Politica

La CGT se movilizará este jueves y convoca a un paro nacional para el viernes si Diputados aprueba la reforma previsional

13-12-2017 La mesa chica de la central obrera se reunió luego de que se conociera la sesión extraordinaria de Diputados para el jueves a la tarde. A la salida, Juan Carlos Schmid, uno de los miembros del triunvirato dirigente, confirmó que se plegarán a la movilización de la CTA hacia el Congreso
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Finalmente, la Confederación General del Trabajo (CGT) decidió una movilización para el jueves y un paro nacional para el viernes si se aprueba la reforma previsional, luego de una reunión de más de dos horas que se realizó desde las 16 en la sede de Azopardo.

Así lo anunció Juan Carlos Schmid, uno de los miembros del triunvirato que dirige la central, quien además anunció que el jueves se plegará a la jornada de movilización convocada por ambas CTA.

La jugada del macrismo sorprendió a los sindicalistas, quienes en un principio tenían previsto reunirse recién el jueves ya que esperaban que el proyecto para modificar las jubilaciones fuera tratado el próximo 20 de diciembre.

La sesión extraordinaria de Diputados fue convocada para las 14 y el temario incluye el tratamiento del proyecto de reforma tributaria, que también obtuvo dictamen de mayoría el martes pasado, y podría recibir media sanción.

Cambiemos considera que, aunque ajustado, tiene el número de votos para aprobar la norma previsional con media sanción del Senado y aval de los gobernadores.

Mientras tanto, algunos dirigentes de la central habían advertido que llevarían adelante medidas de fuerza en respuesta a la decisión del oficialismo. Finalmente, lo confirmaron.

"Muchos compañeros van a movilizar, está latente el clima (de conflicto)", dijo a iProfesional durante la previa el secretario de interior de la CGT, Francisco "BarbaGutiérrez.

El metalúrgico realizó el martes un acto en rechazo a "la baja de sueldos de los jubilados" junto al titular de los docentes bonaerenses Roberto Baradel, que es considerado enemigo público por el Gobierno.

Baradel ingresó ayer junto al bancario Sergio Palazzo a la comisión previsional de Diputados, donde el proyecto oficial obtuvo dictamen en medio de una sesión agitada por manotazos y gritos.

Los dos sindicalistas forman parte de la multisectorial encabezada por el secretario gremial de CGTPablo Moyano. Pese a que el sindicalista mantiene un perfil bajo tras las detenciones en Independiente, avaló la convocatoria a una protesta para el día que se trate la reforma jubilatoria.

Así lo confirmó el martes a este medio el titular de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, quien también integra el ala dura del sindicalismo junto a la CTA Autónoma, que lidera Pablo Micheli.

En tanto, el secretario de políticas educativas de la CGT, Sergio Romero, advirtió este miércoles que los maestros no permitirán la modificación de las jubilaciones en la educación, una de las actividades que goza de un régimen especial, junto a judiciales y diplomáticos.

"Si esta reforma previsional afecta al sector docente, mi gremio pone en riesgo inicio de clases en el país", afirmó a iProfesional Romero, titular de la Unión de Docentes de Argentina (UDA), minutos antes de la reunión de la Central.

Romero mantiene un contacto fluido con los funcionarios del Gobierno. En las últimas dos semanas fue recibido por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el de Educación, Alejandro Finocchiaro.

Triaca le prometió que no se modificaría el régimen solidario y de reparto jubilatorio de los docentes. El acuerdo fue ratificado luego por el titular de la ANSES, Emilio Basavilvaso. Pero los gremios ven que el Gobierno avanza en su liquidación.

Además de la cuestión previsional, que es rechazada por todo el arco gremial, la decisión de la AFIP de volver a incluir el medio aguinaldo de fin de año en Ganancias también enojó a muchos miembros de la CGT.

La medida encendió las alertas en la educación. Allí el docente con dos cargos y 30 horas cátedra es alcanzado por el gravamen y estiman que con los últimos cambios será afectado un 40% de 1,2 millones de maestros en todo el país.

"(Los funcionarios) tienen que mostrar sensibilidad", se quejó Romero.

Ahora, el sindicalista espera recibir un llamado del jefe de Gabinete, Marcos Peña. "El Gobierno decidió aplicarle descuentos al aguinaldo. Otra vez jaquean el bolsillo de los trabajadores, vamos a hacer reclamo pertinente para que no le haya descuentos", aseguró el titular de UDA.

SECCIÓN Politica