Negocios

Scioli retoma el sueño de hacer de la provincia una potencia del petróleo y el gas

12-03-2010 A fines de marzo la Gobernación presentará un proyecto de ley con el que hará efectivo el inicio de la exploración en las cuencas de los ríos Salado y Colorado, y en cercanías de Sierra de la Ventana. El acuerdo con YPF y la opinión de la oposición. ¿Hay hidrocarburos en el suelo bonaerense?
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Más de una década tuvo que pasar para que la provincia de Buenos Aires retome un viejo anhelo: transformarse en territorio productor de petróleo, gas y carbón. El último antecedente tuvo lugar en épocas en que el suelo bonaerense era comandado por Eduardo Duhalde.

Ahora, en tiempos de Daniel Scioli, el interés por ubicar nuevas fuentes de energía vuelve a cobrar fuerza y a fines de marzo la Gobernación provincial presentará un proyecto de ley con el que hará efectivo el inicio de la exploración en las cuencas de los ríos Salado y Colorado, y en cercanías de las localidades de Laprida, Saavedra y Sierra de la Ventana (partido de Tornquist).

El gobierno bonaerense sostiene que hay indicios concretos para ubicar hidrocarburos en torno a las cuencas hídricas. Asimismo, en el suelo cercano a las localidades mencionadas, los expertos oficiales aseguran haber encontrado niveles de carbón que, en el mediano plazo, podrían generar un importante rédito económico para la provincia.

La inminencia de la presentación del proyecto de ley por parte de Scioli fue confirmada a iProfesional.com por fuentes del Ministerio de Producción bonaerense.

Tal es la relevancia del nuevo mercado que puede abrirse que, según explicaron desde la cartera, YPF ya se aseguró –a través de un convenio que se firmó a principios de este mes– la prioridad para una futura explotación en las reservas hidrocarburíferas que se detecten.

Mediante este acuerdo, la petrolera se compromete a invertir sobre el territorio bonaerense para buscar petróleo y gas.

Si bien prevén que se podrán encontrar yacimientos en las cuencas del Salado y el Colorado, se investigará la totalidad del suelo para saber dónde realizar las excavaciones.

Precisamente para apuntalar este pacto, el oficialismo ya tiene prácticamente cerrado el proyecto de regulación que comenzará a ser analizado por la Legislatura provincial.

La normativa que propone Scioli revelará, a través de distintos puntos, cuáles serán las áreas a licitar, y de qué forma se controlará la extracción y venta de la materia prima.

En paralelo, la propuesta incorporará pautas orientadas a proteger el medioambiente. De acuerdo a medios platenses, en la elaboración del proyecto de normativa trabajaron en conjunto el área de Hidrocarburos de la Dirección provincial de Energía y la Dirección provincial de Minería, que opera la órbita del Ministerio de Producción que encabeza Martín Ferré.

La celeridad con que Daniel Scioli promueve el inicio de la exploración despertó una luz roja en la oposición que, a través del senador provincial Luis Malagama (GEN), reeditó un proyecto concebido hace dos años para garantizar que el control de las reservas que se constaten permanezca bajo dominio provincial.

Este texto también comenzará a ser discutido en las próximas semanas. "Hay que garantizar que Buenos Aires tenga control y abastecimiento de todos los combustibles líquidos y gaseosos que se encuentren. El territorio y el mar adyacente tiene que estar claramente bajo el control provincial. No queremos que se avance con convenios sino a partir de la vigencia de una legislación de fondo", explicó Malagama a iProfesional.com.

"Apuntamos a que, por ejemplo, los permisos y concesiones puedan ser revocados en caso que los concesionarios no cumplan con la normativa de protección del medioambiente y de abastecimiento del mercado interno. El planteo que hacemos es garantizar al Estado provincial el ejercicio de una tutela basada en el interés público", agregó.

¿Qué tan factible es la presencia de hidrocarburos en el subsuelo bonaerense? "Técnicamente se sabe que las posibilidades son muchas, principalmente en la plataforma continental marina", dijo.

Y añadió: "El convenio con YPF y Eskenazi es una prueba, ya que la empresa no firma acuerdos de exploración si al menos no tiene indicios de la existencia de petróleo. Tanto el centro de la provincia como el área cercana a la Bahía de Samborombón son lugares que alguna vez fueron monitoreados, y ahora se volvería a hacer todo, aunque con un interés más concreto".

Indicios y existencia
Respecto de la disponibilidad de petróleo, gas y carbón en la provincia de Buenos Aires, la ministra de Infraestructura, Cristina Álvarez Rodríguez, confirmó que "hay indicios concretos de que estos recursos existen en las cuencas de los ríos Salado y Colorado".

Álvarez Rodríguez señaló, además, que "si se confirma la existencia de sustancias combustibles, la provincia contará con nuevos recursos genuinos para atender las demandas de los habitantes bonaerenses".

La funcionaria sostuvo que lo que hará YPF es actuar "sobre un banco de datos petroleros que tiene la Dirección Provincial de Energía y sobre trabajos que la firma ya tiene finalizados".

La posibilidad de iniciar la exploración de recursos energéticos en el subsuelo bonaerense fue anunciada por el gobernador Daniel Scioli el 1º de marzo, durante la inauguración del período de sesiones ordinarias en la Legislatura provincial.

Según el funcionario, el proyecto de ley que pondrá en discusión a fines de marzo "alienta las inversiones en lo que hace a exploración, extracción y explotación" de hidrocarburos.

"Al iniciar la gestión, encaramos estudios exploratorios que dan indicios de la presencia de gas y carbón en nuestro territorio. Estamos ante las puertas de un hallazgo que puede representar un gran cambio en la matriz económica", indicó Scioli, al dar a conocer la iniciativa.


Antecedentes
Consultado respecto del potencial de la provincia de Buenos Aires como escenario energético, Julio Ríos Gómez, presidente del Grupo de Empresas Mineras de Exploración de la República Argentina (GEMERA), aseguró a este medio que en el territorio bonaerense "siempre hubo presunciones de que podían hallarse combustibles fósiles".

"De hecho, hubo empresas que hace años perforaron en el centro y el sur de la provincia y ubicaron buenos niveles de carbón. Toda esa reserva, obviamente, puede ser aprovechada como fuente energética", comentó.

Ríos Gómez sostuvo que "históricamente" se ha señalado a la cuenca del río Salado y a zonas cercanas a la ciudad de Lincoln, por ejemplo, "como puntos a explorar en algún momento por su potencial riqueza a nivel combustibles".

"En el caso del carbón, la exploración y perforación se desactivó a raíz de las crisis económicas y la salida del país de las empresas que llevaban a cabo los proyectos. Pero, incluso en las universidades, se señala a las áreas que ahora se van a explorar como presuntamente valiosas en términos energéticos", explicó.

Manuel García, titular de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI), se expresó en el mismo sentido: "Más de una vez se habló de las posibilidades de la Provincia en cuanto a disponibilidad de combustibles. Ahora será el momento de comprobar si realmente hay petróleo".

De todos modos, aclaró que "esto no se sabrá ya mismo: las tareas de monitoreo y perforación arrojarán resultados concretos en, como mínimo, cinco años".

El último antecedente de búsqueda de hidrocarburos en el territorio bonaerense se remonta a 1998, cuando la sociedad compuesta por las firmas Amoco y Bridas perforó un pozo exploratorio en Paragüil, 20 kilómetros al sur de la ciudad de Laprida.


Patricio Eleisegui
© iProfesional.com

SECCIÓN Negocios