NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Economía

El Gobierno ajustó topes para cobrar asignaciones familiares y eliminó beneficios por zonas

El Gobierno ajustó topes para cobrar asignaciones familiares y eliminó beneficios por zonas

A través del decreto 702/2018 bajó de $94.786 actuales a $83.917 el tope de ingresos aplicables a los beneficiarios                   

04.06.2018 11.57hs Economía

Con su publicación en el Boletí­n Oficial, fueron confirmados los incrementos que a partir de este mes comienzan a recibir los jubilados, pensionados y destinatarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH). Y que habí­an sido anunciados por la ANSES.

A través del decreto 702/2018 achicó el lí­mite máximo de ingresos para determinar el cobro de las asignaciones familiares, y a la vez, eliminó los beneficios que alcanzaban a provincias de la Patagonia y del norte del paí­s.

Con esta medida, bajó de $94.786 actuales a $83.917 el tope de ingresos aplicables a los beneficiarios de asignaciones familiares.

Pero además, la nueva normativa aclaró que si uno de los integrantes del grupo familiar tuviera un ingreso superior a los $41.959, quedará excluido del cobro de las asignaciones. Antes, el salario máximo para un integrante era de 47.393 pesos.

Según el testo firmado por la vicepresidenta Gabriela Michetti -que ejerce el Poder Ejecutivo mientras Mauricio Macri está en la cumbre de los BRICS en Sudáfrica- estos lí­mites "no resultan aplicables para la determinación del valor de la Asignación por Maternidad", ni para los beneficiarios de la prestación por desempleo.

El Poder Ejecutivo recordó que en 2012, la expresidente Cristina de Kirchner modificó las condiciones de acceso a las asignaciones familiares, considerando al grupo familiar a los efectos del pago, en lugar de los ingresos de un solo titular.

En consecuencia, indicó que ahora "resulta conveniente asociar el valor del lí­mite de ingresos mí­nimo habilitante para la liquidación de asignaciones familiares, con el valor de la base imponible mí­nima previsional".

"Más aún, teniendo en cuenta que el Sistema de Asignaciones Familiares, en su faz contributiva, tiene como fuente primordial de financiamiento a las contribuciones patronales y está fundado en los principios de reparto", añadió.

La adecuación, según el texto oficial, permitirá "evitar la eventual captación indebida de prestaciones de la seguridad social cuando los importes de las remuneraciones son declarados por el empleador en forma ilegí­tima, por un monto inferior al mí­nimo".

Al mismo tiempo, el Gobierno eliminó los beneficios extras que alcanzaban a más de 100.000 chicos de provincias de la Patagonia y algunas zonas del norte, que cobraban más que el resto del paí­s.

Según el decreto, desde septiembre a los trabajadores en relación de dependencia del Interior se les ajustará las asignaciones familiares en hasta un 53% del monto que recibí­an.

Anteriormente, la ANSES dividí­a al paí­s en cuatro zonas, sobre las cuales les aplicaba un régimen diferencial de la seguridad social. El "valor general" por hijo se ubicó en $1.578 hasta junio pasado para el área metropolitana y la mayorí­a de las provincias, pero se incrementaba entre $3.155 y $3.407 para otros distritos, dependiendo también de los ingresos de los cónyuges.

Ese plus se percibí­a según donde vivieran, atento al costo de vida más elevado en determinadas regiones del paí­s, en varias ocasiones en condiciones desfavorables, como ocurre en la Patagonia.

Desde septiembre, los trabajadores registrados de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y departamentos de Catamarca, Jujuy y Salta pasarán a cobrar el "valor general".

Aumento a los jubilados

Según la Resolución 88/2018, el haber mí­nimo jubilatorio a partir de este junio será de $8.096,30 (de los $7.660,42 anteriores). Y el haber máximo será de $59.314,97. Por último, las bases imponibles mí­nima y máxima quedaron establecidas en $2.816,14 y $91.523,41, respectivamente.

Además, la Prestación Básica Universal (PBU) se actualizó a $3.825 y la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) a 6.477,04 pesos.

Finalmente, por la Resolución 89/2018, la aplicación del aumento correspondiente a junio, la AUH se actualizó a $1.577,95 (en caso de hijo con discapacidad se actualizó a $5.146). Esta asignación la perciben más de 4 millones de niños y adolescentes de todo el paí­s y su monto anterior era de 1.493 pesos.

El aumento para estas prestaciones fue del 5,69% (para el perí­odo de junio a agosto) y es el segundo del año, de acuerdo a la ley 27.426 de Reforma Previsional, de fines de 2017. El monto de los aumentos está determinado por la evolución del í­ndice de inflación y de los salarios, que fue del 5,71% en marzo. Este incremento también se aplica a a los rangos y montos de las asignaciones familiares y universales.

La movilidad está compuesta en un 70% por las variaciones del Nivel General del índice de Precios al Consumidor elaborado por el Indec y en un 30% por el coeficiente que surge de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE). Los aumentos se aplican trimestralmente en marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año.

Te puede interesar
Zoom Recomendadas