Finanzas

Para economistas el dólar debería valer $28,5, por incremento del atraso cambiario

20-11-2017 De acuerdo a un informe de la Universidad de Belgrano el retraso de la divisa estadounidense es la más alta desde diciembre de 2015, con el fin del cepo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
De acuerdo a un informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, el atraso cambiario del peso respecto al dólar es mayor al 38%, por lo que sería el más elevado desde la salida del cepo cambiario (diciembre de 2015).

Algo que complica cada vez más la balanza comercial y la competitividad de la industria, ya que se suma que la devaluación del real brasileño de casi el 7% frente a la divisa estadounidense en los últimos 40 días, algo que comienza a preocupar a los empresarios.

Esto contrasta con lo que afirma el Banco Central, respecto a que el peso está 40% más depreciado contra el real en relación a antes de la apertura del cepo.

"En septiembre se verificó una sensible desmejora en el tipo de cambio real, que se ubicó un 19,5% por debajo del guarismo registrado en agosto. Por ello, el atraso cambiario acumulado con relación a diciembre de 2015 alcanzó a 38,2%, el mayor valor alcanzado desde aquella fecha", dice el informe de la Universidad de Belgrano.

Cabe recordar que al final de dicho mes el dólar cotizaba en un nivel muy similar al actual.

Para justificar que la caída verificada en ese mes se debió, en especial, al fuerte incremento verificado en el componente servicios del IPC (1,9%) de ese mes.

"De esta manera, un atraso cambiario del 38,2% implica que, para recuperar el nivel que tenía en diciembre de 2015, la cotización de la divisa estadounidense debería haberse ubicado a fines de septiembre en $28,54", afirma el CENE.

Este número se obtiene calculando el tipo de cambio real tomando como base el valor del dólar en diciembre de 2015, luego del levantamiento del cepo cambiario.

Así, se estima la evolución de dicho tipo de cambio hasta el presente y se le agrega la inflación en los EE.UU. medida por el índice de precios al productor.

y, finalmente, se divide por la evolución del Índice de Precios al Consumidor para el rubro Servicios. Mientras la inflación estadounidense mide la pérdida de poder adquisitivo del dólar, la inflación local de los servicios aproxima la pérdida de valor del peso.

"El creciente atraso cambiario alienta la importación y dificulta el avance de las exportaciones", concluye Víctor Beker, director del CENE.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR