Management

Otro indicador preocupante: Argentina pierde posiciones en ranking de idioma inglés

10-11-2017 El país dejó de tener un nivel "bueno" de manejo del idioma extranjero y se ubicó junto con sus pares latinoamericanos en el grupo "intermedio"
Por Paula Krizanovic
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los talentos argentinos perdieron terreno en su manejo del idioma inglés en el último año, pero aún son los "mejores alumnos" de esta materia en Latinoamérica.

Así lo demuestran los últimos resultados del informe English Proficiency Index (EPI) que realiza anualmente la organización educativa EF Educación Internacional y que oficialmente se presentarán este sábado en la oficina que la entidad tiene en Recoleta, Ciudad de Buenos Aires. 

El mismo midió el nivel de inglés en ochenta países que no son angloparlantes, y los clasificó en una escala que va de "dominio muy alto" a medio o "moderado" y "muy bajo".

La Argentina obtuvo un puntaje de 56,51% en la clasificación EPI. Así perdió seis posiciones respecto de 2016 y se ubicó este año en el puesto 25 del ranking mundial. Es el más bajo que obtuvo en todas las ediciones del English Proficiency Index.

Esto significó, además, que el país cayó por primera vez del grupo de manejo "alto" del idioma al grupo intermedio. Por caso, en 2014 y 2015 la Argentina sostuvo el 15° lugar, y en 2017 pasó al 19°, aunque aún inserta en la camada de países con buen nivel de conocimiento del inglés.

"Los resultados de este año nos sorprenden, porque después de 4 años Argentina vuelve a caer en su nivel. No es un secreto la estrecha relación que existe entre el aprendizaje de un idioma y la enseñanza a temprana edad del mismo. Los países con mejores niveles de inglés empiezan su enseñanza y practica desde el nivel maternal y primario", aclaró al respecto Elinel Atencio, Country Manager en Argentina de EF Educación Internacional.

La buena notica es que, pese a haber perdido terreno, Argentina demuestra el mejor dominio de este idioma en Latinoamérica, seguido de República Dominicana (con un puntaje de 56,31% en 2017) y Costa Rica (53,13%). Esos tres países son los únicos de la región que demostraron un nivel medio de inglés.

"La Argentina sigue siendo el país de más alto nivel de inglés en América Latina según nuestro estudio, lo cual hace el mercado laboral interno más competitivo. Sin embargo, cuando hablamos del mercado laboral global, en muchos países tener un tercer idioma es común hoy en día", aclaró la directiva de la entidad educativa.

De continuar esta tendencia a la baja, la Argentina podría perder pronto ese lugar privilegiado, ya que la brecha con otras naciones del "vecindario" se está achicando aceleradamente.

Según se lee en el reporte regional de EF, "los países de América Latina son cada vez más similares entre sí en el dominio del inglés. Así, tan solo 10 puntos separan a Argentina, el país con el nivel de dominio más alto, de El Salvador, que tiene el más bajo", con un promedio de 45,70 por ciento.

Más aún, según advierte la entidad, en Latinoamérica "se está estrechando" la brecha de una forma particular: los países con menor dominio del idioma están mejorando más rápido que sus vecinos con niveles más altos.

"No sé qué va a pasar el año que viene pero esperemos mantener el liderazgo ya que el nivel de inglés de un país refleja también indicadores educativos, económicos y de desarrollo en general", dijo Atencio a iProfesional.

Al analizar la región, EF destaca que el principal problema para que Latinoamérica mejore su posicionamiento en esta materia es la educación, y subraya, por un lado, los bajos puntajes obtenidos en pruebas educativas internacionales como las PISA, y por el otro la deficiente formación de los maestros y profesores. 

En ese marco, la entidad recomienda que, "a fin de mejorar el dominio del inglés de sus estudiantes, los países latinoamericanos deben mejorar primero el dominio del inglés de sus maestros. Evaluarlos y capacitar de nuevo a quienes no alcanzan los niveles esperados sería un buen comienzo. Contratar maestros de inglés mejor calificados, mejorar su capacitación antes del servicio y estandarizar los planes de estudio de inglés también beneficiaría en gran medida a la región".

También ponen el foco en utilizar el aprendizaje del idioma como motivación a nivel laboral: "Los ascensos basados en méritos, las oportunidades regulares para el desarrollo profesional y las recompensas ayudarán a crear sistemas educativos más eficaces, así las evaluaciones estudiantiles más robustas, ayudarán a los educadores a identificar deficiencias e implementar reformas eficaces".

Idioma y desarrollo
La edición dada a conocer esta semana es la séptima del ranking global que evalúa el nivel de idioma, basado en más de un millón de adultos que tomaron el examen en 2016.

David Bish, uno de los responsables del estudio, viajará especialmente de Suiza para presentar en Buenos Aires los hallazgos el sábado a las 11 hs. Asimismo, realizará un análisis de la situación en la Argentina y dará capacitaciones gratuitas a docentes en charlas que tendrán lugar en Capital Federal (14 de noviembre), Rosario (15/11) y Córdoba (17/11).

El reporte analiza datos demográficos y de género; y argumenta cómo este índice de nivel de idioma refleja e impacta directamente en el crecimiento general de un país tanto desde en su economía como su cultura y desarrollo social.

En ese marco, consistentemente el EPI refleja que las mujeres tienen mejor nivel de idioma que los hombres. En Argentina particularmente las que participaron del estudio obtuvieron un puntaje de 58,41% en promedio, mientras los varones lograron un 54,58% a nivel local.

En ambos casos reflejan un nivel mayor al regional, que en promedio cerró en 50,39% para alumnos masculinos y en 50,56% para las alumnas, en ambos casos por debajo de la media global.

Asimismo, el reporte mostró que las regiones Pampeana y Patagónica presentan los niveles más altos de inglés de todo el país, mientras que el Noreste, Cuyo y el Noroeste tienen un nivel moderado.

Neuquén, Rosario y La Plata resultaron ser las ciudades con mejor nivel (alto), seguidas de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mar del Plata (moderado).

No obstante, EF remarcó que el nivel de inglés de los adultos en Latinoamérica es débil, y está por debajo del promedio global. La región está en el puesto 4° de las 5 relevadas.

En todo el mundo, el nivel de inglés es mayor en adultos jóvenes entre 18 y 20 años con un resultado del 55,26%. En Argentina, la cifra es del 63,01% en ese rango de edad, muy por encima de los demás.

Estas diferencias entre regiones o géneros no son gratuitas. El concepto que subyace detrás del análisis de EF es que el dominio de inglés en un mercado particular de talento se correlaciona con sus principales indicadores económicos y sociales, así como con las oportunidades de desarrollo que genera.

"Los países con mayor dominio del inglés tienden a exportar más servicios, tener mejor acceso a Internet y más inversión en investigación y desarrollo que los países con niveles menores. Estas fuertes correlaciones son consistentes con las seis últimas ediciones del EF EPI", apuntan los investigadores.

Así concluyen que es posible que estos indicadores estén en un "círculo virtuoso" debido a que el idioma facilita el intercambio de ideas y servicios, amplía las oportunidades laborales a las que acceden las personas a nivel internaciona, incrementa el acceso a nuevas tecnologías e innovaciones, y mejora las competencias de los adultos.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR