22.07
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 16.45 hs
Macri busca triplicar el pago de Ingresos Brutos sobre los alquileres porteños
18-11-2008 De aprobarse la Ley Tarifaria, que ya ingresó a la Legislatura de la Ciudad, la tasa trepará del 1,5 al 4,5%. En el caso de locaciones con fines turísticos, el impacto es aún más grave ya que saltará al 6% cuadriplicando su valor. Cómo afectarán los cambios a cada actividad
Última actualización: 18/11/2008 10:11:00 am
Temas:

El proyecto de Ley Tarifaria 2009 presentado por el jefe de Gobierno Mauricio Macri, ante la Legislatura porteña, seguirá generando una fuerte polémica. Esto es así, ya que de acuerdo al texto de la iniciativa -al que tuvo acceso iProfesional.com- se apunta a triplicar el pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos que recae en los alquileres.

Más precisamente, de aprobarse el proyecto tal como fue enviado desde el Ejecutivo, la tasa -como regla general- treparía del 1,5 al 4,5%. El impacto es aún mayor si se trata de locaciones con fines turísticos. En tal caso la tasa se cuadriplicaría ubicándose en 6 por ciento.

Actualmente los alquileres se encuentran alcanzados por Ingresos Brutos al 1,5%. Cabe aclarar que están exentos los ingresos del propietario por el alquiler de hasta dos unidades para vivienda siempre que no superen los $1.200 mensuales (el proyecto presentado propone elevar este valor a $3.500).También, en el caso de los alquileres comerciales, se debe tributar el 0,5% en concepto del Impuesto al Sello.

En este marco, desde el sector inmobiliario advierten que no es el momento adecuado para tomar este tipo de medidas que constituyen una traba más al momento de celebrar las operaciones.

Suba de impuestos
El texto de la Ley Tarifaria 2009 presentado ante los legisladores no deja lugar a dudas. La iniciativa establece una tasa del 4,5% para la locación de inmuebles, ya sea:

  • Servicios inmobiliarios realizados por cuenta propia, con bienes propios o arrendados.
  • Servicios inmobiliarios de alquiler de propiedades con servicios brindados para el normal funcionamiento de oficinas, comercios e industrias.

Asimismo, aclara que para el caso específico de la locación de bienes inmuebles con fines turísticos la tasa se ubicaría en el 6%. Tomando como parámetro la alícuota del 1,5% actual esto significa triplicar o cuadriplicar la carga fiscal soportada, de acuerdo al tipo de alquiler cobrado.

Descontento en el mercado
Jorge Toselli, presidente de JT inmobiliaria, advirtió que "tal como se presenta actualmente el mercado, aumentar la carga fiscal de esta manera no ayuda en nada".

"Ante la crisis financiera mundial hay que alentar a la economía y no sumarle trabas", agregó el broker. Como conclusión, Toselli aseguró que la posible "suba en Ingresos Brutos sobre los alquileres complica bastante el panorama actual".

En igual sentido, el titular de Reporte Inmobiliario, José Rozados, manifestó que "la suba en Ingresos Brutos va a repercutir de lleno en el valor del alquiler".

"De aprobarse, la nueva carga impositiva no fomentaría nuevas operaciones, por el contrario complicaría al mercado", explicó Rozados.

El especialista destacó que actualmente "el mercado está en un momento de incertidumbre a la espera de saber cuál será el impacto de la crisis financiera internacional en la economía real argentina".

Por otra parte, con respecto al nivel de actividad, puntualizó que "se comenzó a notar una desaceleración a partir de marzo de 2008". Más precisamente, aclaró, la cantidad de locales comerciales destinados a alquiler que se encuentran vacíos, que va en aumento.

Un punto a definir, y que remarcó Rozados, consiste en determinar "quién asumirá el mayor costo de la implementación de las medidas propuestas. El propietario tratará de derivarlo al inquilino, pero habrá que ver si la demanda convalida este traslado".

Armando Pepe, dueño de una reconocida firma inmobiliaria, sostuvo que "se trata de una mala medida teniendo en cuenta que los operadores también soportan el pago del Impuesto a las Ganancias y el pago del Impuesto al Sello, en el caso de los alquileres comerciales".

Para tener noción del alcance la suba prevista, Pepe precisó que en la Capital Federal "se alquilan 200.000 metros cuadrados para ser utilizados como oficinas".

En la misma línea, el presidente de la Unión Argentina de Inquilinos (UAI), Radamés Marini, advirtió que "es una mala medida, más en este momento en que comenzaron a caer tanto las locaciones comerciales como los alquileres para vivienda".

Así, en relación con los alquileres para casa habitación, Marini señaló que "actualmente hay en Capital Federal 285.000 viviendas alquiladas".

Voz oficial
A fin de defender su postura, el ministro de Hacienda de la Ciudad, Néstor Grindetti, culpó a la política del Gobierno nacional. Puntualmente, el funcionario expresó: "Desde la Nación se aplica una política unitaria en el manejo de los fondos lo que obligaría a extender los impuestos locales".

El ministro defendió la suba de impuestos al señalar que "la retracción de la actividad económica, con su consiguiente caída en la recaudación por ingresos, nos obliga a diseñar nuevas acciones para mantener nuestro nivel de ingresos".

Esta suba en el pago de impuestos por los alquileres se sumaría a los restantes incrementos que también contemplan los proyectos de la Ley Tarifaria y el Código Fiscal 2009. 

De hecho, ya se generó una gran polémica ante la posibilidad de extender el Impuesto al Sello a la compraventa de autos usados, la contratación de pólizas de seguros y los resúmenes de cuenta de las tarjetas de crédito.

De prosperar la iniciativa del macrismo cada vez que se transfiera un auto usado se pagará el 2% en concepto del Impuesto al Sello. Esta nueva carga fiscal podría ser abonada por el comprador, el vendedor o por mitades. Además, habría que pagar un 0,8% de la prima cuando se firme una póliza de seguros de automotores, vida, retiro, o contra robo o incendio de una propiedad.

La carga más polémica se generará cuando -mes a mes- junto al resumen mensual de gastos se tenga que pagar un 6 por mil de lo consumido. Es decir, cuando por una compra de $6.000 se deban pagar $36 en concepto del Impuesto al Sello.

En relación a Ingresos Brutos –además del salto en alquileres- la iniciativa enviada a la legislatura prevé los siguientes aumentos:

  • La alícuota a la actividad bancaria que pasaría de 4 a 5%.
  • La de la construcción con un aumento del 1,5 al 3% y,
  • Los hipermercados pasarían del 3 al 3,5%.

Para completar el cuadro de situación, la industria manufacturera también sentirá el impacto dado que el gobierno porteño empezaría a cobrarles el 1 por ciento.

También la suba se sentirá en la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL). Los proyectos presentados ante la Legislatura proponen un recálculo de la valuación inmobiliaria sobre la que se aplica el ABL, en el caso de las propiedades adquiridas a partir del 1° de enero de 2009.

El Gobierno porteño impulsa que, cuando se realice una operación de venta, si el 20% de la valuación declarada supera la valuación fiscal de la propiedad, el gravamen territorial comience a ser aplicado para el comprador sobre el monto equivalente a ese 20 por ciento.

Asimismo, se busca endurecer los requisitos para que los jubilados estén exentos del pago de ABL. Actualmente, quedan eximidos si perciben un haber igual a dos jubilaciones mínimas.

El macrismo intenta que, a partir de 2009, el beneficio sólo alcance a los que cobran el equivalente a una jubilación mínima, siempre y cuando no tengan un auto valuado en más de 16.500 pesos.

Como un dato no menor, los proyectos presentados permitirían que el fisco porteño publique en Internet el listado de los contribuyentes a los que les haya determinado una simple multa y sin ser necesario que esta infracción esté firme.


Hernán Gilardo
©iProfesional.com

@iProfesional en Twitter