Economía

Conflicto en el subte: liberaron a Segovia y se levanta el paro, pero sigue el reclamo por paritarias

23-05-2018 Felipe Miguel, jefe de Gabinete de la Ciudad, afirmó que se "aplicarán todas las sanciones que correspondan". El gremio realizó una huelga en rechazo al accionar policial, que desalojó con balas de goma a los manifestantes de las líneas E y H, y detuvo a Néstor Segovia. Rechazan paritaria del 15%
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En estas horas se vive una fuerte tensión en la ciudad de Buenos Aires: la red de subterráneos, que transporta a más de 100.000 personas por día, no funcionó el martes debido a un paro convocado por los metrodelegados, luego de que durante la mañana su dirigente Mario Segovia fuera detenido por "resistencia a la autoridad".

Recién en las últimas horas del día, Segovia fue liberado y el gremio anunció que durante el miércoles funcionará el servicio, aunque habrá apertura de molinetes entre las 10 y las 12 de la mañana.

Previamente, durante la tarde del martes, el jefe de Gabinete del gobierno porteño, Felipe Miguel, brindó una conferencia de prensa que no arrojó luces sobre cuándo se destrabaría el conflicto.

"Los cortes al transporte público no son contra el Gobierno, sino contra la gente", señaló el funcionario, quien indicó que los metrodelegados "no pueden negociar paritarias".

También anunció "se van a aplicar todas las sanciones que correspondan, y se puede llegar a los despidos", en relación con los metrodelegados del subte y los paros que llevan adelante, por lo que quedaron detenidos esta mañana 16 gremialistas, de los cuales ocho ya recuperaron la libertad.

Además, justificó el operativo de la Policía de la Ciudad, afirmando que estuvo relacionado con "acciones de flagrancia". El funcionario porteño señaló que las paritarias ya las negociaron con la UTA (Unión de Transporte Automotor), y se estableció un 15,2% de incremento salarial, y que por ese motivo los cortes del servicio de subterráneos y Premetro "son ilegales e irracionales".

El funcionario recordó que los metrodelegados no pueden negociar paritarias por un fallo reciente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que les retiró la personería jurídica.

Medida de fuerza
Los metrodelegados convocaron a un paro a partir de las 12 del mediodía del martes en todas las líneas del subte. La medida fue resuelta luego del conflicto que estalló este martes por la mañana en la línea E y H, cuando la policía desalojó una protesta de los trabajadores y detuvo a 16 personas durante un reclamo por paritarias y suspensiones masivas. Entre los apresados se encuentra uno de los líderes de los metrodelegados, Néstor Segovia.

La manifestación había comenzado a la medianoche con la paralización de las tareas de limpieza, taller y mantenimiento, y continuó con la interrupción del servicio desde las 5.30 hasta las 12 y estaba previsto que terminara con la apertura de molinetes hasta las 14.

Sin embargo, la tensión escaló en la estación Las Heras de la línea H, donde los efectivos de la Ciudad bajaron a las vías y comenzaron a disparar balas de goma contra los trabajadores para impedir el reclamo.

Según los metrodelegados, la policía detuvo a los delegados cuando bajaron de la formación. "El que quiere el paro es (Horacio) Larreta, él nos lleva al paro por eso baja a la policía (a los andenes)", dijo el titular del gremio, Roberto Pianelli.

En respuesta al operativo, que concluyó con el desalojo de los manifestantes, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) lanzó una huelga en todo el servicio para exigir la liberación de los 16 detenidos, entre ellos el delegado Néstor Segovia, y la libre negociación colectiva.

El conflicto comenzó a fines de abril luego de que la Ciudad, Metrovías y la UTA acordaron un aumento salarial 15,02% en línea con la pauta oficial, mientras que la empresa suspendió a más de 100 trabajadores por participar en protestas.

En 2015, los metrodelegados lograron que el gobierno les reconociera la personería gremial. Pero la UTA, que siempre tuvo la representación formal, se presentó ante la Justicia y en marzo último, la Corte Suprema falló contra la AGTSyP, la entidad con mayor cantidad de afiliados en el subte.

Metrovías emitió un comunicado en el que aclaró que "los telegramas de suspensión ya ascienden a 114" y están originados en lo que califica como "acciones ilegales tales como la ocupación de instalaciones, apertura de puertas de emergencia y/o la liberación de molinetes".

La empresa señaló que "el acuerdo salarial por paritarias se firmó el pasado 12 de abril en el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo porteña y está siendo abonado según lo acordado".

"El mismo fue rubricado por las partes intervinientes y ajustado completamente a derecho", sostuvo. 

Pero como en otras ocasiones los metrodelegados rechazan lo firmado por la UTA, por considerar que está por debajo de la inflación del 25% esperada para este año por consultoras privadas, y exigen el fin de las suspensiones.

Visión oficial
El secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D'Alessandro, señaló este martes que la liberación de los sindicalistas del subte detenidos "no depende del gobierno porteño sino de la Justicia", a la vez que afirmó que los metrodelegados "fueron detenidos por cometer los delitos de interrupción del servicio y atentado y resistencia a la autoridad".

Según D'Alessandro, desde el Ejecutivo porteño extreman "el diálogo, como siempre", pero los gremialistas "no entraron en razón y había más de 100 mil usuarios que eran afectados por las acciones que eran llevadas adelante por esta gente y la policía actuó en consecuencia".

"Nosotros tenemos que garantizar el servicio del subte", subrayó el funcionario, quien agregó que a Néstor Segovia se lo detuvo "por la interrupción del servicio, porque él se atrinchera en la cabina de una formación impidiendo la salida y por atentado y resistencia a la autoridad".

Además, el secretario de Seguridad porteño remarcó que usaron " grupos de contención porque esta gente empezó a tirar piedras, tiraban vallas a las vías, se tiraban ellos a las vías, atacaban a la policía, se realizó un despliegue en diferentes estaciones de la Línea H porque se tiraban en diferentes estaciones para interrumpir el servicio".

Por otro lado, D'Alessandro agregó que los metrodelegados "no tienen personería gremial", por lo que no pueden negociar paritarias, y remarcó: "Cuando se agota el diálogo, tenemos que actuar".

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR