Autos iPro

Mantener un auto en Argentina, una misión imposible que se encarece todos los días

12-09-2017 El dilema para quien busca un 0km ya no es cuánto sale sino cuánto deberá destinar por mes para su mantenimiento. En un año los costos se incrementaron 50%
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los gastos que se deben tener en cuenta a la hora de mantener un auto se encarecen mes a mes, y la preocupación es cada vez más grande entre muchos argentinos que piensan seriamente si conviene seguir teniendo movilidad propia.

Entre lavadero, peajes, seguro, estacionamiento, patente y combustible, el costo habría aumentado 50,3% en el último año, según un estudio del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).

Según este informe, los autos de gama baja (es decir, los más económicos), son los que más sufrieron, y mientras a principio de 2016 implicaba destinar $7.035 mensuales, a comienzos de este año ya hay que pensar en $10.733, es decir, un 52,7% más.

En el caso de los de gama media, pasaron de $8.397 a $12.621 por mes, lo que significa un incremento del 49,3%. El mantenimiento de los más lujosos curiosamente es el que menos aumentó, con un alza del 44,5 por ciento.

El cálculo se realizó para un usuario que recorre 60 kilómetros diarios durante 22 días al mes. También contempló el pago de peaje (ida y vuelta) y estacionarlo en una cochera. Pero no incluye, por ejemplo, servicios mecánicos.

Entre los gastos más comunes de mantener un auto, el lavadero se quedó con el mayor aumento: un 112,5% más que en el último año.

En segundo puesto se ubicó el peaje, con un 100% de incremento, seguido por el seguro, que en promedio es un 50% más caro que hace un año, detalló el estudio de Undav.

El resto de los ítems evaluados fueron los siguientes: estacionamiento, aumentó un 42,7%; patente, un 36%; Verificación Técnica Vehicular (VTV), un 34,1%; y combustible, un 33,7%.

En este escenario, el director de una red de concesionarios de una de las marcas líderes, confirmó a iProfesional que "la cuestión de los gastos se ha vuelto una preocupación central".

"Una de las primeras preguntas que nos suele hacer un comprador cuando entra a un salón de ventas es el valor de la patente de un modelo. Y después, cuánto cuesta el service", señala.

El seguro y la patente son dos conceptos fijos que se deben enfrentar apenas se compra el auto y, en general, representan las mayores erogaciones.

En el caso de los seguros, los repuestos y la mano de obra para hacer algún arreglo también se dispararon el último año. Entonces, eso ayuda a tomar la decisión de contratar un tercero completo, con granizo, o todo riesgo con franquicia, coberturas que pueden variar mucho de precio según la zona en la que está radicado el auto y la aseguradora.

Luego, el factor más importante que entra en juego es el combustible (un ítem que varía dependiendo de cuánto se use el vehículo), además del mantenimiento básico (cambio de aceite, filtros, etc) que al menos debe realizarse una vez al año.

Posteriormente, cualquier comprador deberá considerar cuestiones más puntuales, como el lugar en donde estacionarlo, la incidencia de los peajes y hasta algo tan básico como el lavado.

 

SECCIÓN Autos iPro
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR