitsubishi, proyectan desarrollar 15 modelos con características autónomas para el 2022, incluido un vehículo totalmente autónomo.

En conjunto, el año pasado las compañías gastaron un total de u$s8.300 millones en investigación y desarrollo, a la par de General Motors.

De todos modos, la alianza aún debe ponerse al día. GM, el fabricante de autos más grande de los Estados Unidos, dice que está dispuesto a ser el primero que produce un auto que se desplace sin conductor.

Maven, la plataforma de autos compartidos de la empresa, podría servir como herramienta para volver a ingresar en el mercado europeo que abandonó al vender las marcas Opel y Vauxhall en agosto.

La alianza ya cerró algunos acuerdos para compartir el peso en materia de I+D. Nissan trabaja con el editor de juegos para móviles DeNA en taxis autónomos que serán probados en Yokohama el año próximo, mientras que Renault formó equipo con la compañía francesa proveedora de servicios de transporte Transdev para desarrollar flotas autónomas.

El año pasado, la alianza firmó un convenio con Microsoft para invertir conjuntamente en desarrollar tecnología de nube de red interna apta para los vehículos autónomos.

Otros fabricantes de autos han sellado acuerdos similares. Volvo y Daimler se asociaron con Uber. Una alianza en materia de autos sin conductor anunciada este jueves, que une a Volkswagen y Hyundai con la empresa emergente Aurora desarrollará vehículos para Moia, la red de taxis eléctricos de VW.

Los fabricantes de autos buscan respuestas a los grandes interrogantes que plantea cómo reorganizar sus negocios para adaptarlos a los vehículos autónomos susceptibles de ser la norma para el futuro.

Los inversores quieren saber cómo harán las empresas para ganar dinero a partir de las enormes inversiones en tecnología de conducción autónoma y cómo convencerán a los conductores de que abandonen el volante.

Si bien los autos compartidos son parte de la ecuación, Redzic considera que el negocio central sigue siendo vender vehículos a los particulares.

Los nuevos servicios como viajes en taxi a pedido, el entretenimiento a bordo y el mantenimiento de los vehículos serán un agregado a eso.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR