Finanzas

¿Que puesto ocupan en la región los consumidores argentinos con deudas?

19-10-2017 Desde la crisis financiera de 2008 se pone atención especial a la deuda que mantienen los hogares, que viene creciendo en muchos países de América latina
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La deuda de los hogares en naciones con economías avanzadas y las de mercados emergentes muestra una tendencia al alza de forma acelerada en diversos países, señaló el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su Informe Sobre la Estabilidad Financiera Mundial 2017.

Esta disposición de endeudamiento plantea una disyuntiva entre los beneficios que genera a corto plazo y el riesgo a mediano plazo para la estabilidad macroeconómica y financiera, advierte el organismo internacional.

El endeudamiento permite a los hogares hacer inversiones en vivienda y educación además de ayudar al consumo sin problemas a lo largo del tiempo y, a largo plazo, el aumento de crédito del sector privado respalda el crecimiento económico.

Pero también se advierte que el incremento de la deuda de los hogares puede desembocar en menor crecimiento, consumo y empleo, así como un mayor riesgo de crisis bancarias.

El reporte señala que desde la crisis financiera de 2008 se ha puesto atención especial a la deuda que sostienen los hogares, mientras estos crecen en una cantidad considerable de países.

Los mercados emergentes, entre los que se clasifica a los países de América Latina, registran un aumento menor de la relación deuda de hogares/PIB frente a las naciones con economía avanzada que fue de 35% en 1980 a 65% en 2016.

Sin embargo, el periodo en que aumentó la deuda en los hogares de las naciones con mercados emergentes fue más corto, de 5% en 1995 a 20% en 2016.

En esta región, según Forbes, Chile encabeza la lista de los hogares más endeudados en relación al PIB con 42%, seguido de Panamá con 38%, Costa Rica con 35%, Brasil con 27 y Colombia con 27%.

También integran la tabla Bolivia con 19%, México con una relación deuda de los hogares/PIB de 15%, Uruguay 10%, Paraguay 7% y Argentina en el último lugar de la tabla con 4%.

De acuerdo con el reporte, los efectos negativos del aumento de la deuda en hogares se ven reforzados se presenta en países en los que la desigualdad de ingresos es elevada y con más cuentas de capital abierto y tasas de cambio fijas.

Asimismo, menciona como un factor negativo a los sistemas financieros menos desarrollados, con poca transparencia, mínima regulación en el financiamiento de los consumidores y menor supervisión.

En un plazo de cinco años, el efecto positivo de la deuda en los hogares se puede revertir haciendo lento el crecimiento lo que aumentaría la posibilidad de una crisis financiera.

El organismo señala en su reporte que los riesgos pueden atenuarse a través de una combinación de políticas, instituciones y regulaciones sólidas, que comprende políticas para el sector financiero y macro-prudenciales adecuadas, una mejor supervisión financiera, menor dependencia del financiamiento externo, tipos de cambio flexibles y menor desigualdad del ingreso.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR