NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Finanzas

Habrá que pagar más por la cuenta corriente, caja de ahorro y tarjeta de crédito: los bancos suben hasta 20% las comisiones

Cuenta corriente, caja de ahorro y tarjeta de crédito, más caras: bancos suben hasta 20% las comisiones

Los cargos por mantenimiento acompañan al resto de las variables de la economía. En el marco de una inflación que no da tregua, una demanda por créditos retraída y costos en alza, las entidades encarecen sus servicios. ¿Cuánto cobra cada una por extraer dinero de cajeros?

Por Mariano Jaimovich
18.07.2018 05.44hs Finanzas

La inflación no da muestras de moderarse, la demanda de créditos luce retraí­da y la tasa de interés de referencia del mercado está por las nubes: difí­cilmente baje del 40% anual, al menos en el corto plazo.

En este marco, y tal como era de prever, los bancos han decidido trasladar sus mayores costos a los clientes, elevando los cargos que cobran por los diferentes servicios.

En estos dí­as están llegando notificaciones de los respectivos aumentos en las comisiones por mantenimiento de cuentas corrientes, renovaciones de tarjetas de crédito y paquetes financieros.

Dependiendo del tipo de servicio y del plástico contratado, las alzas son de hasta un 20% para determinados productos.

En promedio, los incrementos generales de los cargos en los resúmenes totalizan 15% en lo que va de 2018. Prácticamente el mismo nivel de ajuste que el observado en el resto de los precios de la economí­a.

Según un relevamiento de iProfesional, algunas entidades ya evalúan ajustar otro 5% adicional entre agosto y septiembre.

Menos préstamos, servicios más caros
Desde los bancos hacen referencia al abrupto cambio en el contexto económico, descripto por un dólar con precio inestable, tasas altas y un í­ndice de precios que en junio (3,7%) marcó el mayor registro de los últimos dos años.

No sólo eso, actores del sector sostienen que este ajuste en las comisiones puede ser incluso algunos puntos porcentuales superior a la inflación, y advierten sobre un reacomodamiento del negocio bancario.

Es un clásico de la banca argentina que, en momentos de inestabilidad, los ingresos por intermediación financiera -el corazón del negocio- se vean afectados.

En otras palabras, al contraerse el crédito se les reduce la ganancia que obtienen por prestar dinero a una tasa mayor que la que deben pagar por los depósitos que reciben.

Así­, las entidades buscan compensar esa reducción elevando el costo de algunos de sus servicios.

"Si la economí­a se complica, el crédito se resiente. Esto siempre es así­", resume a iProfesional Elisabeth Bacigalupo, economista de la consultora Abeceb.

"La menor demanda de préstamos obliga a los bancos a reacomodarse. Para poder cubrir sus mayores gastos de estructura, tienen que aumentar los cargos que cobran por sus servicios", añade.

Según datos del Banco Central, por intermediación financiera las firmas del rubro ganaron $340.000 millones en los últimos 12 meses.

En tanto, por comisiones de tarjetas, cuentas y otro tipo de prestaciones (cajas de seguridad, transferencias y pagos), obtuvieron $82.000 millones en ese mismo lapso.

Es decir, este último concepto les representa casi un cuarto (24%) de las utilidades generadas por recibir y prestar dinero.

Si se analiza el negocio bancario en general, según una fuente del rubro, los ingresos por cargos y las comisiones por uso de tarjetas aportan 14% de los ingresos totales de los bancos.

Según datos del BCRA correspondientes a mayo, el sistema devengó ganancias anualizadas equivalentes a 4,4% del activo, que equivalen al 37% anual del patrimonio neto.

Costos de productos
Los costos asociados a diferentes productos financieros no han quedado ajenos a una inflación que, lejos de bajar, se ha recalentado en estos meses.

Así­, el costo de mantener una cuenta corriente puede ir desde un mí­nimo de $170 (Credicoop) a un máximo de $423 (Macro) (ver gráfico).

En tanto, por una chequera de 50 unidades el cliente debe abonar entre $48 (Credicoop) y $605 (Banco de La Pampa), según datos del Banco Central correspondientes a julio.

No obstante, hoy por hoy, lo que más incide en el bolsillo del usuario de una cuenta corriente es la tasa efectiva anual que se les cobra por las transacciones, que oscila entre el 94% (Galicia) y 57% (Macro).

Por una caja de ahorro, quienes poseen una cuenta sueldo prácticamente no deben abonar costo adicional alguno.

Para aquellos que hacen un uso adicional, los cargos más significativos están asociados a las extracciones en cajeros automáticos.

Si utilizan una máquina de otro banco pero de la misma red de servicio (Banelco o Link), deberán convalidar un mí­nimo de $19 (Credicoop) hasta un máximo de $33 (Macro).

En cambio, si además de recurrir a otra empresa se obtiene dinero desde una sucursal de otra prestadora, el gasto aumenta de forma considerable: de un mí­nimo de $23 a un máximo de $40 (Macro) por operación.

En caso de encontrarse en el exterior, la extracción puede estar sujeta a un cargo de hasta u$s16,3 (Hipotecario).

No necesariamente el banco que cobra el mayor precio es el "más caro" del sistema ya que, por lo general, las entidades compensan valores entre los distintos productos y servicios.

En otras palabras, los importes de referencia deben ser analizados a partir de la modalidad de uso del cliente (más o menos intensivo) y del tipo de paquete.

Tarjetas de crédito
En el caso de las tarjetas de crédito, los bancos ofrecen una amplia gama de paquetes y prestaciones.

Para el servicio de renovación anual, según el plástico contratado, el costo puede ascender hasta los $5.700 (ver gráfico).

Ese costo también depende del tipo de plástico: si es de cobertura nacional, internacional, clásico, platinum, black, entre otras opciones.

En cambio, lo que se cobra por administración y mantenimiento de cuenta es similar en todos los tipos de tarjetas y oscila entre $50 y 180 por mes.

En cuanto a la tasa efectiva anual (TEA) por financiarse con tarjeta, en los distintos productos el porcentaje es similar y se ubica entre un mí­nimo de 38% y un máximo de 62%.

Los costos bancarios por mantenimiento de cuentas y tarjetas tuvieron un ajuste, a nivel general, de 15% en el primer semestre.

Se espera un nuevo retoque del 5% en los próximos meses para compensar el avance de inflación.

Mientras, los bancos evalúan el desarrollo de la economí­a del paí­s, la evolución de la demanda del crédito y cómo impactará esto en todo su negocio.

Algo que puede influir en la competencia entre las entidades y en el nivel de las comisiones en los próximos meses.

Más sobre Finanzas
Te puede interesar
Zoom Recomendadas