Autos iPro

Un 0Km para cada bolsillo: automotrices diversifican la oferta con modelos entre los $200.000 y $1 millón

07-07-2017 Tras la flexibilización de las importaciones, la oferta de 0Km pasó a ser cada vez mayor y, dentro del mismo segmento, hay decenas de opciones para elegir. En la actualidad hay casi 200 vehículos y más de 800 versiones, un nivel sin precedentes para el mercado argentino
Por Guillermina Fossati
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En la Argentina están presentes 36 marcas de autos. De ese total, 11 son fabricantes locales y el resto, importadores.

Sin embargo, a ese número en breve se sumarán otras companías: DFSK, Lotus, Maserati y Lexus. 

En total, las automotrices ofrecen casi 200 modelos de 0km. Y según datos de Abeceb, actualmente se venden en la Argentina un total de 800 versiones, un nivel récord para el mercado argentino.

Además, en el Salón del Automóvil -que cerró sus puertas con un récord de visitantes-, se anunciaron más de 70 novedades que irán llegando en los próximos meses a los concesionarios.

Entre tantas alternativas disponibles, la competencia en el mercado es cada vez más agresiva. Y, en esta pulseada, la variable precios se vuelve crítica como parte de la estrategia para ganar clientes. 

"Al haber cambiado tanto el contexto y teniendo tanta oferta, todas las marcas buscan ser más competitivas. En definitiva, ganará la compañía que ofrezca la mejor relación entre producto y valor de venta", explicó María Ángel Stelzer, directora de Asuntos Corporativos de Volkswagen Argentina.

El precio, en definitiva, es la barrera que segmenta clientes. Y si bien hay una gran oferta y la subsegmentación de algunas categoría abrió el abanico de alternativas, hay modelos que son referencia y se imponen en la decisión de compra. 

Opciones hasta $300.000
Los autos "baratos" prácticamente desaparecieron de la Argentina. En comparación con otros mercados, los 0km en el país son más caros en términos de dólar debido a que el 55% de su valor son impuestos.

De hecho, un mismo modelo puede costar hasta el doble que en otras plazas de Latinoamérica.

Hasta 2013, la barrera invisible que se establecía para llegar al 0Km era de $100.000; en 2015 se elevó hasta $150.000.  

Hasta junio, quedaban tres opciones hasta $200.000: Chery QQ, Geely LC y Volkswagen Up!. Pero desde julio solo queda el más chico de Chery como alternativa, el cual también subió los precios y se acerca a cruzar la barrera.  

-Chery QQ, en dos versiones: la de entrada de gama, llamada Lights, subió de $177.400 a $181.843; mientras que el más equipado Confort, pasó de $193.000 a $198.273, según informa la marca. 

 

-El Volkswagen Up! en una única versión que es la base, a $196.000, ahora trepó hasta $200.100.

-El nuevo Geely LC, en su versión de entrada de gama llamada GB, pasó $200.000 a $203.000.

Luego, hasta los $300.000, se suma la mayoría de los modelos del segmento B de entrada de gama, entre los cuales se encuentran los hatchback más vendidos y elegidos como primer auto.

Un referente es el Volkswagen Gol, el auto que sigue siendo número uno en ventas, cuyos precios arrancan en $208.000 y cuenta con versiones intermedias hasta los $277.000.

Para llegar a la más equipada, ya hay que pensar en desembolsar unos $316.000.

El Chevrolet Onix es otro de los modelos más vendidos dentro del segmento, junto con su par sedán, el Prisma. El Onix tiene un valor que va desde $211.000 a $296.000 en la versión más equipada, mientras que Prisma arranca en $226.000 y la versión tope de gama pasa los 300.000 pesos.

El Renault Sandero también se puede elegir en todas sus versiones, desde $224.500 hasta $287.000; mientras que su versión Stepway en la entrada de gama tiene un precio de $294.400. 

El Fiat Palio (entre $247.000 y $306.000) y Toyota Etios ($242.000 hasta $313.000) también son alternativas que se ubican en este rango de precios.

Un dato a tener en cuenta es que, los modelos del segmento B, pero que están un escalón más arriba como Honda Fit, Ford Fiesta y Peugeot 208, superan esta barrera y sólo queda alguna versión base en casi $300.000. El resto, llega a los $400.000 en sus versiones tope de gama

Los SUV chicos vs. los hatch y sedán medianos
En esta segunda categoría se diputan un lugar los modelos entre $300.000 y $500.000, donde el crecimiento del segmento de SUV chicos fue ganando mercado a los clásicos medianos, con y sin baúl.

Si bien por sus dimensiones se encuentran un escalón más abajo (tendrían que competir con el segmento B), sus diseños y aptitudes (algunos son 4x4) hicieron que se larguen a competir con autos más grandes.

Una consecuencia de este cambio en los gustos del consumidor por un lado, y la mayor oferta por el otro, es que los modelos medianos han ido perdiendo participación de mercado frente a las múltiples opciones que fueron apareciendo de vehículos multipropósito.

Entre los SUV, los tres que lideran las ventas son Ford Ecosport, con versiones que arrancan en $355.900 y llegan a $464.700. Se presentó con un restyling que llegará en septiembre a los concesionarios.

Renault Duster, en tanto, se mueve entre los $329.800 y los $428.000. 

El ababnico se completa con Chevolet Tracker, recientemente renovada, con un valor de entre $392.100 y los 492.400 pesos.

Además de estos modelos que fueron los pioneros, más tarde se sumaron otras opciones que se ubicaron por encima.

Entre las opciones, una de las más demandadas es la Honda HR-V (arranca en $444.000 hasta $548.000).

Luego desembarbaron nuevas alternavias, como Peugeot 2008 (desde $361.000 hasta $479.000), Hyundai Creta (u$s29.000 hasta u$s31.000) y Jeep Renegade, un modelo que va desde los $400.000, hasta la versión tope de gama que escapa de la categoría, con un valor de casi 700.000 pesos.

En cuanto a los autos del segmento C, la oferta está concentrada entre los hatchback y sus versiones sedán en los casos de Ford Focus, con opciones que arrancan en los $364.000, pero con el modelo Titanium, que es tope de gama, que se liberó de la presión del impuesto interno (estaba contenido en $490.000) y ahora tiene un valor de 523.000 pesos.

Otros modelos con opciones con y sin baúl, todavía se mantienen por debajo del medio millón de pesos: Peugeot 408 y 308 (desde $368.000 hasta $494.000) y Chevrolet Cruze ($412.000 hasta $508.000).

En esta categoría también se puede elegir entre el Toyota Corolla, que presentó un rediseño hace pocos meses (desde $367.000 hasta $515.900), Citroën C4 Lounge (desde $398.000 hasta $500.000) y Renault Fluence, con sus versiones entre $358.000 y $494.000, además de la especial GT2, a 521.000 pesos.

Más de $500.000
Por encima de este monto hay muchas opciones para elegir, pero los 0Km que concentran la mayor atención son los SUV del segmento C o D y las pick-ups.

En general, la demanda se concentra en las versiones más equipadas, por lo cual hay un gran brecha de precios en versiones del mismo modelo.

Entre los SUV, el que lidera las ventas en el segmento de los medianos es Hyundai Tucson.

La marca no solo relanzó toda la gama apenas se redujo el impuesto interno, en el arranque de 2016, sino que rápidamente comenzó a incrementar la oferta con diferentes versiones.

En la actualidad, Hyundai Tucson se ofrece con una versión desde los $847.000. Sus rivales más directos, Honda CR-V (desde $670.000) y Toyota RAV4 (desde $713.000) fueron destronadas por la coreana y hoy buscan retomar protagonismo.

En paralelo, las pick-ups, cuyas ventas vienen creciendo casi 40% en lo que va del año, son las grandes animadoras del mercado. 

Las propuestas líderes en esta categoría son Toyota Hilux, Ford Ranger y Volkswagen Amarok.

Los precios son similares, los cuales arrancan por encima de los $500.000 si se busca una cabina doble 4x2, mientras que para acceder a una 4x4 hay que pensar en desembolsar más de 600.000 pesos.


También en este caso, una característica similar en todas las marcas, incluyendo a la Chevrolet S10 y Nissan Frontier, es que la principal demanda se enfoca en los modelos más equipados, cuyos precios están por encima de los $700.000 y hasta superan la barrera del millón, como el caso de la Volkswagen Amarok V6 más completa.

Entre los sedanes más grandes que compiten en esta categoría, hay varias opciones.

Volkswagen presentó el renovado Passat, con un valor inicial de $970.400, mientras que Ford lo enfrenta con el Mondeo, desde $653.400.

Honda Accord y Toyota Camry, con sus propuestas, también se acercan al millón de pesos.

Para quienes disponen de un monto superior al medio millón de pesos y buscan algo diferente, en los últimos meses se sumaron muchas propuestas deportivas, las cuales regresaron a partir de la baja del impuesto interno.

Por ejemplo, Volkswagen cuenta con el Golf GTi, y a fin de año sumará la versión más radical, la R.

Otro que llegó para rivalizar es el Peugeot 308 Gti, desde $830.000; y Renault los enfrenta con el Megane III RS a 730.000 pesos.

El futuro de los precios
Las automotrices arrancaron el año con una perspectiva de suba de precios más moderada que en los últimos años. Con la mayor oferta y la guerra de promociones, se esperaba un mercado estable.

Sin embargo, en los últimos días, la suba del dólar empezó a inquietar a las marcas, y los precios empezaron a dispararse en algunos modelos.

Por ahora, las proyecciones anticipan un incremento 20% para todo el año. Si esto se concreta, desaparecerán del mercado los modelos por debajo de los $200.000, mientras que cualquier sedán mediano superará el medio millón de pesos.

Todavía hay cautela en el mercado, y tanto vendedores como compradores esperan que siga el boom de patentamientos y que las ventas no se frenen.

SECCIÓN Autos iPro
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR