NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Impuestos

El Estado no recibe recaudación del impuesto indirecto a las apuestas online

El Estado recauda por el impuesto indirecto a las apuestas online

La AFIP puso en vigor el impuesto indirecto sobre apuestas online. Se gravó con una alícuota del 2% cada apuesta que se hiciera en sitios de Internet

30.01.2018 12.49hs Impuestos

En enero de 2017, la AFIP puso en vigor el impuesto indirecto sobre apuestas online. Se gravó con una alí­cuota del 2% cada apuesta que se hiciera en sitios de Internet.

Las tarjetas de crédito y débito debí­an oficiar como agentes de retención y la intención era reducir el déficit fiscal y compensar parte de las deducciones creadas en diciembre de 2016 sobre el impuesto a las ganancias.

En un momento se habló de la posibilidad de recaudar más de $1000 millones. Un año después, el impuesto lleva recaudados cero pesos. Los sitios de apuestas, en cambio, se siguen multiplicando.

Tragamonedas y ruletas virtuales, póker en lí­nea y eventos deportivos en los que se puede apostar antes y durante los partidos. La oferta de apuestas por Internet crece sin control y sin registro.

"Es un tema muy gris y una operatoria clandestina", dijeron a La Nación desde la AFIP.

El impuesto indirecto sobre apuestas online nunca se reglamentó porque choca con una realidad: la potestad de regular y gravar el juego es de las provincias.

Pero también tropieza contra las siempre cambiantes alternativas de pago en Internet: además de tarjetas, los sitios de apuestas se manejan con transferencias bancarias y, sobre todo, monederos electrónicos como Paypal, Skrill o Neteller. 

Ante el desembarco creciente de los sitios de apuestas (Internet no reconoce fronteras polí­ticas o fiscales), que además se publicitan en medios y en los mismos eventos deportivos (auspician camisetas de fútbol y autos de carrera), las provincias adoptaron posturas que van entre dos extremos: considerar las apuestas online actividades no reguladas y, por ende, una forma más del juego clandestino; o salir "a competir" con plataformas propias o licitadas a terceros.

Hoy, el juego online está regulado en las provincias de Misiones, San Luis, Tucumán, Neuquén, Rí­o Negro, Chaco y Entre Rí­os. En esta última, solamente la modalidad de apuestas para una variante de quiniela.

Las tres primeras tienen sus propios sitios de apuestas: Misionbet, Jugadón y Pálpitos24. Neuquén y Rí­o Negro habilitaron a sus casinos (Magic y Del Rí­o) a tomar apuestas online. Chaco busca lanzar su sitio. Formosa lanzó Formoapuestas en 2006y la cerró en 2008.

Todas se manejan con tarjetas prepagas fí­sicas y virtuales que se venden dentro del territorio provincial. Algunas solo aceptan jugadores con domicilio en el distrito. Otras admiten a quienes estén pisando suelo provincial en ese momento.

Así­ cerraron la puerta a las demandas lanzadas desde otras provincias. La página de Misionbet, por caso, fue cerrada el año pasado por la Justicia porteña. Reabrió este mes y solo puede accederse desde computadoras conectadas dentro del territorio de Misiones.

La otra constante es que casi todos los sitios aprobados ofrecen juegos de casino, pero no permiten apostar en encuentros deportivos. La excepción es Pálpitos, de Tucumán, donde se ofrecen partidos de todo el mundo y de casi todas las ligas argentinas, desde el fútbol hasta el voleibol. Algo que en el pasado fue denunciado por Loterí­a Nacional o la Secretarí­a de Deportes. También por la AFA, donde Julio Grondona y Cristóbal López exploraron lanzar una plataforma de apuestas.

Te puede interesar
Zoom Recomendadas