Autos iPro

Fiat Argo versus Volkswagen Polo: ¿quién ganará en el segmento más popular de los autos chicos del segmento B?

15-10-2017 Las dos marcas acaban de presentar nuevas propuestas para competir entre los modelos de entrada de gama, pero con un toque premium. ¿Qué ofrece cada uno? 
Por Guillermina Fossati
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El segmento de los autos chicos es el más masivo del mercado. Con precios más bajos, son el punto de partida para ingresar a una marca y luego seguir creciendo en modelos de mayor categoría.

Su participación en el mercado denota su importancia. Del total de los autos de pasajeros que se venden en el país, que hasta septiembre fueron 516.662, un 75% corresponde al segmento B.

A su vez, dentro de la categoría, el 70% de las versiones que más se venden son sin baúl, es decir, hatchback. El resto se divide entre SUV, sedán y monovolumen.

Es por eso que para las marcas, lograr protagonismo en este espacio es la garantía para alcanzar un mayor volumen a fin de mes.

Los más nuevos
En este contexto, y en un año donde las ventas prometen crecer más de 20%, las marcas apretaron el acelerador, y dos de las últimas novedades que se sumaron para competir mano a mano son el Fiat Argo (ya a la venta), y el Volkswagen Polo (en los concesionarios a partir de enero pero ya tiene precio).

Son dos competidores con larga experiencia en la categoría: la italiana con modelos como Palio y Uno (ya discontinuado), al cual se sumó hace poco tiempo el Mobi; y la segunda con el Gol, líder desde hace años, además del Up y Fox.

Ahora, los dos quieren ganar posicionamiento pero un escalón por encima de los clásicos exponentes del segmento B, lo cual le permitirá competir con otros chicos más "premium" como Ford Fiesta y Peugeot 208.

Los dos modelos fueron presentados a la prensa; iProfesional los pudo manejar; y ya se vieron algunos detalles sobre sus diferencias, similitudes, ventajas y desventajas.

Desde su estructura hasta el nombre
El Argo, tiene un precio que va desde $290.900 hasta $368.000.

El Polo, que llegará en enero, se ubica entre los $320.000 y $420.000.

Si bien ambos modelos son nuevos y hasta estrenan plataforma, Volkswagen prefirió tomar un nombre histórico de su portfolio.

El Polo ya fue utilizado en uno de los sedanes más populares de la marca.



Incluso se vende en el mercado en su formato sedán importado desde India, el cual será discontinuado cuando la marca lance el año próximo el nuevo Virtus.

En Fiat, el nombre es nuevo, y Argo fue tomado de la mitología griega, y representa una nave que va en busca de oro.

En cuanto a su sede de fabricación, los dos provienen de Brasil y fueron "diseñados desde cero", es decir, utilizan nueva plataforma.

En el caso del Polo, que también se produce en Europa, es el primer modelo de la marca que sale de las factorías brasileras construido sobre la nueva Plataforma MQB-A0.

Se trata de una plataforma similar a la del Golf y Audi TT, pero más simple y adaptada a modelos más populares.

En el caso de Argo, estrena la nueva Plataforma MP1 de FCA, que también se utilizará en el Proyecto X6S que desde noviembre se comenzará a fabricar en la Argentina, en la planta de Córdoba, y será un sedán.



En cuanto a las dimensiones, ambos modelos son parecidos, aunque el Polo tiene apenas algunos centímetros más que el Argo.

El hatch de Volkswagen mide 4,05 metros de largo, 1,75 metros de ancho y 1,46 metros de alto. La distancia entre ejes es de 2,56 metros. El baúl es de 300 litros.

El Argo, mide 3,99 de largo, 1,72 de ancho, y 1,50 de alto. La distancia entre ejes es de 2.52. El baúl también es de 300 litros.

Motor y seguridad
En este aspecto, Fiat tiene un punto a favor ya que ofrece dos opciones de motorización nafteras, una totalmente nueva y de muy bajo consumo.

Se trata del nuevo motor naftero Firefly 1.3 con 99 cv. También se puede elegir el E.torQ 1.8 con 130 cv.

Si se elige el nuevo motor, la opción de transmisión es únicamente manual de cinco velocidades. En caso de elegir el más potente, se puede combinar con caja manual de cinco velocidades o automática Aisin con convertidor de par y seis marchas.

Volkswagen ofrecerá el Polo con una sola opción de motor. Es el viejo conocido MSi 1.6 16v con 110 cv.



La caja puede ser manual de cinco velocidades o automática Tiptronic de seis marchas. Las dos transmisiones están disponibles con los tres niveles de equipamiento y esa es la ventaja de la alemana que no se encuentra en ningún otro rival.

En seguridad, el Polo es superior, galardonado con las cinco estrellas en las pruebas de choque de LatinNCAP, y por eso es uno de los mejores en su segmento.

Cuenta de serie con cuatro airbags, frenos ABS con EBD, sistema de frenado post-colisión, anclajes Isofix, control de estabilidad, control de tracción y asistencia al arranque en pendiente.



En el caso del Argo, cuenta con dos airbags y los laterales están disponibles únicamente en el tope de gama.

Tiene de serie Sistema de frenos ABS + EBD, Sistema de Monitoreo de Presión de Neumáticos (TPMS) e Isofic). El control de tracción, y el sistema de asistencia al arranque en pendiente (HLA) están a partir de la segunda versión.

Tecnología
La tecnología, el sistema de infoentretenimiento y las posibilidades para conectar el celular con la "pantallita" se convirtieron en elementos casi infaltables en los autos.

Ya no se necesita comprar un tope de gama para tener un mejor sistema, sino que desde los modelso más populares cuentan con un buen equipamiento.

En el caso del Polo, arrancando por la versión Trendline que es la entrada de gama, tiene un equipo multimedia básico, Composition Touch con App Connect.

Sí tiene levantavidrios eléctricos en las cuatro puertas y como detalle un soporte para celular con puerto USB sobre el tablero. 

La versión Comfortline, que es la intermedia, agrega volante con ajuste en altura y profundidad y retrovisores con comando eléctrico.

Ya en la tope de gama, la Highline, suma acceso sin llave, encendido por botón, pantalla de ocho pulgadas, GPS y App Connect, climatizador automático y dos puertos USB extras en el apoyabrazos trasero.

En el Argo, la versión Drive tiene pantalla de 3,5 pulgadas, volante regulable solo en altura, llantas de chapa de 15 pulgadas y Sistema "My Car Fiat" y "Follow Me Home", el cual está en todas las versiones. 

La versión Precision agrega llantas de aleación de 15 pulgadas, Pantalla multimedia touch 7'' con Android Auto y Apple Carplay.

A partir de la versión tope de gama HGT, suma volante forrado de cuero y espejos retrovisores eléctricos. También tiene llantas de 17 pulgadas.

En qué se destacan
Los dos modelos fueron puestos a prueba en un breve recorrido durante su presentación. Allí se pudo comprobar cómo es su andar y se aprecio más de cerca su diseño exterior e interior.

En el caso del Polo, tanto su diseño como su calidad interior no fueron aspectos a resaltar. Lo mejor de este modelo está en su estructura interna y su seguridad.

La plataforma MQB-A0 tiene como particularidad que los puntos más sensibles del vehículo están hechos en acero estampado en caliente, que tiene una resistencia cuatro veces superior al acero de estampado convencional.

En seguridad, las pruebas de choque lo dan como uno de los mejores.



En cuanto al Argo, sí es para destacar su calidad interior. En general, es un aspecto para resaltar de Fiat a partir de su asociación con Jeep, la cual le aportó terminaciones muy superiores.

El tablero luce muy completo, con salidas de aire rectangulares y redondas y un volante que tiene base plana y lo hace más deportivo.

Los modelos se enfrentarán cara a cara en pocos meses más. En cuanto a sus precios, se ubicarán en la misma franja de entrada de gama, pero un poquito más arriba de los bien económicos.

Con un mercado que crece, y que se prevé podría llegar al millón de unidades en 2018, hay oportunidad para todos.

SECCIÓN Autos iPro
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR