Finanzas

La mayor generadora de energía del país desembarca en la bolsa de Nueva York

19-01-2018 La empresa es propiedad del grupo Sadesa, donde el empresario Nicolás Caputo es el segundo mayor accionista, detrás de Carlos Miguens Bemberg. Emitirá 408 millones de acciones a través de American Depositary Shares (ADS) que representan el 27% del total de sus acciones en circulación
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Central Puerto, la mayor empresa de generación eléctrica del país, está a un paso de sumarse a la lista de empresas argentinas que cotizan en la bolsa de Nueva York. Es decir, en Wall Street ya que acaba de anunciar una oferta pública de hasta 408 millones de acciones que serán colocadas en el país y también en los Estados Unidos mediante la suscripción de American Depositary Shares (ADS) de la compañía.

De esta forma, los accionistas de esta compañía energética concluyen un proceso que iniciaron en 2016 cuando contrataron a un grupo de bancos internacionales que elaboraron y presentaron al directorio un informe favorable a la conveniencia de listar sus acciones en el New York Stock Exchange (NYSE).

El objetivo es vender en los mercados el 27% de las acciones de Central Puerto en circulación que actualmente llega a los 1514 millones de títulos. Es decir, que sus accionistas se estarían desprendiendo en partes iguales de este cupo de capital que hoy controlan de la generadora.

La sociedad es controlada por Sadesa, un holding cuyos accionistas son los empresarios Carlos Miguens Bemberg, (33,9%); Nicolás Caputo (22%); Guillermo Reca, (22,5%); la familia Escasany, (13,6%) y los hermanos Ruete Aguirre, (7%). Es decir, un 59% de su capital está en manos de privados y el resto en la Bolsa de Buenos Aires. En tanto, la dirección está en manos de Jorge Rauber, que asumió su cargo en junio de 2017.

Sus plantas están en la Ciudad de Buenos Aires, La Plata, Rosario, Mendoza y Piedra del Águila y fue la primera generadora de energía que se privatizó en 1992 y desde 1992 también comercializa. Posee una potencia instalada de 2165 MW y su potencia instalada representa el 10% del Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

Hasta ahora, Central Puerto cotizaba en la bolsa porteña bajo las siglas CEPU, y su desembarco con la emisión de ADRs en la bolsa estadounidense tiene como objetivo obtener mayor disponibilidad inmediata de fondos, además de lograr incrementar su exposición. De hecho, sus accionistas presentaron ante el NYSE una solicitud para cotizar en ese recinto también bajo el símbolo de CEPU.

En una nota enviada a la Comisión Nacional de Valores (CNV), se anuncia la OPA sobre más de un cuarto de sus acciones existentes que tendría como monto máximo de recaudación alrededor de u$s1000 millones y un mínimo de u$s877 millones. Esto se debe a que los colocadores internacionales tendrán la posibilidad de comprar otras 53 millones de acciones existentes para cubrir sobresuscripciones.

Los colocadores locales serán la sociedad ADR y el Banco Galicia mientras que los internacionales serán el Morgan Securitie; Merrill Lynch; Pierce, Fenner & Smith Incorporated y Morgan Stanley & Co.

El período de suscripción comenzará el próximo 24 de enero a las 10 horas y finalizará el 1 de febrero a las 14 horas. En cuanto al precio indicativo, el documento establece que oscilará en un rango de u$s1,75 y u$s2,15 por acción, aunque podrá ser modificado durante el período de suscripción. Pero a los efectos de determinar el precio de suscripción definitivo, los accionistas vendedores se basarán en estándares de mercado habituales para operaciones de similares características.

De esta forma, Central Puerto se sumará al listado de 16 empresas locales que cotizan en el NYSE, donde apenas cinco están vinculadas con la energía como son Edenor; Pampa Energía; Transportadora de Gas del Sur (TGS); Petrobras Argentina (PESA) e YPF. 

El resto proviene de la tecnología; finanzas: agro; consumo y siderurgia como Ternium; Telecom; Globant; Arcos Dorados; los bancos BBVA Francés y Macro; IRSA; Nortel Inversora; Adecoagro y Geopark. El atractivo del NYSE para Central Puerto también radica en que Argentina vuelve a ser mirada por los inversores globales tras el cambio de gobierno.

La decisión de buscar fondos en el NYSE le permitirá un flujo de efectivo inmediato que puede reinvertir en crecimiento y desarrollo de sus operaciones. En el último balance que envió a la Bolsa, Central Puerto anticipa que este año espera un moderado aumento de la producción mundial y advierte que el fortalecimiento del dólar y la caída del precio de los commodities agrícolas y energéticos "son los principales riesgos".

Dice que se focalizará en mejorar su eficiencia. Y en cuanto a sus estados financieros, canceló de manera anticipada Obligaciones Negociables y obtuvo fondos de entidades bancarias extranjeras.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR