Economía

Por la sequía, el rendimiento promedio de la soja bajó más del 30% en la Argentina

27-04-2018 Avanza a paso firme la cosecha, pero con una marcada caída en la productividad. El maíz también viene muy golpeado y con bajos rindes
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

A medida que avanza la cosecha de soja y maíz en todo el país, queda en evidencia el efecto de la sequía en ambos cultivos.

En el caso de la oleaginosa, el rinde promedio obtenido hasta el momento es de alrededor de 24 quintales por hectárea, lo que se traduce en una caída del 32,6% respecto de la campaña pasada.

Según los datos suministrados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la cosecha de soja de primera muestra un avance del 65,5% mientras que la soja de segunda del 22,4%. Se estima que los rindes promedios irán descendiendo en la medida en que avance la cosecha estabilizándose en torno a 22 quintales por hectárea. Una de las marcas más bajas en la última década.

En cuanto a la proyección final de la producción la entidad porteña la sigue manteniendo en 38 millones de toneladas, sin cambios respecto a los últimos 15 días, informó agritotal.

Respecto del maíz, durante la última semana, la recolección continuó en el centro y sur del área agrícola nacional.

Los mayores avances relevados se dieron sobre los últimos cuadros tempranos de la zona Núcleo Norte y la provincia de Córdoba.

A la fecha se cosechó el 30,9% de los 5,4 millones de hectáreas sembradas la actual campaña, con un rendimiento medio nacional de 72,1 quintales por hectárea. En paralelo, los rendimientos de los primeros lotes tardíos cosechados se encuentran muy por debajo de las expectativas iniciales; particularmente en las zonas Centro-Norte de Córdoba y Centro-Este de Entre Ríos.

En las zonas Núcleo Norte y Sur, los lotes de segunda ocupación y tardíos mantienen bajas expectativas de rinde, producto de un mal llenado de los granos.

En el sur de la provincia de Buenos Aires, la falta de precipitaciones y las heladas registradas durante el final del llenado de granos mantienen las expectativas de rinde por debajo de los recolectados las últimas cinco campañas.

A su vez, la proyección de cosecha también se mantuvo en 32 millones de toneladas, 7 millones menos que lo obtenido en la campaña pasada. Se espera que en la medida en que avance la trilla con bajos rendimientos, la cosecha total se podría ajustar a la baja.

Mientras tanto, las últimas recolecciones de lotes implantados con girasol sobre el sur de Buenos Aires y La Pampa, permitieron dar por finalizada la cosecha a nivel nacional.

El rinde medio se ubicó en 20,7 quintales por hectárea y permitió acumular un volumen total de 3,5 millones de toneladas, un 6% superior a la campaña 2016/2017.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, los lotes tardíos del Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa registraron una merma en su potencial de rendimiento como consecuencia de una mayor exposición al déficit hídrico durante etapas críticas de floración y llenado de grano.

No obstante, las buenas productividades que se recolectaron sobre el NEA, Centro-Norte de Santa Fe y Sudeste de Buenos Aires lograron compensar en parte las pérdidas y ubicar al rinde medio nacional 0,4 quintales por hectárea por encima del ciclo previo.

Menos producción. Hasta el momento el rinde promedio se ubica en 24 quintales por hectárea pero bajaría hasta los 22 quintales.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR