Tecnología

Internet de las cosas: ¿cuáles son las dos empresas que están invirtiendo u$s60 millones en sus redes en el país?

04-07-2018 Se trata de WND Argentina y de YEAP. La primera utiliza la tecnología de Sigfox, y la segunda, la de LORA. En qué consisten los despliegues y los servicios
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las redes que interconectarán objetos, más conocida como Internet de las cosas (IoT), avanzan a paso sostenido en la Argentina. WND Argentina y YEAP, las dos empresas que se dedican a estos despliegues con tecnologías diferentes encaran inversiones que superan los u$s60 millones, y van cubriendo gran parte del territorio nacional, aunque con abordajes distintos.

Las redes que despliegan cuentan con dispositivos que obtienen información de determinados espacios que, luego, transmiten mediante mensajes a muy bajo costo y actualizan de manera permanente. Eso permite a diversas organizaciones tomar decisiones rápidamente en la gestión de sus negocios.

De esta manera se puede obtener el porcentaje de humedad de los campos y disparar el riego si es necesario, o medir el tráfico en determinados momentos del día en una ciudad y tomar decisiones orientadas a minimizar los embotellamientos. Los ejemplos son infinitos y sólo hay que imaginarlos para desarrollar su aplicabilidad, que es posible.

A diferencia de las redes 5G, las de IoT que se despliegan en la actualidad en la Argentina utilizan espectro no licenciado (que no se concursa) en una porción de la banda de 900 mhz. En otras palabras, se ubican en esa parte del espectro y transmiten la información en pequeños paquetes de datos, hecho que la convierte en una tecnología de bajo costo.

Hay dos empresas en el mundo que operan estas redes de (IoT): Sigfox y LORA. La primera tiene presencia en la Argentina desde finales de 2016. La segunda está siendo representada ahora a través de la presentación oficial YEAP como operadora de esa tecnología.

Pero tanto WND Argentina, conformada mediante un joint venture entre Sigfox, DATCO y WND, como YEAP enfrentan la misma dificultad. Ambas esperan que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) a cargo de Silvana Giudici desde hace un mes, les otorgue la habilitación de redes públicas sobre esa porción de la banda de 900 mhz.

WND Argentina está invirtiendo en la región u$s150 millones para cubrir a los 550 millones de habitantes hacia 2019. "En la actualidad ya hay 271 millones de personas cubiertas con nuestra red de IoT, la mitad de la población", dijo a iProfesional, Emmanuel Jaffrot, CEO de WND Argentina.

Del total de la inversión en ejecución, la Argentina se llevará u$s30 millones hacia 2019. El objetivo es alcanzar al 85% de la población y al 60% del territorio en este tiempo.

Actualmente, ya tiene cubiertos 800.000 kilómetros cuadrados de la región. Dentro de esta superficie, el alcance a nivel nacional incluye a la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Tucumán, San Juan, Mendoza, Neuquén, Chubut.

Con una previsión similar en cuanto a despliegue, YEAP anunció el inicio de su actividad en el país. Pero, a diferencia de WND Argentina, decidió encarar su negocio de IoT con la tecnología de LORA.

"Optamos por LORA porque se trata de una tecnología abierta, que permite diversos desarrollos. Sin que exista un operador centralizado", explicó Norberto Massaferro, gerente de plataformas y business assurance de YEAP.

La compañía, que forma parte del conglomerado de empresas del fondo iCondor -entre cuyos accionistas se encuentra un histórico de las telecomunicaciones, Carlos Joost Newbery- está invirtiendo u$s30 millones de cara a 2020 para desplegar su red. Actualmente, tiene cobertura en la Ciudad de Buenos Aires, el GBA en zona norte y oeste, Santa Fe, Tucumán, Neuquén, Mar del Plata y otras ciudades de la Argentina, además de Montevideo, en Uruguay, y Asunción, en Paraguay.

"Nuestro objetivo es convertirnos en un carrier de conectividad de LORA. Por esto estamos desplegando antenas en las distintas ciudades. También queremos trabajar con un ecosistema de desarrolladores con los que montar los distintos negocios en la red, además de colaborar con universidades y municipios", sostuvo Martín Rajman, CEO de YEAP.

A las universidades les brindarán equipamiento y red sin cargo a fin de que los estudiantes puedan investigar sobre las posibilidades de la IoT. Y con los municipios la estrategia apunta a acceder a los sitios donde poner las antenas a cambio de brindarles una prestación más económica.

Servicios de estacionamiento, iluminación inteligente, eficiencia energética y smart meetering (eficiencia de costos en las empresas de servicios públicos) son los verticales en los que busca concentrarse YEAP.

Por su parte, WND Argentina tiene el foco puesto en actividades más industriales, como el campo, tanto a nivel agrícola como ganadero, el sector de vino y de producción frutícola, la logística, las utilities, la gestión de la cadena de frío, entre otras posibilidades.

"Nuestra red es multiuso. Es decir, que cualquiera que necesite una aplicación para obtener información para cualquier tipo de negocio pueda optimizar sus costos, su logística y garantizar un retorno de inversión (ROI) lo más pronto posible, especialmente, en coyunturas como las actuales", concluyó Jaffrot, de WND Argentina.

La red de Sigfox, que posee una tecnología específica para IoT, ya tiene presencia en Brasil, Argentina, Colombia, México, Ecuador, Chile, Perú, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Panamá y Guatemala.

La red LORA ha sido elegida en el mundo por operadores como Orange, SK Telecom (Corea), KPN y Tata. En la Argentina, además de YEAP hay un par más de empresas que iniciaron la construcción de redes más pequeñas pero que no han avanzado en el desarrollo del negocio.

Estas dos tecnologías son las que impulsarán un mayor impulso a conformación de nuevas infraestructuras e inversiones de IoT, y también nuevos negocios en materia de telecomunicaciones. Esto ocurrirá aún mucho antes de que la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT) termine de definir los estándares para las próximas redes 5G, que también apuntarán a conectar cosas antes que personas, aunque a través de espectro licenciado. Es decir, el que se paga mediante algún tipo de convocatoria por parte del Estado.

Aunque se esperan las definiciones a nivel internacional, ya se conoce sobre qué bandas podrían montarse esas redes futuras. Pero en la Argentina, la falta de un cronograma de espectro que fije procesos de venta y servicios dedicados a cada uno de ellos, aún impide que se pueda pensar en 5G en esos términos. Mucho más cuando los despliegues de redes 4G, que conectan básicamente a personas, aún no cubren a todo el país, y todavía se detectan fallas de calidad.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR