Actualidad

Quién es George Soros, el inversor global que posee u$s25.000 millones y fuertes intereses en la Argentina

03-10-2017 El inversor húngaro de 87 años vuelve a apostar por el mercado local con un proyecto de banca móvil. Sus inicios en el mundo de las inversiones y el detalle de sus participaciones anteriores en empresas argentinas              
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

György Schwartz dejó su Hungría natal en 1947, en busca de un mejor destino en el Reino Unido. Entonces, quizás no imaginaba su vida 70 años después: fama en la comunidad inversora internacional, rechazo de partidos populistas y nacionalistas de todo el mundo y una fortuna valuada en u$s25.000 millones. Y encima de todo, un nuevo nombre: George Soros.

Ya en Londres, Soros trabajó como empleado ferroviario y mozo para pagar su carrera en la London School of Economics, donde obtuvo títulos de grado y posgrado en Filosofía en 1951 y 1954, respectivamente.

Luego de recibirse, trabajó un tiempo como vendedor ambulante antes de conseguir un empleo administrativo en un banco. En 1956 se mudó a Nueva York, donde comenzó a trabajar en financieras, señala La Nación.

Durante 1969, creó el Double Eagle, un fondo de inversión de u$s4 millones, de los cuales u$s250.000 eran propios.

Cuatro años más tarde, cuando el capital había escalado hasta los u$s12 millones, el fondo se convirtió en la base de la firma de inversión Soros Fund Management, que administra u$s30.000 millones y ha promediado una tasa de rendimiento anual del 20% en las últimas cuatro décadas.

En septiembre de 1992, Soros vivió uno de los episodios más célebres de su carrera en el circuito inversor, cuando junto a Stan Druckenmiller logró una ganancia de u$s1.000 millones por la venta corta de la libra esterlina. El episodio tuvo lugar un 16 de septiembre, día que pasó a llamarse "el miércoles negro" y le ganó al húngaro el apodo de "el hombre que quebró al Banco de Inglaterra".

Desde 1970 participa en numerosas actividades filantrópicas y su preferencia por las causas liberales lo convirtió en uno de los mecenas de la última campaña presidencial de Hillary Clinton, a la que aportó u$s25 millones. En consecuencia, se convirtió  en un enemigo acérrimo de las medidas que toma la administración que encabeza Donald Trump.

Negocios en la Argentina
Soros tiene una larga historia de negocios en el país. Entre 1989 y 1999 fue un aliado fundamental de Eduardo Elsztain y Marcelo Mindlin en la operación de IRSA, dueña de los principales shoppings del país.

Vendió el 4,9% que tenía en la compañía por u$s28 millones, aunque su participación en el emporio inmobiliario redundó en ganancias superiores a los u$s500 millones durante los años '90.

También se interesó en los negocios agropecuarios en Cresud -filial de IRSA- y de Adecoagro, un grupo argentino dedicado a la producción de arroz, azúcar, leche, girasol, maíz, trigo, soja, etanol y energía eléctrica.

En 2011, cuando la firma llegó a la Bolsa, poseía una cuota del 20% -valuada en u$s366 millones-, que fue reduciendo y eventualmente abandonó en agosto de este año, indica La Nación.

Asimismo, Soros mostró interés en YPF. Aunque supo ser su principal accionista minoritario, la baja en el precio del petróleo lo hizo reducir su participación en la estatal a un 0,3% en 2016. Antes de la noticia de su regreso al país de la mano de Ualá, se conoció que pensaba retornar al negocio hotelero gracias a una alianza con la cadena Fën.

SECCIÓN Actualidad